Competiciones

JAVIER MARTÍN

Butarque engaña

Butarque engaña. En sus muros nada es lo que parece. Ni siquiera parece un estadio de Primera. Pequeño, coqueto, sin palcos privados, ni zarandajas.