MOTOGP

Pol deja sin preparador físico a Lorenzo ante su salto a Ducati

Marc Rovira, que llevaba tres años encargándose de la preparación de Jorge, trabajará a partir del año que viene con Espargaró.

Marc Rovira con Jorge Lorenzo.
Instagram

El 2017 será uno de los años más importantes en la trayectoria de Lorenzo. Afrontará un reto que ni el mismo Rossi pudo llevar a buen puerto: intentar ganar con Ducati. Adaptarse a su nueva moto, la Desmosedici, será el primero paso, algo que ya empezó a hacer durante el test de Valencia que cerró la temporada, y tendrá que afrontarlo con un hándicap. El preparador físico que ha cuidado su preparación durante las tres últimas temporadas, Marc Rovira, ya no lo será más. Según informa ‘Motorsport’, será Pol Espargaró el que cuente con sus servicios.

Cuando Jorge vio que para volver a recuperar el trono de MotoGP que le había quitado Marc Márquez en 2013 tenía que ponerse más en forma que nunca, contrató a Rovira para que fuera su sombra y le sirvió para volver a ser campeón el año pasado. Ahora, no le acompañará a su salto a Ducati y tendrá que buscarse a un nuevo entrenador para seguir manteniendo su físico. Lo va a necesitar más que nunca ya que la Ducati es una moto más pesada y difícil de mover que la M1 de Yamaha.

Mientras que Rovira acompañaba a Lorenzo por todo el mundo para estar con él en todos los grandes premios, ahora se instalará en Andorra, donde tiene su residencia el pequeño de los hermanos Espargaró, y no viajará a todas las carreras como sí hacía con el mallorquín. Desde allí elaborará un plan de preparación para que Pol llegue en plenas condiciones al debut del Mundial en un año que también será trascendental para él puesto que debutará a los mandos de una motor oficial como es la KTM, marca que debutará en MotoGP.