RALLY DE PORTUGAL

El Hyundai de Paddon acabó calcinado tras un accidente

El ganador de la última cita del Mundial en Argentina se salió y su coche fue pasto de las llamas. La organización tuvo que neutralizar el tramo.

Oporto
El Hyundai de Paddon acabó calcinado tras un accidente
WRC

Del cielo al infierno. Hayden Paddon ha pasado del Olimpo tras ganar la última cita del Mundial de Rallys en Argentina, a ver como su coche acababa calcinado, pasto de la llamas, en el quinto tramo del Rally de Portugal.

Fue en la especial de Caminha, muy cerca de la frontera con Galicia, donde el Hyundai del neozelandés se salía en una curva a izquierdas. El accidente no fue muy fuerte, pero el coche comenzó a arder, y nadie pudo impedir que acabase calcinado. Poco después el estonio Ott Tanak se salía en el mismo sitio, y se las vio y deseó para salvar a su Ford de las llamas. Paddon no podrá reengancharse dado el desastroso estado de su coche, pero Tanak espera reparar y reengancharse mañana.

Paddon se salió y su coche salió ardiendo.

Paddon se salió y su coche salió ardiendo.

El tramo tuvo que ser neutralizado, y los organizadores dieron un tiempo impartido a los pilotos que no pudieron correrlo. En un principio colocaron una diferencia al hasta entonces líder, Kris Meeke, de 44 segundos respecto al mejor tiempo marcado por Dani Sordo, que se colocaba líder. Pero, tras quejarse el equipo Citroën, le dieron a Meeke la victoria en el tramo, con un tiempo 5 segundos mejor que el del español. ¡Sin haber corrido! Cosas de los rallys.