Gaming Club
Regístrate
españaESPAÑAméxicoMÉXICOusaUSA

Actualidad

El CEO de PlayStation asegura que a los editores “no les gusta Xbox Game Pass”

Jim Ryan reconoce que su verdadera intención es bloquear la compra de Activision Blizzard.

Actualizado a
Jim Ryan, actual consejero delegado y presindente de Sony Interactive Entertainment.

Tercer día del juicio entre Microsoft y la FTC -Federal Trade Comission- en busca de aprobación de la compra de Activision Blizzard, y tercer día de declaraciones jugosas. Uno de los que testificó en el día de ayer fue Jim Ryan, CEO de PlayStation, que, sin paños calientes, aseguró que a los editores “unánimemente, no les gusta Xbox Game Pass”.

“He hablado con todos los editores, y unánimemente no les gusta Game Pass porque es destructor de valor”, dijo Ryan. El abogado de Microsoft preguntó a Ryan acerca de si era la opinión realmente de todos los editores, a lo que Ryan respondió que era “el punto de vista común” de todos aquellos con los que ha hablado. También confesó que esperaba más de los 25 millones de suscriptores que notificó Microsoft en enero de 2022, cuando son los últimos datos que la compañía norteamericana publicó sobre su servicio de suscripción.

Ryan reconoce su verdadera intención

Hace ya unos meses, y es que llevamos unos cuantos con este culebrón, una ejecutiva de Activision Blizzard afirmó que Ryan había dicho, textualmente, que no quería un acuerdo por Call of Duty, sino bloquear la compra. El directivo de PlayStation así lo ha reconocido ante el juez.

“Le dije a Bobby (Kotick, CEO de Activision Blizzard) que pensaba que la transacción era anticompetitiva, así que confiaba en que los reguladores hicieran su trabajo y la bloquearan”, dice Ryan. “Lo que Bobby quería hacer es cubrirse extendiendo la colaboración de marketing entre Sony y Activision, teniendo en cuenta el caso de que la transacción no se completara”.

Jim Ryan, jefe de PlayStation
Ampliar
Jim Ryan, jefe de PlayStation

Sobre la exclusividad de los juegos de Activision Blizzard

En la misma sesión, Ryan fue preguntado sobre las exclusividades de juegos de Bethesda, tales como Redfall o Starfield, a lo que respondió de manera prácticamente idéntica. “No me gustan, pero no las considero anticompetitivas”.

El directivo insiste en que la estrategia de PlayStation es priorizar el desarrollo de grandes exclusivos para competir con Game Pass. “Una de las razones por las que invertimos de manera masiva en el desarrollo first party es para proveernos de un arma contra la presión de un modelo de negocio histórico”, dice.

Pero... ¿y la hipotética exclusividad de juegos de Activision Blizzard? Ryan afirma que cree que lo mejor sería que los juegos de la compañía siguieran apareciendo en consolas PlayStation... pero no necesariamente para Microsoft. “Es una pregunta hipotética que no desearía responder”, preguntado sobre si, en el hipotético caso de que fuera responsable de Microsoft, continuaría lanzando los juegos de Activision Blizzard en el resto de plataformas.

Como vemos, la batalla sigue librándose en los juzgados norteamericanos, y aún nos queda por “disfrutar” de las declaraciones de Satya Nadella, CEO de Microsoft, y Bobby Kotick, su homólogo de Activision Blizzard.

Fuente: The Verge