Series

Netflix y HBO cuentan cómo habrían hecho ellas Los Anillos de Poder

Un remake de las películas, series sobre Gandalf y Aragorn... al descubierto lo que HBO y Netflix propusieron al Tolkien Estate para hacer El Señor de los Anillos.

Los Anillos de Poder está en boca de todos y parece haber infectado a la humanidad con el más terrible de los virus: la imperiosa necesidad de compartir opiniones que nadie ha pedido. Críticas y defensas a ultranza a un lado, resulta curioso imaginar cómo habría sido la serie de caer en otras manos que no fueran las de Amazon Prime Video. Y es precisamente eso lo que se ha desvelado en las últimas horas, las ideas y propuestas que presentaron Netflix y HBO para hacerse con los derechos de El Señor de los Anillos y desarrollar sus propias series.

HBO quería contar la historia de las películas

Según informa The Hollywood Reporter, HBO propuso hacer una serie remake de las películas de El Señor de los Anillos. En ella mantendrían la ambientación en la Tercera Edad y narrarían a su manera la epopeya de Frodo y compañía a través de la Tierra Media. La plataforma no hizo un alarde de imaginación, pero sí de inteligencia.

Tolkien Estate, la organización legal que gestiona la obra y el patrimonio de JRR Tolkien, encabezada por los hijos y nietos del autor, ha dejado claro en más de una ocasión que estos no están del todo conformes con las adaptaciones de Peter Jackson. HBO puso el dedo en la llaga y les ofreció lo que siempre habían querido. Contar la historia de manera acorde a como ellos creían que debía ser contada.

Con todo, la asociación no fue tan estúpida como para ponerse a competir con el legado de Jackson, ganador de 17 premios Oscar y el reconocimiento mundial. Por mucho que piensen que las películas "mutilaron y destriparon los libros", tal y como declaró hace poco Christopher Tolkien, el hijo del autor, al final declararon no estar interesados en pisar el mismo terreno y HBO perdió su oportunidad.

Netflix quería series sobre Aragorn y Gandalf

En cuanto a Netflix, la pionera del mundo del streaming trató de vender la idea de crear un Universo Marvel, pero de El Señor de los Anillos. La plataforma ensalzó a los personajes de la obra de Tolkien y presentó varios ejemplos de lo que quería decir. Desde una serie sobre las aventuras de Gandalf en la Tierra Media hasta un drama sobre Aragorn que narrara los orígenes y la caída inicial del futuro rey de Gondor.

La idea "horrorizó al Tolkien Estate" y este no quiso saber nada de la misma ni cuando el dinero entró en juego. Varias fuentes indican que la famosa oferta de 250 millones por hacerse con los derechos de El Señor de los Anillos nunca fue de Amazon, sino de Netflix. La cifra que terminaría pagando la compañía de Bezos por unos meros apéndices también asombra, pero nunca alcanzó esos números. Por suerte o por desgracia, ni todo el oro del mundo fue capaz de convencer a los herederos del autor de hacer un UCT, Universo Cinematográfico de Tolkien.

Veremos qué le depara el futuro a la marca, pues al final tan codiciados derechos han acabado en manos de Embracer Group, quien hace unos meses anunció su compra y hasta se atrevió a insinuar películas sobre Gandalf y Gollum. Ojalá conozcamos también en un futuro cuál ha sido su aproximación al Tolkien Estate y como logró convencer a los mayores agnósticos del sector audiovisual. Lo único seguro es que si no es por Amazon, Galadriel no hubiera podido darnos la turra cada viernes.