Twitch

Twitch corta el grifo y reducirá los ingresos de los streamers del 70/30 al 50/50

La plataforma de streaming anuncia que se acabaron los acuerdos especiales a la hora de dividir los ingresos y beneficios, sin secretismo y con igualdad.

Se vienen cambios en Twitch y no van a gustar a todo el mundo. El presidente de la plataforma de streaming, Dan Clancy, ha compartido una carta en la web de la compañía en la que actualiza su política de monetización e ingresos. En ella, Clancy empieza explicando que hasta ahora se solían dividir los beneficios de cada suscripción al 50/50, quedándose la mitad Twitch y la otra mitad el creador de contenido de turno. Aún así, el ejecutivo también reconoce que, a medida que ciertos usuarios iban creciendo, se les ofrecían acuerdos especiales y personalizados, los cuales no eran de conocimiento público y no resultaban justos para el resto de la comunidad.

Adiós a los acuerdos especiales

"Dejamos de ofrecer los acuerdos premium hace un año y hemos estado reflexionado sobre ellos desde entonces. Primero llegamos a la conclusión de que no hemos sido transparentes con tales acuerdos. Después nos hemos fijado en que los criterios de calificación para los mismos no eran consistentes y se dirigían sólo a los streamers más grandes. No creemos que sea correcto que los contratos varíen los ingresos según dicho aspecto".

"En un mundo ideal, todos los streamers deberían estar bajo los mismos términos independientemente de su tamaño. Sin embargo, instaurar una política así tendría un impacto negativo en todos esos creadores que fueron fundamentales para ayudarnos a construir Twitch tal y como lo conocemo hoy en día. Esos streamers dependen de los acuerdos adicionales para mantener su nivel de vida".

"Nuestra solución será la de mantener esas ofertas premium con una partición de ingresos de 70/30 (70 para los streamers y 30 para Twitch), pero sólo para los primeros 100.000 dólares que ganen. A partir de esa cantidad dividiremos todo de manera estándar, 50/50. Este cambio entrará en vigor a partir del 1 de junio de 2023 y sólo afectará a los streamers con contrato cuando toque renovar el mismo. Aproximadamente el 90% de los streamers no se verán afectados por el camino, pero queríamos avisar con tiempo a aquellos que sí, los cuales también contarán con un Programa de incentivos que les permitirá ingresar el 55% para compensar", concluye la misiva de Clancy.

¿De verdad se hace por justicia?

Aunque a Twitch se le llena la boca con la igualdad, la transparencia y la justicia, dichos términos parecen no ser las únicas razones para el cambio. En última instancia, casi al final de la carta, Clancy menciona a Amazon y el coste del servicio. Usar las tarifas del Interactive Video Service (IVS) de Amazon Web Services le cuesta a la compañía cerca de 1000 dólares al mes por cada usuario de Twitch que transmite 200 horas.

"Normalmente no hablamos de esto porque, francamente, no deberíais tener que pensar en ello y preferimos que os concentréis en lo que mejor sabéis hacer. Pero para responder a la pregunta, no podemos ignorar el alto costo de brindar un servicio como Twitch (la alta definición, baja latencia... etcétera)". Vamos, que la propia Amazon, sus herramientas y costes incluso para con los suyos son también parte de lo que está lastrando a la plataforma y provocando el nuevo 50/50.

¿Cómo reaccionarán los creadores de contenido a la decisión?