BeTech: noticias de tecnología

ROBÓTICA

Los robo-taxis ya operan en Estados Unidos: San Francisco es la primera

La compañía Cruise ha recibido el primer permiso concedido por California (y EEUU) para un servicio de taxis sin conductor.

0
Los robo-taxis ya operan en Estados Unidos: San Francisco es la primera

Desde que compañías como Uber y Cabify irrumpieron en el panorama de los transportes urbanos, estos han cambiado bastante, y ahora sólo necesitas una aplicación para solicitar un servicio a través del móvil. Pero la entrada de Tesla en el sector de la automoción, con su propuesta de vehículos autónomos, hizo soñar a varias compañías -entre ellas Uber- con un servicio de taxis autónomos que no tienen conductor. Un servicio de robo-taxis que ya es una realidad.

Los Robo taxis de Cruise

El servicio de taxis robóticos Cruise recibió la semana pasada el primer Permiso de Despliegue sin Conductor (DDP) concedido por la Comisión de Servicios Públicos de California, que le permite “cobrar una tarifa por los viajes sin conductor que ofrecemos al público aquí en San Francisco”. Esto significa que Cruise es hoy por hoy “la primera y única empresa en operar un servicio comercial de ridehail sin conductor en una gran ciudad de Estados Unidos”.

Y como tal, de momento tiene varias limitaciones: la flota inicial de Cruise, compuesta por 30 coches eléctricos, se limitará a transportar pasajeros en las zonas menos congestionadas de San Francisco entre las 10 de la noche y las 6 de la mañana. El servicio tampoco podrá operar con lluvia intensa o niebla. Con ello se pretende minimizar las posibilidades de que los taxis robóticos causen daños materiales, lesiones o la muerte si algo sale mal.

También permitirá a los reguladores de la Comisión de Servicios Públicos de California evaluar el funcionamiento de la tecnología antes de permitir la expansión del servicio.

Taxis sin conductor

Cruise, una empresa controlada por el fabricante de automóviles General Motors, ha estado ofreciendo viajes gratuitos sin conductor en la ciudad desde febrero, junto con otro pionero de los coches robóticos, Waymo. Pero para cobrar a los pasajeros, se requería que un conductor humano tomara el control si algo iba mal con la tecnología.

Ahora, los coches de conducción autónoma han sido autorizados a ir solos mientras cobran a los pasajeros por el viaje con el nuevo "Permiso de despliegue sin conductor". Los vehículos sin conductor han sido aclamados como una forma de abaratar los viajes en taxi y reducir los accidentes de tráfico y las muertes causadas por los conductores humanos.

Los organismos reguladores concedieron ayer por unanimidad el permiso, a pesar de los problemas de seguridad derivados de la incapacidad de Cruise para recoger y dejar pasajeros en la acera en sus taxis autónomos, lo que obliga a los vehículos a aparcar en doble fila en los carriles de circulación. Gil West, director de operaciones de Cruise, celebró en el blog oficial de la compañía la votación del jueves como "un paso de gigante en nuestra misión de salvar vidas, ayudar a salvar el planeta y ahorrar tiempo y dinero a la gente".

Cómo funciona el taxi robótico de Cruise

El Cruise AV está construido sobre la base del Chevy Bolt, con un 40% de su hardware exclusivo para la conducción autónoma. Este dispone de más de 40 sensores, lo que le confiere una visión de 360º y la capacidad de cartografiar la ubicación de los objetos circundantes con una precisión de centímetros

El vehículo es capaz de considerar múltiples trayectorias por segundo y cambia constantemente su ruta en función de las condiciones de la carretera. El coche utiliza esta información para indicar a las ruedas, el acelerador, los frenos y la dirección qué hacer y cómo reaccionar ante los cambios.

¿Estarías dispuesto/a a usar estos nuevos robo-taxis? ¿O prefieres que el coche en el que vas lleve un conductor humano, y no digital?