The Quarry
The Quarry
Carátula de The Quarry

The Quarry, análisis. ¿Lograrás sobrevivir la noche en Hackett’s Quarry?

Jugamos a The Quarry, lo Nuevo de Supermassive Games y 2K Games, para contaros cómo evoluciona la fórmula de Until Dawn y qué tal ha salido.

¿Qué puede hacer un grupo de jóvenes ante una peligrosa amenaza que roza lo paranormal? La respuesta es más bien poco y The Quarry se encarga de dejar claro que no será nada sencillo ver el amanecer en Hackett’s Quarry. De hecho, por mucho que nos esforzamos, en nuestra primera partida únicamente llegó un personaje vivo a ver la luz del sol de nuevo. Una de nueve. Miedo, desafío, dudas, decisiones con poco margen y tensión constante. Todo esto nos ofrece lo nuevo de Supermassive Games y 2K Games para demostrar cómo han pulido la fórmula que empezaron a confeccionar con Until Dawn años atrás. Y qué buen resultado han logrado para crear una obra imprescindible para los fans del terror y los slasher. Os lo contamos tras haber pasado muchas horas explorando los peligros de Hackett’s Quarry.

9 monitores y un solo destino…sobrevivir

Un grupo de jóvenes monitores llega a un recóndito campamento de verano, que descansa en medio de un bosque, con la misión de pasar un par de meses cuidando a un grupo de niños. Todo parece fluir con normalidad menos por el hecho de que dos de ellos no se presentaron al empezar la temporada. Ya en su último día, cuando llega el momento de las despedidas, una decisión particularmente egoísta causa que se queden atrapados en Hackett’s Quarry una noche más. Desgraciadamente para ellos: no se trata de una noche cualquiera.

A pesar de las advertencias del líder del campamento, los jóvenes desoyen sus consejos y preparan una última fiesta a la intemperie con hoguera, cervezas y juegos. Sin supervisión. Y sin protección. A medida que la luna llena ilumina la oscura noche empiezan a escuchar gruñidos y sonidos de misteriosa procedencia…hasta que descubren de dónde vienen. Y desde ese momento tocará una buena dosis de gritos, echar a correr, esconderse y defenderse con lo que puedan. Todo en nuestras manos y dejándonos con un poder de decisión muy alto.

Jugabilidad pulida centrada en la narrativa

Como ocurre en el resto de juegos de corte similar que Supermassive ha lanzado en los pasados años, The Quarry se centra en su trama y la jugabilidad queda en un segundo plano. Sin embargo, en esta nueva entrega se han esforzado en pulir y mejorar la experiencia a los mandos para hacerla más compleja, en todos los sentidos. Escoger qué opción de diálogo preferimos en cada caso, tomar decisiones constantes (cuyo resultado suele ser inesperado y a menudo catastrófico), quick-time events para las acciones y tener que quedarnos quietos y aguantar la respiración hasta que el peligro que nos acecha se aleje son algunos de los ejemplos que podemos poner en práctica.

Por otro está la exploración. A medida que cambiamos el control entre los nueve personajes tenemos la oportunidad de pasearnos por escenarios más amplios o bien pasilleros en los que es posible encontrar cartas del tarot coleccionables para mostrar a una misteriosa mujer que nos habla directamente, y rompiendo así la cuarta pared, entre capítulos. Tal y como funcionaron los tótems de Until Dawn, estas cartas sirven para observar un pequeño fragmento del futuro, ya sea peligro u oportunidad, y poder actuar al respecto. Además, en estas fases de exploración también podemos descubrir otras pistas que nos ayuden a avanzar además de a comprender mejor la trama del juego.

Podemos jugar en solitario o bien acompañados de amigos, ya sea en modo local, pasándonos el mando a cada cambio de personaje, o bien online. En esta modalidad existe la opción de crear una votación para tomar cada una de las decisiones, por lo que los espectadores que estén viendo la partida podrán escoger qué camino tomar en cada caso. Además, The Quarry también ofrece un modo película en el que proponen que dejemos el mando aparcado y tomemos una serie de decisiones iniciales que marcarán el desarrollo de toda la aventura y su desenlace sin poder intervenir en el proceso.

Todo ello crea una enorme rejugabilidad, puesto que existen más de 180 finales diferentes y es muy complicado que en nuestra primera partida logremos obtener un resultado satisfactorio antes de que los créditos rueden por la pantalla. Esto se debe a que morir será algo mucho más sencillo que sobrevivir. No bastará únicamente con fallar los quick-time events o tomar una decisión claramente errónea y peligrosa. ¿Esconderte o correr? ¿Quedarte en la cabaña o salir a buscar a los demás? ¿Disparar o no?

En caliente no es nada sencillo tomar este tipo de decisiones y aunque ampliemos el tiempo para tomarlas nunca estará del todo claro cuál será la que conduzca a un lugar seguro. Eso es algo que nos ha gustado especialmente, a pesar de la frustración que produce que se te mueran los personajes que controlas, ya que convierte a The Quarry en el juego más realista, dentro de lo posible, de todos los del género que hemos jugado.

A pesar de que los primeros compases del guion nos hagan poner los ojos en blanco en más de una ocasión, a medida que la trama se desarrolle encontraremos conversaciones sorprendentemente convincentes y realistas, que incluso nosotros podríamos llegar a tener si nos viéramos en una situación similar. Sigue manteniendo los toques de humor típicos del slasher, pero los momentos para reírse se reducirán a medida que los 10 capítulos se desarrollen hasta llegar a un posible desenlace que nos ponga los pelos de punta y nos deje con una sensación de miedo en el cuerpo. Realmente bien logrado y equilibrado.

De hecho, en nuestro caso jugamos al desenlace de nuestra primera partida antes de irnos a dormir y tuvimos que ir acompañados al baño, puesto que temíamos ver aparecer algo en el espejo o bien notar un roce en el pie mientras tratábamos de conciliar el sueño. Hasta optamos por taparnos con la sábana a pesar del calor veraniego para contrarrestar el miedo que nos dejó grabado el desenlace gore y terrorífico de nuestra partida.

Un apartado gráfico de película

Otro de los puntos que más acercan a The Quarry a ser toda una experiencia cinematográfica es su gran calidad gráfica. El trabajo de motion capture logra alcanzar unas cotas excelentes para mostrar unos rostros realistas en los actores como David Arquette (Chris, conocido por su papel en la saga Scream) o Ariel Winter (Abigail, la pequeña de Modern Family). A pesar de que algunas animaciones sean un tanto extrañas y propias del conocido como “valle inquietante”, en general el resultado es muy positivo en este ámbito.

En lo técnico sí nos hemos encontrado con algún que otro bug y problema menor, pero nada suficientemente grave como para hacernos reiniciar nuestra partida ni interrumpirla de forma brusca. Tanto las cinemáticas como la parte de jugabilidad es bastante fluida e incluso al jugar en nuestro PC, que no es ni de lejos de lo mejor del mercado, pudimos disfrutar de una calidad general muy alta y sin apenas tirones de frames. Eso sí: cuánto mejor sea tu ordenador o consola más disfrutarás en este aspecto. Por otro lado, las opciones de accesibilidad que ofrece el título permiten ajustar la experiencia de juego y su dificultad a nuestro gusto. Alargar el tiempo para tomar decisiones o eliminar los momentos en los que debemos aguantar la respiración son únicamente un par de ejemplos que The Quarry ofrece para adaptar cada partida a nuestros gustos particulares.

Por último, su apartado sonoro se compone de una BSO con grandes temazos licenciados, otras pistas de audio destinadas a crear tensión y acompañar los momentos clave de la acción y un elenco de voces de actores que brilla por su variedad. En nuestro caso jugamos a la versión con doblaje en españoly aunque hay determinados papeles que no están a la altura otros ayudan a elevar al resto a una calidad aceptable. En general, toda la experiencia de juego resulta muy cinematográfica, perfecta tanto para los amantes del género del terror y los slasher como para aquellos que únicamente quieren sentarse en el sofá y disfrutar de (o sufrir con) lo que ven en pantalla.

CONCLUSIÓN

The Quarry toma las bases de lo que sembró Until Dawn en su momento y lo supera con creces. Un título desafiante y muy rejugable, en el que las decisiones correctas que llevarán al grupo de nueve jóvenes a ver de nuevo la luz del sol no están nada claras. Con una trama que engancha desde el principio y una jugabilidad pulida, podemos disfrutar de la nueva aventura de terror de Supermassive Games en solitario o en compañía. Imprescindible para los fans de los juegos del estudio y muy recomendable incluso para los poco habilidosos a los mandos, ya que el pasarse el controlador en los momentos clave, hacer uso de sus funciones de accesibilidad o bien sentarse a disfrutar del Modo Película son opciones más que válidas para disfrutar de una experiencia terroríficamente divertida.

LO MEJOR

  • Con las bases de Until Dawn…pero mejor
  • Una trama que engancha desde el principio
  • Terror en estado puro, bien equilibrado con dosis de humor
  • Un nivel de rejugabilidad muy alto
  • Es difícil saber qué decisiones tomar…

LO PEOR

  • …algo que puede llegar a ser frustrante
  • Algunos bugs y problemas técnicos
8.5

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.