Efecto colateral

Sony cae un 13% en bolsa tras el acuerdo Xbox-Activision; mínimo en tres meses

El cierre de este martes deja a la compañía japonesa en su mínimo en bolsa desde el pasado mes de octubre de 2021. Golpe de efecto de Microsoft.

Sony Group Corporation (SONY) ha caído un 12,79% en bolsa tras la apertura de este miércoles 19 de enero en el principal selectivo del mercado bursátil japonés, el Nikkei. El acuerdo de compra entre Microsoft y Activision Blizzard a cambio de 68.700 millones de dólares ha agitado el mercado. La transacción, que espera cerrarse en 2023, supondrá la llegada a Microsoft Gaming de unos 10.000 trabajadores, multitud de grandes licencias y una decena de estudios; desde Blizzard Entertainment hasta las subsidiarias de Activision. La reacción ha sido inmediata.

Porque PlayStation es el mayor competidor del ecosistema Xbox; y viceversa. Ambas gigantes cotizan en bolsa y, de acuerdo con datos facilitados por la propia Microsoft en su portal corporativo con motivo de este movimiento, Microsoft se convertirá en la tercera compañía de videojuegos más grande del mundo por volumen de ingresos; solo por detrás de Tencent y Sony.

El impacto de este multimillonario movimiento de la empresa de Redmond ha tenido un efecto inmediato en Sony, que se ve ahora mismo en su mínimo en bolsa desde el pasado mes de octubre de 2021.

Qué dicen los analistas de mercado del movimiento Xbox-Activision

“A largo plazo, esto demuestra que Microsoft está operando a un nivel totalmente diferente al de Sony y Nintendo”, ha comentado la analista de mercado DFC Intelligence acerca del acuerdo entre Microsoft y Activision Blizzard. “Sony y Nintendo tienen una presencia enorme en el sector de los videojuegos, pero esas dos compañías japonesas más pequeñas tienen que esforzarse para poder jugar en el mayor espacio estratégico al que se dirige la industria”.

En efecto, el capital de empresas como Sony y Nintendo es muy inferior al de una corporación como Microsoft, cuyo espectro de negocio es mucho más amplio. “Más bien, Microsoft compite con Google, Amazon, Apple, Facebook y otros. Esta adquisición pondría inmediatamente a Microsoft en una sólida posición estratégica”, terminan.

Te puede interesar:

Fuentes | Bloomberg; VGC