Space Jam: Nuevas Leyendas
Space Jam: Nuevas Leyendas
Carátula de Space Jam: Nuevas Leyendas

Space Jam: A New Legacy The Game, análisis. Como la película sea igual…

  • Cesar Otero @DieOpheliac

Nos echamos unas canas… No, espera, este juego no va de eso, pero sí tiene pelotas y además muchas galletas.

“No me llames… muñeca”, Lola Bunny

Más que una película, una brillantísima operación comercial, la primera Space Jam triunfó porque tenía encanto, sabía reírse de sí misma y su universo, contaba con un ritmo brutal y todo lo que los peques / teens de los 90 adorábamos: Los Looney Tunes, música ‘cool’, el tesoro nacional de Bill Murray sin guión y Michael Jordan, un dios en esa década -pero tal que así, un dios, como Michael Jackson en la música. Era animación + Live action a lo Roger Rabbit, y verla hoy día es como ver toda esa nostalgia 90s -divertida, buen rollito, la música (PEDAZO de bso sigue teniendo), los ‘looks’, la ropa- concentrada en 90 minutos.

Este verano tenemos Space Jam: A New Legacy, que llega casi 30 años después… Y obviamente, no es para los niños 90s que ahora son papis, sino para sus hijos y para esta década, cuyo tráiler ya promete una catarata de auténtico ‘products placement’ de Warner igual que hacen en sus LEGO Películas.

No sabemos cómo será esa secuela, porque no la hemos visto aún -¿Se convertirá en un icono como la original, una cápsula del tiempo de su época y un éxito en cuando a peli que los niños querrán ver 200 veces?-, pero sí hemos jugado a su videojuego. Y lo mejor que se puede decir es esto: Menos mal que es gratis.

TUNE SQUAD 21th

Space Jam tuvo un videojuego (para la primera PlayStation) en el que se mezclaban 4 minijuegos con partidos de baloncesto contra los Monstars -el típico juego mediocre pero que para un niño/a que acababa de salir de ver la peli era el puñetero GOTY de la década. Pero para A New Legacy, Warner ha tomado dos decisiones: Hacer un juego de acción puro retro y Free to Play.

Así, Space Jam: A New Legacy - The Videogame es un ‘yo contra el barrio’ super clásico, además en purititas 2D de avance lateral en el que despejar cada pantalla de enemigos, pasar a la siguiente, resolver algún que otro desafío de escenario y enfrentarte a un Final Boss.

Hay una trama que sigue la de la peli, y al inicio te da a elegir entre tres personajes: Bugs Bunny, LeBron James y… como sorpresa, Lola Bunny -lo que nos ha encantado. Pero en la práctica, honestamente da igual a quien elijas, porque en 30 minutos veras la pantalla ‘The End’. Así es: Este juego sólo dura media hora, con unos 10-15 minutos adicionales en el modo Boss Rush si te apetece. Son 3 niveles + 3 Jefes Finales y se acabó.

Pelotas y Galletas

A nivel jugable nos encontramos con un sólo botón de ataque, por lo que el 99% de los combos que harás dependen de lo rápido que lo pulses sin que el enemigo contraataque. Adicionalmente tienes una ‘skill’ en forma de carta que representa a un miembro de tu equipo Tune. Y según el que elijas, te dará un tipo de poder u otro: Si es el Correcaminos, tu velocidad de movimientos y golpeo será mayor; si es la abuelita Granny tendrás items de salud que irá dejando caer; si es el demonio de Tasmania, pues imagínatelo: caos total en pantalla y daño a todos los enemigos.

La skill la usas con el botón Y, y lo bueno es que tiene un penalizador de recarga para que no abuses de ella -aunque honestamente, se carga bastante rápido. El otro item es, como no podía ser de otra forma, una especie de ‘arma’ en un balón de basket que el personaje va botando y puede usar para golpear a distancia y para hacer un ataque potenciado, en un guiño no sabemos si voluntario o no precisamente a Michael Jordan: Chaos in the Windy City, un olvidado título de Electronic Arts para la Super Nintendo protagonizado por Su Altura Real. Y no te preocupes si lo ‘pierdes’, porque en cuanto sale de pantalla el canario Piolín te lo trae volando.

Y ya está… En los 3 niveles temáticos -hay de todo, desde robots hasta momias- encontrarás momentos en los que golpear elementos del escenario para huir de trampas, pero no abundan. Y los Bosses tampoco te lo ponen muy difícil. Se agradece mucho el multijugador a 3, pero es solo local y no tiene online, lo que le habría dado más gracia.

Pixelart GBA

Visualmente, A New Legacy - The Game es tremendamente resultón. De hecho es su mejor baza, presentando unos entornos y personajes en 2D bien animados, compuestos en puro Pixel Art y que nos han dado un déjà vu estupendo a un juego de la Game Boy Advance. Entra por los ojos y ese LeBron pixelado mola mucho -Un NBA 2K bajo ese aspecto visual y con un tono más arcade rollo NBA Jam sería una gozada, ahí lo dejamos. Y sonoramente apenas unas pocas frases que dejan caer los personajes.

CONCLUSIÓN

Disponible al inicio de julio gratis sólo para quien tuviese Xbox Game Pass Ultimate, Space Jam: A New Legacy - The Game está ya en abierto para todos los usuarios/as de Xbox One, Series S y Series X. Es un Free to Play sin micropagos, sin historias, acción de la vieja escuela Final Fight 90s durante 30 minutos y ya está. Si nos ponemos exigentes, el problema del juego es que, incluso con lo corto que es, se hace pesado / aburrido -algo que a un buen beat ‘em up no le pasa-, y que básicamente parece el típico juego gratuito para móviles que se saca como producto promocional para una peli 'inflado' para estrenarse en consolas. Siendo gratis y ofreciendo mil puntos de logros a pocos minutos, por ahí puede tener un pase. Pero que salga algo así en una época en la que hemos visto resurgir a Streets of Rage 4…

LO MEJOR

  • Que hayan metido a Lola Bunny y que tenga Coop para 3
  • Visualmente mola mucho: Ese LeBron James pixel-art…
  • 1000 puntos de logros fáciles de obtener

LO PEOR

  • 3 niveles y se acabó. 30 minutitos sólo
  • Que no tenga Coop online
  • Jugablemente se hace tedioso incluso durando un suspiro
  • Solo tres jefes, y el tercero bastante pesado (que no difícil)
4.5

Mediocre

Podía ser pero no ha sido y tras pasar unos breves minutos con él quedará archivado en la estantería para no jugarlo nunca más.