Los mejores puzles en PC

Más que puzles: juegos para pensar y y descubrir una gran historia

Descubrimos juegos con rompecabezas como mecánica principal, pero que son capaces de ir un paso más allá con otras mecánicas, trama, o más elementos.

El género de los puzles ha pasado por épocas de mayor o menor popularidad, pero nunca ha dejado de evolucionar. Desde el clásico entre clásicos, el soviético Tetris, hasta los últimos títulos independientes, los jugadores con gusto por darle vueltas a la cabeza para solucionar acertijos o unir piezas de una u otra manera han tenido siempre multitud de propuestas con las que disfrutar, pero en los últimos años hemos visto como este género ha ido un paso más allá. Diferentes estudios ya no se conforman con ponernos frente a frente con retos de más o menos dificultad mental, sino que muchos de ellos han sido capaces de hacerlo con un trasfondo de lo más atractivo tras sus mecánicas jugables. Vamos a descubrir algunos juegos con puzles, sí, pero también con mucho más que ofrecer:

Catherine: Full Body

Catherine es una de esas (benditas) rarezas con las que de vez en cuando nos obsequia Atlus, una compañía cuyo vocabulario no incluye la palabra “convencional”. En este título descubrimos la historia de Vincent Brooks, un treintañero que verá la relativa estabilidad de su vida junto a su novia Katherine amenazada por el miedo al compromiso, la infidelidad, y muchos otros temas relacionados con la pareja, y que en esta versión formará un divertido triángulo amoroso. En cuanto a los puzles, nuestro objetivo es escalar una sucesión de bloques situados en determinada posición los cuales podemos mover a nuestro antojo aunque evidentemente la cosa se complica según avanzamos, con bloques que reaccionarán de diferentes maneras… y nunca a nuestro favor. A modo de curiosidad, hay cierta y sorprendente escena competitiva del juego, sobremanera en Japón.

Braid

Puede que tantos años después haya quedado algo relegado, pero probablemente hablemos del videojuego que popularizó definitivamente la escena independiente. Hace ya casi 13 años que Jonathan Blow sorprendiera a propios y extraños con lo que aparentemente era un juego de plataformas en 2D, pero que escondía mucho, muchísimo más. Para empezar, una historia de “héroe en busca de su princesa” muy diferente, continuando por la presencia de coleccionables en forma de piezas de puzle con las que completar partes de la historia, pero por encima de todo, su peculiar mecánica de control del tiempo, que convertía el título en un rompecabezas contínuo y originalísimo. Aún hoy, prácticamente imprescindible.

Portal 2

Parecía difícil que Valve pudiera superar su divertido y retorcido juego de puzles basado en portales de 2007, pero lo hizo, y de qué manera, con Portal 2. Con una GlaDOS -la IA antagonista- que ya figura entre los villanos más carismáticos de la historia de los videojuegos, la compañía que comanda Gabe Newell fue capaz de dar varias vueltas de tuerca a la divertida fórmula que crearan cuatro años antes, además de dotarle de una capa más de profundidad narrativa. No contentos con eso, incluyeron también un sólido modo cooperativo para dos jugadores, con una trama exclusivamente creada para el mismo, y contaría con dos DLC lanzados tras su llegada original a las tiendas: Sixense Motion Pack y Peer Review, este segundo para su modo cooperativo. El esplendoroso 95 que luce en Metacritic dice mucho de la calidad de este clásico contemporáneo de los puzles.

Fez

El controvertido -y desaparecido- Phil Fish se hizo un nombre en la industria independiente gracias a un juego absolutamente genial como es Fez, en el que bajo una perspectiva a priori en 2D, para sus mecánicas más sencillas -como saltar o escalar-, pasábamos a una en 3D para resolver puzles relacionados con el entorno y precisamente, las perspectivas. El objetivo del juego es encontrar los 32 cubos repartidos por el escenario, algo que solo es posible con la “manipulación” del entorno, algo que entrecomillamos porque no es el escenario lo que controlamos, sino, como antes decíamos, los puntos de vista, cuyos cambios nos permiten realizar acciones antes imposibles. Curiosamente, el desarrollo de Fez hizo que Fish fuera uno de los protagonistas del documental Indie Game: The Movie, junto a los creadores de Super Meat Boy, entre otros. Posteriormente, y tras la cancelación de su secuela, Fish anunció su retirada definitiva de la industria del videojuego.

The Witness

De nuevo tenemos que mencionar a Jonathan Blow, ya que el creador norteamericano se sacaría de la manga un nuevo y fantástico título de puzles ambientado, esta vez en una isla en la que nosotros parecemos ser los únicos presentes. A lo largo y ancho de la misma se reúnen decenas de rompecabezas en forma en su mayoría de laberintos -aunque hay más variedad-, en los que Blow muestra toda su capacidad de inventiva, al tiempo que pone a prueba la del jugador, ya que no deja absolutamente nada parecido a instrucciones para la resolución de todos estos puzles. Más bien es la capacidad de observación del jugador la virtud primordial del mismo para poder avanzar en un juego extenso y cuyo apartado artístico adorna una propuesta de lo más atractiva para los fans del género.

El Profesor Layton

Aquí no podemos hablar solo de un juego, ya que esta veterana saga nacida en 2007 ha dado pie a casi diez entregas, siendo la última de ellas El misterioso viaje de Layton: Katrielle y la conspiración de los millonarios, aparecida hace ya 4 años en Nintendo Switch. El atractivo visual inherente a la obra de Level 5 se suma aquí a un desarrollo muy variado en el que conversar con diferentes NPC, explorar e investigar entornos y por supuesto, resolver acertijos de diversa índole. Sin duda el dúo protagonista, Layton y su discípulo Luke Triton rinde un homenaje a uno de los detectives más populares de la historia, como Sherlock Holmes -también protagonista de videojuegos de investigación-, y curiosamente protagonizó un divertido crossover con Ace Attorney lanzado en 2014 en una colaboración entre Level 5 y Capcom.

The Talos Principle

Por increíble que parezca, el mismo equipo creador de varias entregas del gamberro FPS Serious Sam fue quien nos trajo The Talos Principle, un juego con más de 100 rompecabezas y cerca de 20 horas de duración que ofrece también una peculiar historia contada a través de ordenadores. Esta trama además es realmente densa, con lo que es de agradecer el trabajo de traducción, localización, e incluso doblaje al castellano, de este pequeño estudio croata llamado Croteam, que supo añadir una música muy acorde al género para completar un apartado sonoro de verdadero sobresaliente. The Talos Principle conjuga una jugabilidad original en el género, con rompecabezas en un punto muy ajustado de desafío sin ser frustrantes, con una sorprendente libertad para el jugador, el cual puede resolverlos prácticamente en el orden que desee, y así evitar atascarse en uno en concreto. Una de las grandes sorpresas de la pasada generación, y no solo del género de los puzles.

Catherine: Full Body

Catherine: Full Body, desarrollado por Atlus para PlayStation 4 y Switch, es una reedición de la aventura de acción original de la pasada generación con mejoras gráficas y elementos inéditos. Vincent, el indeciso protagonista, ha salido con su novia, Katherine, durante cinco años. Pero en lugar de avanzar hacia el matrimonio, Vincent tiene un amorío con una increíble y provocativa rubia: ¡Catherine! Su propia infidelidad lo trastorna y todo empeora cuando busca consuelo en la inocente Rin. Para empeorar la situación, Vincent empieza a tener pesadillas que lo obligan a trepar por su vida... ¿Podrá sobrevivir las pruebas y tribulaciones del amor o caerá en la tentación?

Catherine: Full Body