BeTech: noticias de tecnología

FACEBOOK

EEUU pide a Facebook que cancele el Instagram para niños menores de 13 años

Hasta 44 fiscales generales del país han denunciado a Mark Zuckerberg para que desestime los planes de esta plataforma.

EEUU pide a Facebook que cancele el Instagram para niños menores de 13 años

Se quiera o no, el smartphone es un elemento integrado en la sociedad, y que las nuevas generaciones aprendan las tecnologías actuales es algo imprescindible. Pero a su propio ritmo, y no al acelerado que las redes sociales nos están malacostumbrando.

Los niños y las tecnologías actuales

Si bien hay comportamientos positivos asociados al uso de las nuevas tecnologías por los niños (leer, aprender a través de aplicaciones educativas), un estudio del pasado 2020 desvela que el 77% de los padres españoles quiere ayuda para mejorar el bienestar digital de sus hijos.

Por ello, Google es de las compañías que fomentan "el uso adecuado y responsable de la tecnología en el ámbito familiar […] Con herramientas de Google que ayudan a establecer hábitos tecnológicos adecuados, ambas disponibles en Android e iOS” como son por ejemplo YouTube Kids, ideal -administrada con mesura- para que consuman vídeos educativos igual que los verían en la TV, al tiempo que aprenden a manejar la app. Pero, ¿son todas así? ¿Y si un niño pudiese tener su propio Instagram?

Instagram Kids by Facebook

Está claro que una cosa es YouTube Kids y otra sería un Instagram Kids. Y esto último es lo que Facebook lleva tiempo desarrollando desde que se filtró el pasado marzo: una versión de su aplicación de fotografías y vídeos para niños menores de 13 años. Pero se ha encontrado con un férreo muro de oposición en los Estados Unidos.

Los fiscales generales de 44 estados y territorios del país han instado a Facebook a abandonar sus planes de crear esta nueva plataforma, citando los efectos perjudiciales de las redes sociales sobre la salud de los niños y el pasado supuestamente accidentado de Facebook en cuanto a la protección de los niños en su plataforma. Según la web de la CNBC, “Proteger a los niños de los daños en línea parece ser una de las pocas motivaciones en las que tanto demócratas como republicanos pueden estar de acuerdo, lo que supone una presión adicional para cualquier empresa que cree un servicio en línea para niños”.

En la carta con fecha de ayer, lunes, a Mark Zuckerberg, CEO de Facebook, el grupo bipartidista de fiscales generales citó informes de prensa y resultados de investigaciones que indican que las redes sociales e Instagram, en particular, tienen un efecto negativo en el bienestar mental de los niños, incluyendo una menor autoestima e ideas suicidas.

La negativa de 44 fiscales generales de USA

Los fiscales generales también dijeron que los niños pequeños no poseen aún los conocimientos ni experiencia para “manejar la gama de desafíos que vienen con tener una cuenta de Instagram". Estos desafíos incluyen

- Privacidad en línea

- Permanencia de las publicaciones en Internet

- Navegación de lo que es apropiado ver y compartir

En la carta, los fiscales señalaron un dato tan llamativo como triste: Que Facebook e Instagram habían reportado 20 millones de imágenes de abuso sexual infantil en 2020. Los funcionarios también basaron su escepticismo en la historia de Facebook con productos dirigidos a los niños, diciendo que "tiene un historial de no proteger la seguridad y la privacidad de los niños en su plataforma, a pesar de las afirmaciones de que sus productos tienen estrictos controles de privacidad".

Citando informes de noticias de 2019, señalaron que la aplicación Messenger Kids de Facebook para niños de entre 6 y 12 años "contenía un defecto de diseño significativo que permitía a los niños eludir las restricciones de las interacciones en línea y unirse a chats grupales con extraños que no habían sido previamente aprobados por los padres de los niños." También se refirieron a un "error" recientemente reportado en el algoritmo de Instagram que servía contenido relacionado con la dieta a los usuarios con trastornos alimentarios.

Crear necesidad, no responder a una

"Parece que Facebook no está respondiendo a una necesidad, sino creando una, ya que esta plataforma atrae principalmente a los niños que de otra manera no tienen o no tendrían una cuenta de Instagram", apuntan en la citada carta, en la que los fiscales acaban concluyendo que "En resumen, una plataforma de Instagram para niños pequeños es perjudicial por innumerables razones".

La red social quiso contestar a esta misiva, y en un comunicado, un portavoz de Facebook dijo que la compañía "acaba de empezar a explorar una versión de Instagram para niños", y se comprometió a no mostrar anuncios "en cualquier experiencia de Instagram que desarrollemos para personas menores de 13 años."

"Estamos de acuerdo en que cualquier experiencia que desarrollemos debe priorizar su seguridad y privacidad, y consultaremos con expertos en desarrollo infantil, seguridad y salud mental de los niños y defensores de la privacidad para informarlo. También esperamos trabajar con los legisladores y reguladores, incluidos los fiscales generales del país", señaló el representante.

Tras la publicación, Facebook envió un comunicado actualizado en el que reconocía que, dado que los niños ya utilizan Internet, "queremos mejorar esta situación ofreciendo experiencias que den a los padres visibilidad y control sobre lo que hacen sus hijos. Estamos desarrollando estas experiencias en consulta con expertos en desarrollo infantil, seguridad y salud mental de los niños y defensores de la privacidad."

Traficar con datos de niños

Facebook no es la única plataforma de redes sociales que ha creado servicios para niños. YouTube, propiedad de Google, tiene un servicio para niños, por ejemplo, aunque con cualquier servicio de internet, suele haber formas de que los niños mientan sobre su edad para acceder al sitio principal. En 2019, YouTube llegó a un acuerdo de 170 millones de dólares con la Comisión Federal de Comercio y el fiscal general de Nueva York por las acusaciones de que ganaba dinero ilegalmente por recopilar la información personal de los niños sin el consentimiento de los padres, violando supuestamente la Ley de Protección de la Privacidad de los Niños en Línea (COPPA).

Tras el acuerdo, YouTube dijo en un blog que iba a limitar la recogida de datos en los vídeos dirigidos a los niños, independientemente de la edad del usuario que los vea. También dijo que dejará de servir anuncios personalizados en los contenidos dirigidos a los niños y desactivará los comentarios y las notificaciones en ellos.

Y es que, con las nuevas generaciones nacidas directamente con una tablet bajo el brazo, su demográfico es muy atractivo en cuanto a alcance, sobre todo para compañías de Internet que buscan nuevas vías de atraer a más usuarios/as. Pero también moralmente reprobable, porque someterían a estos menores de 13 años al estrés y la presión que se derivan de las redes sociales, aunque sea en una plataforma creada para ellos.

¿Dará Facebook marcha atrás en sus planes?