Spacebase Startopia
Spacebase Startopia
Carátula de Spacebase Startopia

Spacebase Startopia, análisis. Humor y gestión espacial

Analizamos Spacebase Startopia como regreso del clásico del 2001 para descubrir sus virtudes. El espacio necesita un área de servicio y esta es Startopia.

¿Os imagináis cómo sería un área de servicio en el espacio? Si la respuesta es sí, Spacebase Startopia es lo más cercano a ello. En este juego de gestión de recursos, el equipo de Kalypso nos hace responsables de gestionar, organizar y atender a especies de todo el universo para hacer de su estancia un lugar en el que satisfacer sus necesidades, así como hacer frente a tu competencia y desafiar a todo aquel que ose delinquir o sabotear tu base.

Área de servicio espacial

Probablemente este título os pueda sonar al clásico Startopia de 2001 y no andaréis lejos si buscáis una experiencia similar. Spacebase Startopia es una evolución de aquello adaptado a tiempos modernos y añadiendo mucho más contenido. En este caso, tenemos un juego de gestión económica y creación de un área de servicio empezando desde sus cimientos.

Debo confesar que este no es un género al que estoy acostumbrado y se me ha hecho cuesta arriba acostumbrarme a sus controles, sensación que con tiempo de juego ha acabado desapareciendo. Es fácil entender cómo funciona la sencillez de su sistema, pero los controles y su interfaz no son para nada intuitivos para nuevos jugadores. No obstante, una vez estás manos a la obra, todo fluye. Con un par de partidas sabes qué debes hacer en cada momento para aumentar la eficacia de tu área de servicio. De hecho, con mando tenemos un menú mucho más intuitivo que el encontrado en teclado y ratón.

En el transcurso de 10 misiones aprenderemos a saber cómo gestionar un área de servicio espacial y mejorando nuestra propia estrategia. La campaña es solo un largo tutorial de unas 15 horas en el que cada misión nos irá añadiendo nuevo contenido con el que trabajar. Empezaremos limpiando la basura y a saber cómo reciclarla para acabar usando toda esa energía que generemos en crear discotecas, zonas de ocio, puertos de comercio, estaciones de seguridad… Prácticamente de todo.

Su felicidad es nuestro dinero

A medida que avanza la partida, necesitaremos agrandar nuestra área de servicio abriendo las compuertas colindantes para abastecer a la interminable cantidad de personas que visitan Startopia. Hay una gran variedad de especies y cada una de ellas tiene necesidades distintas y están destinadas a trabajos distintos como la investigación, el cuidado de la naturaleza o curar a los enfermos. Porque sí, en Startopia no hay día tranquilo y debes estar pendiente de absolutamente todo para cubrir sus necesidades y te proporcionen la mayor energía posible.

En cada nivel podremos acceder a distintas capas que satisfacen las necesidades de nuestros visitantes. La principal es donde los recibimos, cuidamos sus necesidades de higiene y de salud así como protegerlos de los malhechores espaciales. Por otro lado, tendremos la capa biológica para proporcionar oxígeno y recursos a Startopia y, para acabar, en la última capa generaremos la máxima energía posible entreteniendo a especies de distintos planetas.

Fallo de programación

En cada misión nos acompañará un asistente robot muy particular cuya voz es la típica que podremos encontrar navegando por la red, un detalle que nos resultó bastante gracioso. De hecho, nos extrañó que Spacebase Startopia nos preguntara si queríamos escuchar su voz hasta que nos percatamos del por qué. Su programación irónica provoca que esté constantemente remarcando todo lo que el jugador hace mal y, lo que en un principio resultaba gracioso, acabó siendo un taladreo constante de puyitas que en un momento de tensión acaban molestando más de lo debido.

Estos momentos derivan a los combates que puedes mantener en Spacebase Startopia. Nos han invadido piratas espaciales, han crecido larvas asesinas, otro comandante se quería hacer con nuestro territorio… Un sinfín de situaciones que acaban en trifulcas que resultan tan sencillas como caóticas. Han dedicado tanto esfuerzo y dedicación en otros aspectos que da la sensación de que el combate ha quedado en el olvido. Es tosco, lento, aburrido y, en ocasiones, frustrante. Los drones de seguridad (gratuitos) son capaces de destruir en instantes a un meca que te ha costado materiales muy valiosos y son necesarios para conquistar zonas. El mismo robot gigante que puede quedarse atascado en una zona sin capacidad defenderse por culpa de algún bug. Esto genera un desequilibrio en el que, en ocasiones, influye más la suerte que la habilidad.

Nave sin cabina

Lamentablemente su apartado técnico deja bastante que desear. Todo fluye y funciona correctamente en casi todas las misiones de su campaña, hecho que se tuerce en los últimos compases de juego. Mientras realizábamos el análisis éramos incapaces de acabar el juego en condiciones tras crasheos constantes, bloqueos, caídas persistentes de FPS… Afortunadamente, y tras comunicarlo a sus desarrolladores a través del discord oficial del juego, se actualizó. Actualmente Spacebase Startopia aun presenta ciertos bloqueos y caídas de frames, pero ha mejorado su rendimiento así como su interfaz y nos ha permitido poder acabar el juego con normalidad.

En otros modos, como el libre o el online también se darán casos similares al de la última misión al enfrentarnos a varios comandantes a la vez. El objetivo lo decidimos nosotros y no siempre es el de acabar el último en pie, sino que hay otros como el de conseguir una cantidad específica de energía o investigar y mejorar nuestras infraestructuras al máximo nivel.

Su banda sonora es adictiva, especialmente esos toques ochenteros de la capa del ocio, la calma en la biológica o la típica música de ascensor en la capa principal donde atender a nuestros visitantes. En todas ellas tendremos sonidos característicos que solo serán perceptibles si hacemos zoom en ciertas infrastructuras. Por ejemplo, las recreativas estarán plagadas de sonidos ochenteros y la discoteca cuenta con una música muy animada del tema principal mientras de fondo escuchamos los gritos de los visitantes al caer en la atracción del Agujero negro.

Los modelados y el diseño de todas las estructuras son tremendamente creativas por su nivel de detalle y fluidez. Si acercamos la cámara o nos dedicamos a seguir a un visitante podremos verlos bailar, ser atendidos por la maquinária médica o robando a otros visitantes. Está todo tan detallado que nos da rabia que no tengamos ni un solo momento de disfrute viendo lo que pasa. Spacebase Startopia depende muchísimo de que estemos pendientes en todo momento de lo que sucede.

CONCLUSIÓN

Spacebase Startopia tiene una atmósfera terriblemente buena. Nos ha tenido hasta las tantas de la noche redistribuyendo el área de servicio para contentar a los visitantes, defendiendo nuestro territorio o comerciando (o siendo estafados) en el puerto espacial. Pero este vicio no es provocado por su buen hacer, sino por querer ganar la misión y evitar malos mayores. Su mal sistema de combate hace florecer las costuras de Startopia y nos preguntamos hasta qué punto era necesario en un juego como este. Tienen la capacidad de atender al detalle y crear un mundo rico en variedad, pero como jugador sientes una sensación constante de caos que podría aparecer en cualquier momento apoyada por un robot que se pasa de gracioso en muchos momentos. En su versión 1.1.1 no cubre el nivel técnico exigible con crasheos constantes y caídas de FPS que distorsionan el buen hacer e inmersión que han conseguido crear.

LO MEJOR

  • Buena ambientación.
  • Se centra mucho en los detalles...

LO PEOR

  • Pero es tan caótico que no te da tiempo a observarlos.
  • Control poco intuitivo, especialmente para nuevos jugadores.
  • Combate mal planteado y muy tosco.
  • Cuanto más le pides, peor rinde.
6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.