Paradise Lost
Paradise Lost
Carátula de Paradise Lost

Paradise Lost, análisis. Un mundo perdido

Analizamos Paradise Lost, una aventura narrativa ambientada en un futuro alternativo después de la Segunda Guerra Mundial. Un búnker perdido.

Paradise Lost te atrapa en la primera mirada. Sus entornos, típicos de la línea visual utilizada a finales de los años 40, guardan ese aura de misterio que tanto hemos visto en obras de ficción. Los polacos de PolyAmorous Games ofrecen su particular visión sobre la línea histórica alternativa tras la Segunda Guerra Mundial. ¿Qué hubiera pasado si el conflicto armado hubiera durado 20 años más?

Los bombardeos atómicos en Hiroshima y Nagasaki a mediados de 1945 quedaron en una simple anécdota. Lo que no conocían los estadounidenses es que el régimen de Adolf Hitler se preparaba para su propia ofensiva nuclear. 15 años después el horizonte político poco tiene que ver con lo que ocurrió en la vida real. El conflicto se agravó hasta tal punto que el ejercito alemán apretó el maldito botón rojo. Una lluvia de misiles impactó en el corazón de Europa: nada se podía salvar.

Paradise Lost análisis ps4 ps5 xbox pc
El Búnker esconde escenarios sorprendentes.

Bajo esta premisa nace Lost Paradise, un walking simulator en el que encarnaremos a un niño de apenas 12 años de edad. Szymon, su nombre, vaga por los restos del viejo mundo hasta que encuentra el acceso a un viejo búnker nazi. En ese momento comienza la aventura

A la búsqueda de un recuerdo

La naturaleza del juego marca su desarrollo. Estamos ante una aventura narrativa que se sostiene por dos elementos indivisibles: la fuerza del contexto y el guion. Una no sería nada sin la otra, y viceversa. No hay absolutamente nada más. Ni combate, ni exploración excesivamente elaborada… nada. Estamos solos en un búnker que encierra más preguntas que respuestas.

Paradise Lost análisis ps4 ps5 xbox pc
De vez en cuando aparecerán flashbacks que aportarán al trasfondo.

La linealidad del progreso está sujeta al empuje del argumento. ¿Quiénes somos? ¿Qué hacemos exactamente aquí? ¿Qué ha ocurrido en el escenario? La mayoría de preguntas lógicas durante la media hora inicial logran encontrar respuesta a través de documentos y entradas de audio. Szymon, parco en palabras, irá descubriendo la historia de este refugio leyendo la herencia de otros.

Estos textos suelen tener una cierta coherencia entre ellos dentro de un mismo nivel. Por ejemplo, uno de los capítulos lo protagoniza una mansión a todo lujo donde vivía la más alta sociedad del régimen, donde logras comprender las motivaciones de aquellos que vinieron antes que tú. Sin embargo, algunas historias secundarias cuentan con su propio desarrollo a lo largo de los capítulos.

Paradise Lost análisis ps4 ps5 xbox pc
Varias historias secundarias ganan por lo sutil.

Esos momentos en los que comienzas a atar cabos son de lo mejor que nos ha dejado Paradise Lost. Las vidas de ciertos personajes tienen una forma realmente agradable de ser contadas. Ganan fuerza por lo sútil y el mensaje que transmiten. Debemos aprender de los errores del pasado para que no se repitan en el futuro.

No podemos decir lo mismo sobre el hilo conductor principal. Sin entrar en revelaciones sensibles, Szymon se aferra a un antiguo recuerdo para localizar el origen de una foto… y hasta ahí podemos leer. Una vez los hechos se revelan gana interés, sin lugar a dudas, pero el camino y la forma en la que se van revelando nuevos elementos es un tanto difícil de digerir. La lentitud de ritmo no es un problema per se, siempre y cuando logre un propósito que merezca la pena. Pero aquí hay demasiados esquivos, momentos en los que te preguntas “¿qué estoy haciendo exactamente aquí?”. Como decíamos, demasiadas preguntas sin respuesta. Tampoco ayuda demasiado la aparición de Ewa, una voz que nos acompañará tras pasar la primera hora de juego.

Paradise Lost análisis ps4 ps5 xbox pc
De vez en cuando recibiremos objetos con los que desbloquear el camino.

Algunos momentos narrativos son tediosos, en especial las escenas donde quedas atrapado en un ordenador por más de 5 minutos. Pero todavía es más tedioso intentar explorar un entorno semilibre con un control que limita la navegabilidad. La velocidad de movimiento es muy, muy lenta. Una decisión cuestionable a la que se suman ciertos momentos de interacción ilógicos. Acciones tan simples como abrir una puerta requieren una combinación de botones sin ningún propósito. Escasez de propósito extendida a la interacción con los objetos. ¿De qué sirve observar de cerca una taza de té? No hay una mecánica en la que debas buscar pistas. Nada de eso hay.

El juego permite ajustar la sensibilidad de la cámara, con la que logras ganar al menos algo de velocidad. El problema radica en que cuanto más rápida la pongas, más glitches gráficos vas a apreciar. Al mover la cámara tras cambiarla hará que vayas más rápido que la carga de los escenarios, por lo que verás habitualmente un flash blanco hacia los lados. En cuanto a lo gráfico, no es la única arista que hemos encontrado. Multitud de texturas que no cargan (utiliza el motor gráfico Unreal Engine), sombras mal indexadas, parpadeos… Su aspecto sin estos errores sería correcto, sobre todo con la excelente dirección artística, otro de los grandes aspectos positivos de Paradise Lost. No comprendemos los motivos por los que se encuentra en este estado. El análisis ha sido escrito utilizando la versión de Xbox One, en base a Xbox Series X vía retrocompatibilidad.

Paradise Lost análisis ps4 ps5 xbox pc
No son pocos los errores de localización.

Completarlo nos ha tomado 4 horas, dependiendo del tiempo que saborees los escenarios. En algunos momentos hay tramos en los que se te pide recolectar varios objetos para progresar, pero no hay un rompecabezas tradicional que extienda la duración: va a tiro hecho. Debemos recalcar que los textos están localizados completamente al español. Eso sí, la dejadez de ciertos errores gráficos se extiende a la localización. No han sido pocos los documentos que aparecen en inglés, sobre todo a partir de la segunda mitad del juego. Puede corregirse con una actualización.

CONCLUSIÓN

Paradise Lost gana más en la distancia que en el contacto cercano. La fuerza de sus escenarios y la manera en la que trata las historias secundarias son dos elementos que destacamos por encima del resto. No es un mal juego, pero sí tiene bastantes problemas que incomodan tu sesión. Temas de control y gráficos aparte, no encontramos en el hilo argumental motivos de peso para invertir esas 4-5 horas que te tomará completarlo. El guion esquiva demasiado las preguntas del jugador, y en algunos momentos recurre a los tópicos narrativos para intentar llegar a la sorpresa. Tampoco entendemos ciertas decisiones en cuanto a interacción.

LO MEJOR

  • La dirección artística: da credibilidad a los escenarios.
  • Las historias secundarias a través de los capítulos.

LO PEOR

  • Demasiados rodeos en el hilo argumental principal.
  • Decisiones jugables poco entendibles.
  • Errores visuales y de localización.
  • Falta una mejor invitación a explorar y mecánicas más elaboradas.
6

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.