Gal Gun Returns
Gal Gun Returns
Carátula de Gal Gun Returns

Gal Gun Returns, Análisis. 10 años buscando el amor

Analizamos el remake del primer juego de la serie Gal Gun, un shooter on rails desenfadado que llega justo para celebrar el 10º aniversario de la serie.

La franquicia Gal Gun regresa al panorama del videojuego tanto por la celebración del 10º aniversario de la franquicia como por la llegada del remake del primer juego de la serie para PC y Switch, el único juego de la franquicia que quedaba por llegar. Originalmente la franquicia se presentó como una exclusiva de Xbox 360 que vio la luz únicamente en territorio japonés en el año 2011 y que al año siguiente se vería adaptado en una versión más completa, incluyendo contenido adicional como nuevos modos de juego y DLC, ganando cierta trascendencia entre los jugadores japoneses y algunos occidentales que llegaron a importar el juego.

Posteriormente la serie tendría dos continuaciones, Gal Gun Double Peace y Gal Gun 2, que llegarían a occidente en 2016 y 2018 respectivamente, abriendo la puerta de la serie al público de esta parte del mundo y ganando cierta aceptación. Aparte queda el caso de Gal Gun VR, título adaptado para dispositivos de realidad virtual que hasta la fecha sólo está disponible en PC. Gal Gun Returns, por su parte, ofrece la oportunidad de disfrutar del título que dio comienzo a la franquicia con un lavado de cara y algunos contenidos extra incluidos de serie en esta nueva versión.

La historia del juego comienza con el ángel Patako que ha sido enviada para llevar a cabo su misión. Su objetivo es que el joven Tenzou, un estudiante de secundaria con escasa popularidad entre las chicas, por fin encuentre el amor de su vida. Sin embargo la situación se descontrola cuando la pistola de feromonas empieza a disparar sin control varias flechas que impactan en Tenzou al mismo tiempo, provocando un sobreexceso que hace que las chicas del instituto se sientan atraidas hacia él. Tras recibir ayuda de Patako para librarse de la situación, esta le informa que deberá encontrar el amor de su vida antes de que acabe el día o pasará el resto de su vida completamente solo, ignorado por chicas, chicos e incluso animales. Ante este panorama, Tenzou se aventurará a encontrar a la chica de sus sueños mientras evita las acometidas de sus compañeras de clase.

El juego ofrece varios modos de juego con diferentes variantes jugables y también diversos extras. El más llamativo es al modo historia en el que el jugador vivirá la historia de Tenzou a través de cuatro escenarios seleccionables, cada uno dedicado a un interés romántico del protagonista, al tiempo que constarán de diversas fases, en las que recorrer diferentes estancias y zonas del Instituto Kagurazaka en las que hacer frente a los ataques de las compañeras de clase, y profesoras, en busca del medio para lograr confesar su amor a la chica de sus sueños. Cada una de las cuatro chicas que puede elegir Tenzou tienen diferentes trasfondos y personalidades, siendo estas Kaname Nonomiya, una joven sacerdotisa que es amiga de la infancia del protagonista, Akira Hibuki, una chica que siempre está desafiando al chico en diversos enfrentamientos, Kaouruko Kagurazaka, chica proveniente de una familia adinerada que es duseña del instituto y profesa un gran interés por el arte, y Aoi Uno, una joven con una gran pasión por la música y que busca causar sensación celebrando un concierto con su banda.

El desarrollo de las fases se realiza a través desde una perspectiva en primera persona desarrollada on rails en la que las chicas irán apareciendo progresivamente para atacar a Tenzou con sus ataques, que incluyen tanto golpear con cartas de amor como con gritos desde la distancia, determinados por conjuntos de caracteres japoneses que irán acercándose hasta impactar, para causar daño e ir reduciendo la barra de vida hasta llegar a cero, lo cual supondrá el término de la partida. Para ello será necesario usar los Pheromone Shots para golpearlas hasta dejarlas noqueadas o en su defecto acertar los puntos marcados con caracteres rosa o amarillos, los cuales aparecen al apuntar en ciertos puntos, para lograr un Ecstasy Shot que permitirá derrotar a las féminas de un único disparo. A su vez estará, y una vez avanzado en el juego, se podrá invocar el Doki Doki Field, un campo en el que a través de diferentes disparos se podrá rellenar la barra de euforia de la fémina en cuestión para finalmente conseguir una reacción de gran energía que, al abandonar el campo, permitirá noquear a las chicas que haya en el radio de acción. Para ello será necesario ir acumulando energía en la Doki Doki Bar, una barra con forma de corazón situada al lado de la barra de vida, a través de ir noqueando paulatinamente a las chicas en cada fase.

En ciertos momentos la historia del juego progresará a través de secuencias de estilo visual novel en las que se ofrecerán opciones de diálogo, con resultados dispares en consecuencia, y también fases extra con pequeños minijuegos que habrá que resolver a base de disparos, como por ejemplo en la biblioteca ayudando a Kaname a encontrar el libro que necesita al tiempo que cuidar de que la escalera donde se apoya no se mueva, superar el entrenamiento intensivo de Akira con bolas de acero o hacer de modelo para Kaoruko tratando de mantener a Tenzou despierto. En otras posteriores será necesario superar algunas situaciones bastante surrealistas como impedir el secuestro de Kaoruko o liberar a Kaname de las garras de un extraño monstruo con tentáculos, fases que requerirán algo más de destreza para poder superarlas.

El juego ofrece hasta tres finales diferentes para cada una de las chicas, los cuales dependerán tanto del equilibrio de los parámetros de inteligencia, capacidad atlética, estilo y lascivia, que irán variando a lo largo de la partida, como de las respuestas escogidas en los eventos de novela visual, denotadas por tonos diferentes que precisarán cual es acertada y cual causa un impacto negativo. Los parámetros se configurarán a través de un pequeño cuestionario que Patako realizará al comenzar la partida y durante la partida estos irán aumentando o disminuyendo dependiendo de las chicas que se convoquen en el Doki Doki Field y estalle su euforia.

Otro de los modos de juego disponibles es el modo Score Attack, el cual ofrece la posibilidad de rejugar cada una de las fases de cada ruta del modo historia pero con algunos cambios como el no poder regenerar vida al ejecutar el Doki Doki Field, que en este caso produce el efecto Fever al producir un estallido de euforia que abarque a tres o más chicas al mismo tiempo y que tiene como resultado el doblar la puntuación obtenida de forma momentánea hasta pasado un tiempo sin disparar o cambiar de zona, momento en el cual el efecto desaparece. También se añaden bonus adicionales de puntuación al ejecutar varios Ecstasy Shots consecutivos sin recibir daños y también al encadenar varios con cierta velocidad, que proporcionarán el bonus de Speed Shots. Las variantes que se ofrecen incluyen las rutas del modo historia por separado o jugar la totalidad de estas de una sola pasada, obviando las fases intermedias de cada una de las féminas. Finalmente, también se incluye la opción de elegir una fase concreta de cada una de las rutas por separado como opción adicional.

El modo Doki Doki Carnival, por su parte, es un modo extra que originalmente se añadió a la conversión del juego para PlayStation 3 y cuyo desarrollo ofrece una continuación de los eventos posteriores al juego, introduciendo en este modo a Ekoro, quien posteriormente aparecería en Gal Gun Double Peace. En este modo el desarrollo se realiza a través de un esquema con diferentes fases conformando diferentes rutas para completar y la jugabilidad se reduce a unas sencillas secuencias a modo de skit similares a las vistas en los juegos de la saga Tales con diferentes grupos de chicas del instituto Kagurazaka como protagonistas. La jugabilidad en este caso cambia enfocándose en fases en el Doki Doki Field teniendo como objetivo conseguir que los grupos alcancen el nivel de euforia al mismo tiempo, siendo necesario alternar entre cada una de las chicas para aumentar su barra progresivamente y teniendo como impedimentos tanto los bloqueos que realizarán cada una de ellas a los disparos de Tenzou como por la reducción progresiva de las barras de euforia de cada una de ellas así como la de Doki Doki, que al llegar a cero supondrá un Game Over.

El resto de modos ofrecen extras variados y contenido adicional para el juego. El primero de ellos es Collection, el cual incluye dos variantes en las que poder consultar por un lado las fichas de cada clase y personajes adicionales que aparecen en el juego y por otro consultar los diferentes títulos obtenidos, ocho en total, durante la partida a través de cada uno de los diez rangos en que se dividen. Las fichas incluyen una pequeña presentación de cada personaje, incluyendo clase y nombre, al tiempo que consultar un compedio de datos de cada uno de ellos. De entrada esta ficha está vacía y sólo se mostrará la información una vez que el personaje correspondiente entre en el Doki Doki Field en diferentes ocasiones, proporcionando a su vez, y de manera adicional, datos sobre el número de veces que ha entrado en el campo y también ofrecer la opción Fantasize, en la que poder ver el modelo completo y realizar diferentes acciones.

El segundo modo es el Dressing Room, el cual ofrece configurar los trajes de los personajes para las protagonistas principales como para las estudiantes del Instituto Kagurazaka para dar un nuevo toque durante las sucesivas partidas con nuevos aspectos. En el primer caso las variantes son limitadas mientras que en el segundo se incluyen un total de doce opciones a elegir, las tres básicas predeterminadas y los restantes diferentes conjuntos ofrecidos como DLC en el juego original y que están incluidos de serie en esta versión, estando entre ellos el llamativo conjunto de las Siete Hermanas del Purgatorio de la serie Umineko y que aparece de forma fugaz en una de las zonas del juego como elemento decorativo. Lo mismo se aplica para los objetos de ataque de cada uno de ellos.

Por último queda el modo Gallery el cual incluye un total de 196 elementos, siendo en su mayoría ilustraciones del juego principal, bocetos del diseño de personajes y también dibujos relacionados con cada una de las chicas del Instituto Kagurazaka. La mayor parte de estos elementos estarán bloqueados de entrada, salvo las ilustraciones del modo historia y Doki Doki Carnival que se abrirán al completar cada una de las rutas, y que podrán adquirirse gastando plumas de ángel doradas, obtenibles al completar los modos Historia y Score Attack.

En materia jugable este título ofrece la jugabilidad propia de los shooter on rails clásicos, primando el disparar y acertar a los enemigos para aumentar la puntuación al tiempo que tratar de evitar daños, mezclando a su vez toques de fanservice para ofrecer un desarrollo desenfadado pero no exento de tintes típicos del estilo romántico de las series animadas japonesas. Asi pues, en este aspecto tenemos en este apartado un título que resulta efectivo tanto por ser directo como por las diferentes técnicas y características jugables implementadas que imprimen un carácter propio. En comparación las secuelas en este aspecto incluyen aspectos que en cierta manera facilitan y ofrecen variedad al gameplay, con opciones como seleccionar un camino o las variaciones de disparos y arma, pero ello no resta las características propias de este título y que a pesar del tiempo transcurrido, prácticamente una década desde su aparición en Japón, el juego sigue resultando divertido y entretenido.

Respecto del apartado gráfico, cabe decir que el juego ofrece una apreciable mejora en los diseños y modelados de las chicas de Kagurazaka y las protagonistas principales respecto de la versión japonesa, algo que también se aplica a las ilustraciones del juego al punto de añadir alguna nueva para la ocasión. Por su parte los escenarios conservan el mismo estilo del juego original sin cambios apreciables, algo que lo deja un poco por debajo del resultado obtenido con las posteriores entregas. En general el apartado es aceptable, consiguiendo definir más si cabe el estilo anime propio del juego.

En cuanto al apartado sonoro, el juego ofrece la banda sonora del juego original con pistas instrumentales que incluyen diferentes estilos dependiendo de la fase y la acción del juego, más acelerada en las últimas fases del juego y más pausadas en los momentos de visual novel. Por su parte el juego ofrece una nueva versión de la canción opening del juego original adaptada a esta nueva versión, al tiempo que también podrá escucharse la versión de estilo 8 bit al activar la opción de pantalla de seguridad. En cuanto al doblaje, el juego sólo incluye voces en japonés.

CONCLUSIÓN

A efectos prácticos, Gal Gun Returns es, en esencia, un título que ofrece la oportunidad de disfrutar del título que dio inicio a una franquicia que cumple su 10º aniversario. Si bien comparado con sus sucesores tiene ciertas carencias, en la práctica su desarrollo resulta interesante en todos sus aspectos, tanto por su apartado gráfico estilizado y de corte anime como por su jugabilidad, siguiendo las pautas clásicas del género, al tiempo que por su desenfadado enfoque y la variedad de modos de juego y contenido extra que incluye. Un título que los fans de la saga y de los juegos de corte nipón sabrán apreciar en su justa medida.

LO MEJOR

  • Jugabilidad adictiva tanto por el estilo de juego on rails como por la amplia variedad de fases.
  • Buena selección de modos de juego que expanden la vida útil del juego, con diferentes estilos y ofreciendo a su vez una amplia variedad de contenido extra.
  • Gráficamente destaca por los diseños de modelados y su marcado estilo anime.

LO PEOR

  • Textos sólo en inglés.
  • Técnicamente tiene aspectos en los que resulta discreto.
7.9

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.