Complementos

Razer Iskur, análisis: una silla gaming elegante, cómoda y robusta

Integrada en el segmento de alta gama está orientada tanto a profesionales como a jugadores que pasen muchas horas delante de la pantalla.

En el mundo del gaming hay una tendencia, como ocurre en el resto de los deportes, a profesionalizar todos los componentes que están a su alrededor. En los últimos años hemos visto una sustancial mejora en el rendimiento de teclados, ratones, pantallas y, como no, sillas. Este último apartado se ha convertido por sí mismo en un importante negocio dentro del mundo del videojuego y grandes compañías de periféricos, como Razer, están compitiendo con los fabricantes tradicionales. .

El nuevo modelo de silla gaming de Razer, Iskur, entra de lleno en la alta gama y es ideal tanto para profesionales como para jugadores que pasen muchas horas sentados delante de una pantalla. Está fabricada con materiales de alta calidad que favorecen su durabilidad y su diseño ergonómico mejora el rendimiento ya que evita los dolores posturales tan habituales.

Razer Iskur viene en una sola presentación: color negro con algunos detalles en verde y tamaño mediano. Son los colores coorpotarivos de Razer y le da un aspecto muy elegante.  Está completamente revestida por un cuero sintético multicapa que además de ofrecer una sensación agradable al tacto es mucho más resistente que el cuero PU normal, lo que evita el pelado por roce que se produce en las sillas normales tras un uso continuado. Para aumentar el confort del jugador se han añadido unos cojines de espuma de alta densidad que obligan a mantener una postura uniforme durante la sesión de juego, evitando los movimientos dentro de la silla. El cojín está hecho con PVC que favorece tanto el acondicionamiento y reparto del peso como la transpiración, que suele ser el talón de Aquiles de la mayoría de las sillas.

Su ergonomía a prueba

El gran acierto de Razer Iskur es su sistema de soporte lumbar ergonómico que, a diferencia de otras sillas de la competencia, permite regular la almohadilla trasera de tal forma que el jugador tiene siempre la espalda apoyada de una manera correcta independientemente de la postura que adopte. Puede separarse o pegarse del resto del respaldo a conveniencia del jugador mediante una palanca situada en la parte inferior del asiento.

Los ajustes de altura, apoyabrazos y de inclinación ofrecen múltiples combinaciones que se adaptan al estilo de cada uno. La silla está diseñada para una altura entre 1,70 y 1,90m. y un peso de hasta 135 kilos; siendo muy fácil regular tanto la distancia al suelo como a la mesa. En cuanto a la inclinación permite llegar hasta los 139 grados, algo más de lo que es habitual. Por último, los apoyabrazos están diseñados en 4D, es decir, permiten diversos movimientos para adaptarse al deseo del propietario. Pueden separarse hasta 10 grados de la silla, girarse hacia dentro o hacia fuera, regular su altura y ajustarse hacia adelante o hacia atrás. Además están acolchados para evitar los típicos dolores en los antebrazos.

Su precio es de 499 euros lo que la sitúa algo por encima de los productos Premium de casas de la competencia como Noblechairs o Corsair, pero lo cierto es que su acabado y prestaciones justifican esa cantidad. Es una silla mucho más pesada que lo normal en el gaming, lo que habla bien de la calidad de los materiales empleados en su fabricación, no en vano viene con una garantía de tres años.

Sensaciones

Razer Iskur es una silla que se adapta perfectamente a las necesidades de cada jugador, su diseño obliga de una manera inconsciente a mantener una postura adecuada frente a la pantalla y sus diversos ajustes de altura proporcionan comodidad cuando se pasa mucho tiempo en ella. Donde más se nota la mejora tras usar la silla muchas horas es en la parte lumbar, ya que su diseño ergonómico y ajustable evita una mala posición que se traduce siempre a la larga en fatiga y dolores en la zona. Su peso, mayor de lo habitual, evita los movimientos de vaivén. Hay pequeños detalles que se agradecen  como la calidad de los antebrazos que, a pesar de no ser muy voluminosos,  resultan muy cómodos y evitan los típicos dolores en la zona.

Montaje

La silla viene desmontada en cinco grandes partes y con una guía de montaje visual muy útil. También hay un tutorial ofical en YouTube por si surge alguna duda. Emsamblarla es una operación bastante sencilla que se solventa en unos veinte minutos y que no requiere especial pericia. Debido al peso de algunos de sus componentes es aconsejable que el trabajo se realice entre dos personas, ya que es la mejor forma de asegurarse de que los seis tornillos que hay que colocar se ajusten de manera perfecta. El resto de componentes se coloca mediante presión.

Características

Peso máximo soportado:130 kg

Altura recomendada: 170 cm hasta 190 cm

Color: Negro y verde

Precio: 499 euros

Material de cubierta: Cuero PVC.

Base: Revestimiento de polvo metálico de 5 estrellas.

Cuadro: Metal y madera contrachapada.

Apoyabrazos: 4D con diversos ajustes

Ruedas: Cinco ruedas giratorias de 6 cm

Clase de elevación de gas: 4

Tipo de espuma: De alta densidad

Ángulo trasero ajustable: Hasta 139 grados

Cojín lumbar ajustable: Sí, soporte lumbar completamente esculpido

Reposacabezas ajustable:

Duración Garantía: 3 años.