Contraoferta

EA quiere Codemasters y sube la apuesta: mejora la oferta inicial de Take-Two

Un reporte de Sky News adelanta el interés de la gigante americana por interferir en el proceso de compra de los responsables de GTA en este movimiento.

Electronic Arts ha mostrado su interés por hacerse con Codemasters, estudio británico de videojuegos experto en títulos de conducción que desde el pasado noviembre se encuentra en negociaciones para ser adquirida por Take-Two Interactive. De acuerdo con la información, adelantada por Sky News en la tarde de este pasado domingo, la gigante norteamericana ha entrado en la pugna con una apuesta inicial que supera los 960 millones de dólares de T2.

EA se encuentra en estos momentos en negociaciones con UBS, conocida sociedad suiza de servicios financieros, para poder adelantar este montante y hacer oficial la oferta en algún momento de este lunes 14 de diciembre.

Aunque el valor exacto de la oferta de Electronic Arts no ha trascendido, la fuente estima que la cifra debe ser muy elevada; lo suficiente para justificar que Codemasters cerrase su valor en bolsa el pasado viernes con un incremento significativo respecto a los días previos. A fecha de publicación de este artículo, Take-Two no ha contraofertado la cantidad de EA.

Codemasters
Codemasters cuenta con tres estudios en Rieno Unido y más de 700 empleados.

Take-Two Interactive espera adquirir Codemasters a comienzos de 2021

La manera en que afectará esta proposición de EA a los planes de Take-Two Interactive es ahora mismo desconocida. La empresa responsable de Rockstar Games (GTA, Red Dead Redemption) o 2K Games estableció una oferta ya aceptada por los británicos para transferir el 100% de las acciones de la compañía antes del 31 de marzo de 2021, último día del presente ejercicio fiscal. Los directivos de Codemasters votaron en su totalidad a favor de esta compra.

Con este refuerzo, ahora posiblemente interrumpido por la acción de EA, Take-Two esperaba incluir un refuerzo significativo en su papel dentro del género de la conducción y, quién sabe, quizá convertir a licencias como DiRT, Midnight Club o F1 (cuyos derechos en videojuegos siguen en manos de Codemasters) en auténticos AAA capaces de competir con otros grandes del mercado como Forza Motorsport y Gran Turismo.

Fuente | Sky News