Star Renegades
Star Renegades

Star Renegades, análisis: un RPG táctico bastante original

Analizamos Star Renegades, un juego RPG y estrategia dimensional de estilo roguelite, basado en turnos tácticos y acompañado por una lucha para sobrevivir.

Este juego de rol debutó el pasado 8 de septiembre para PC en la plataforma de Steam, y más adelante se ha expandido a otras plataformas como ha sido Xbox One, Nintendo Switch y la última hace unos pocos días en PlayStation 4. Desarrollado por Massive Damage y editado por Raw Fury, Star Renegades es aquel videojuego que despierta mucho interés, pero que realmente necesitas sumergirte del todo para conocer toda su esencia. Combina elementos de todo tipo, desde aquel género RPG y roguelite con la especialidad de establecer una estrategia táctica por turnos y unos gráficos que resaltan a simple vista. Te propondrá comenzar una carrera hacia el final, dónde tus victorias dependerán de tu fortaleza y dónde tu fracaso arruinará una buena experiencia, hasta ese momento. Y es que estamos ante un roguelite dónde fallar y repetir una y otra vez estará dentro de nuestros planes y, gracias a ello, conseguiremos que el juego muestre un desarrollo continuo y una muy buena jugabilidad estratégica dónde cada partida será única y cautivadora.

Una historia escasa y de relleno

Si lo que queremos es centrarnos en la historia, esta es bastante breve, con poca información y llega a terminar siendo de relleno sin tener importancia alguna. Nada más arrancar el juego, este nos da la bienvenida con una cinemática breve en la que podemos ver como nuestra protagonista, una joven Wynn Syphex, escapa de una galaxia que está siendo atacada. Tras varios años, se ha preparado y está a punto de enfrentarse en lo que será una lucha continua hacia la supervivencia. En un mundo muy futurista y dónde entra en juego los cambios temporales, un robot de servicio llamado J5T-1N ha llegado a nuestra dimensión para advertirnos de que una fuerza descomunal, conocida como el Imperium, está apunto de arrasarlo todo y particularmente a la armada de la Unión Estelar. Los cazas estelares supervivientes intentarán reagruparse pese a ser perseguidos por implacables escuadrones de enemigos, por ello la lucha por sobrevivir será fundamental.

Nuestra campaña estará basada en misiones emergentes que se generan de manera procedimental, es decir, otorgará que nuestra experiencia en cada partida sea totalmente diferente. Sin embargo, tendremos que crear nuestro ejército de héroes para detener al Imperium y de esta manera no perder nunca la esperanza de volver a la normalidad. En cuanto nos pongamos en marcha tendremos que ir enviando a J5T-1N toda la información que vayamos reclutando para que, con todo lo aprendido, pueda ayudar a un nuevo grupo de héroes. A todo esto, nosotros mismos también tendremos acceso al Imperium, que será una especie de salón del trono, dónde podremos consultar información sobre la jerarquía del Imperium y los líderes, además de que marque aquellos adversarios que ya conocemos. De vez en cuando nos llevarán allí para presenciar acontecimientos como muertes, ascensos y presentaciones de más miembros del Imperium como ocurre con los adversarios. Estos son soldados de élite, más fuertes y duros que los demás y tendrán habilidades y rasgos únicos, además de personalidades diferenciadas.

Reconstruye una armada mucho más fuerte

A pesar de que el punto fuerte del juego son los combates y la mecánica de estos, nuestros propios personajes conseguirán un protagonismo considerable. Al inicio de nuestra partida tendremos la posibilidad de acudir a los combates con un trío de héroes, más conocidos como los Renegados, y a lo largo de nuestra aventura podremos ir reclutando más e incluso nos permitirán que se unan al combate hasta un número de seis, creando de esta manera un escuadrón. Todos ellos serán diferentes entre sí, con habilidades complementarias y movimientos únicos pertenecientes a su respectiva clase. En nuestro viaje nos moveremos en grupo por todo el mapa del mundo, combatiremos, subiremos de nivel y nos equiparemos armas y armaduras, pero tenemos que tener en cuenta que estamos ante un roguelite, por lo que todo el progreso que consigamos se reiniciará cuando volvamos a la base de los Renegados y saltemos a una nueva dimensión, es decir, a una nueva partida.

Para subir de nivel será mediante un componente llamado ADN. Cuando tengamos suficiente podremos emplearlo en nuestro héroe para hacerlo más fuerte, aunque tendremos que decidir a quién queremos subir de nivel. Las subidas de nivel aumentarán la vida, el daño y puede que otorguen un nuevo poder o una carta del campamento. Pero, ¿Qué es esto del campamento? Pues bien, este viaje por el mundo estará compuesto por una cuenta atrás de tres días y, entre día y día, podremos descansar, curarnos, conseguir beneficios y aumentar las relaciones de los miembros del escuadrón mediante nuestro propio campamento. Cada héroe dispondrá de su propio juego de cartas, las cuales pueden usar sobre sí mismos o sobre otros héroes, y cada carta tendrá un coste de puntos de acción distinto. Gracias a esto podremos subir el afecto entre varios héroes, se fortalecerán las relaciones y de esta manera desbloquearemos conversaciones y bonificaciones, como serán los poderes de combos e incluso nuevos héroes. Sin embargo, la formación, el equipamiento o el inventario serán las opciones más importantes a tener en cuenta para que nuestro escuadrón consiga fortalecerse aún más.

Un combate diferente donde cada movimiento cuenta

El combate que presenta Star Renegades es complejo y accesible al mismo tiempo. En un principio es bastante abrumador, hay muchas estadísticas, aspectos básicos y conceptos que aprender, pero una vez nos familiarizamos con todos estos elementos, el combate se convierte en un desafío dónde conseguiremos una victoria muy gratificante. Es un combate por turnos, pero se le considera determinista, dónde tendremos que estar atentos de un cronograma que muestra las acciones de los enemigos antes de que las lleven a cabo y, de esta forma, nosotros planear nuestra estrategia para acabar con ellos. Todas las acciones aparecen en el cronograma en función del momento en que se vayan a realizar en el asalto, salvo las instantáneas. Cada asalto durará 60 segundos. Otro de los aspectos a tener en cuenta son las barras de estado de nuestros héroes: la del escudo, la vida y el blindaje. Es importante saber que los escudos se regeneran al final de cada combate, y el blindaje sólo podrá sufrir daño en el caso de que se elimine el escudo previamente. Sin embargo, tanto la vida como el blindaje se pueden reparar en el campamento mediante cartas o en el mundo con botiquines.

Dentro de nuestra estrategia conllevará tener en cuenta los críticos, las vacilaciones e interrupciones, los daños esenciales y la furia. Esta última es considerada una cuarta barra, la cual comenzará a regenerarse al hacer críticos e interrupciones a los enemigos, esto nos permitirá usarla para efectuar acciones especiales o maniobras de combo y lograr efectos devastadores. Además de conocer el ataque de nuestro enemigo, también podremos conocer su unidad y su objetivo a través del modo inspección, este modo nos dará información de sus debilidades, fortalezas, resistencias e inmunidades. Una vez tengamos en cuenta todo lo anterior, habrá un incentivo en que ataquemos nosotros primero y cada movimiento sea más táctico que el anterior, eso sí, evitando que el enemigo se defienda.

Morir y volver a empezar

Dónde muchos roguelite crean una curva de aprendizaje en torno a la memoria de nuestros personajes y el tiempo que se han desarrollado, en Star Renegades aprenderemos a base de todos sus sistemas y de cómo aprovecharlos. Cómo ya os comentamos anteriormente, una vez que mueres en una partida, regresas a la base de los Renegados y prácticamente casi todo el progreso que hayas conseguido con los héroes (nivel, equipamiento, inventario) se pierde por completo. Si en realidad hemos logrado avanzar mucho en el juego, nuestro fracaso será especialmente castigado y muy frustrante, ya que las rachas en Star Renegades son bastante largas y se invierte mucho tiempo y energía.

La esencia del roguelite viene a la hora de permitir guardarnos recursos e información que conseguimos al eliminar a los enemigos, y que nos permitirá desbloquear nuevos Renegados, equipamiento, mejoras de androides y conocer mejor a los enemigos. Está claro que la base representa el inicio y el final de una partida, pero no ha sido aprovechada ni lograda para que nos acomode estar en ella. Habrá una cantina, la cual sigo sin comprender su función, un laboratorio de androides para activar y obtener una ventaja de misión adicional, la armería y el sincronizador, este último será la herramienta para desbloquear nuevos Renegados. Una vez que estemos preparados podremos iniciar de nuevo nuestra misión de liberar las galaxias, podremos elegir aquellos Renegados que queremos que participen con nosotros pudiendo variar según la estrategia que queramos utilizar, además de poder cambiar también la dificultad.

Un Pixel Art fresco y muy colorido con música repetitiva

Sin duda, una de las características más brillantes y destacables del videojuego es particularmente su pixel art. Está completamente detallado y adornado con toques RPG y, permite que podamos disfrutar de un colorido mundo rodeados de pequeñas partículas. Todo ello lo sumamos a los combates, estos tienen un estilo visual muy bien diseñado, con un fondo desenfocado y una atención a los personajes que termina gustando mucho. Las animaciones son la punta del iceberg del gran trabajo que han hecho, consiguen llenarnos la pantalla de luz, color y vibración con toda la acción que intentan demostrar con cada habilidad, ya no hablemos de los combos. En cuanto al apartado sonoro, está orientado al espacio y al entorno que muestra Star Renegades, siendo perfecto en algunas ocasiones y en otras se muestra algo repetitivo, además de echar en falta el diálogo y las cinemáticas con voz, gracias a ello hubiesen conseguido una mayor profundidad en el desarrollo de los personajes o al menos sentirnos más sumergidos en la historia.

Nota: 8,3

CONCLUSIÓN

Star Renegades se muestra como el típico RPG con toques roguelite que anima a ser probado por el diseño gráfico que tiene. Pero no nos equivoquemos, es un juego que va más allá presentando un estilo de combate de lo más original y fantástico, con un nivel de estrategia muy elevado y que nos permite lograr una buena experiencia en cada asalto. Sin embargo y pese a que seremos bastamente castigados si llegamos a fracasar y estamos casi al final, no importará todas las horas y tiempo que hayamos invertido en este juego, porque cada partida será diferente y mantendrá su esencia en todo momento. Si lo que buscas es un juego de estrategia con combates por turnos y que tenga toques RPG y de roguelite, no busques más porque este es el tuyo.

LO MEJOR

  • Un combate por turnos muy original y dinámico.
  • El sistema de relaciones de afecto entre héroes.
  • Un estilo visual muy detallado con el pixel art.

LO PEOR

  • Una historia de relleno sin profundidad.
  • Si has avanzado mucho, el juego te castiga bastante al morir.
  • Una banda sonora poco destacable
8.3

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.