SpellForce 3: Fallen God
SpellForce 3: Fallen God
  • Plataforma PC 8
  • Género RPG, Estrategia, Tiempo real
  • Lanzamiento 03/11/2020
  • Desarrollador Grimlore Games
  • Texto Español
  • Voces Inglés
  • Editor THQ Nordic
  • +18 Violence PEGI Online
Carátula de SpellForce 3: Fallen God

Spellforce 3: Fallen God, análisis: una lucha por sobrevivir

Analizamos Spellforce 3: Fallen God, esta nueva expansión nos presenta la tribu de los trols, con una historia dónde el objetivo estará claro: sobrevivir.

Hace unos meses, THQ Nordic y Grimlore Games anunciaron lo que sería el lanzamiento de Spellforce 3: Fallen God, un paquete extra en forma de expansión independiente de su juego cabecera, Spellforce 3. Con su recién lanzamiento el pasado 3 de noviembre para PC, hemos podido comprobar todo el contenido nuevo que introduce, además de una facción nueva, los trols. Toda la historia girará en torno a ellos, un pueblo incomprendido que lucha por sobrevivir en el nuevo continente de Urgath y que guardan sus esperanzas para poder continuar. En este juego podremos experimentar una mezcla perfecta entre rol y estrategia en tiempo real, en una emocionante mezcla narrativa dentro de una campaña que dura unas 20 horas, y con un multijugador que nos permitirá optar por diferentes opciones que complementan los estilos de juego individuales.

Una facción incomprendida que lucha por su vida

El número de trols está disminuyendo rápidamente debido a diversas enfermedades y muchos problemas que están dificultando su supervivencia. Pese a que su objetivo principal es mantenerse a salvo, los corruptos cazadores furtivos no pararán hasta dar con sus valiosos colmillos y acabar con todos ellos. De hecho, el líder de la tribu fue asesinado por los elfos y ahora su hijo, un joven jefe llamado Akrog, tendrá que encontrar la manera de salvar a todos sus compañeros y, al mismo tiempo, encontrar el camino hacia la salvación: resucitar a un dios caído.

De este modo, caerá en nuestra mano la responsabilidad de que todos ellos consigan mantenerse con su vida en un largo camino que recorrer por diversos parajes, como será en los bosques, cuevas, templos, entre otros. Tendremos que enfrentarnos a terribles criaturas que han aparecido sin razón ninguna y con diversas tropas que se convertirán en grandes amenazas para todos nosotros, además de ser persistentes en sus repetidos ataques. Nuestra jugabilidad se convertirá en una interesante e inusual sincronización de RTS y RPG, y podremos experimentar la fuerza y la personalidad de un verdadero trol.

Personaliza tu tribu y elige tu estilo de lucha

Nuestra creación de personaje estará compuesta por un grupo de cuatro trols, de los cuales sólo tres podremos personalizar, ya que uno de ellos, Noag, se añadirá más tarde a nuestro grupo. Sus habilidades serán inamovibles y el comportamiento de Akrog influenciará en la forma de creación de este trol. Los apartados que nos permiten modificar serán la apariencia y la clase. Dentro de la apariencia tendremos varias opciones estéticas para cambiar según los gustos, como podrá ser la cabeza, el cuerpo, el corte de pelo y accesorios, aunque la aplicación de estas opciones será prácticamente inapreciable. Además, un trol es un trol, no podemos pretender que haya mucha variación estética entre ellos.

En el caso de la clase, en primer lugar vamos a dar importancia a los árboles de habilidades, ya que estos son fundamentales para la personalización de nuestros trols. El videojuego nos otorga diferente tipos de árboles de habilidad o también conocidos como talentos. Estos son: Senda de aplastar cosas, don de la sangre, senda de lanzar cosas, don del hielo y las llamas, don de la naturaleza y don de la oscuridad. Para familiarizarnos con alguno de ellos, por ejemplo, el don de la sangre debilita a sus enemigos con un poder pérfido y les hiere con un poder puro que no puede detener; en cambio, el don de la oscuridad hace que las criaturas muertas vuelvan a la vida y luchen a su lado. Sea cual sea el que elijas, hazlo con cuidado porque no se podrán modificar durante la campaña. Además, cada árbol elegido desbloqueará diferentes sinergias con el árbol individual de cada trol.

A parte de estos árboles de habilidades también existirá un apartado conocido como los atributos, aquellos que seguro muchos de nosotros nos suene, estos son: fuerza, destreza, inteligencia, constitución y voluntad. Estos atributos tienen un efecto en las fortalezas de un personaje, como su poder de hechizo, su salud o su probabilidad de crítico. En un principio dispondremos de 10 puntos para repartir entre los atributos que mejor consideremos, pero siempre teniendo en cuenta que en función del árbol de habilidad elegido, ciertos atributos se potenciarán más. Sin embargo, si todo lo que te acabamos de contar te parece lioso, el juego nos facilita varias clases preajustadas, con su respectivo árbol de habilidad y sus atributos designados. Las clases que podremos elegir son: asesino, bloqueador, cazador, maestro de las llamadas, tocado por la oscuridad, cachorro de la tierra, donasangre y lanzador. Por ejemplo, el cazador tiene buena vista y podrá lanzar palos a gran distancia y, en cambio, el donasangre dona su sangre para golpear más fuerte y debilitar a sus enemigos.

Primeros pasos: sumérgete en Urgath

El nuevo continente de Urgath nos espera con multitud de aventuras y con un entorno de lo más detallado y personalizado, además el juego nos facilitará información con varios tutoriales para que de esta manera sea mucho más fácil entender todo aquello que nos rodea. Podremos usar un mapa del mundo para recorrer Urgath, y en este mismo lugar nos señalarán aquellas misiones que tenemos que llevar a cabo. Una vez que nuestro grupo toque pie en el primer mapa tendremos que tener en cuenta un elemento más que importante, fundamental, que son las Piedras de Dios. Estas piedras son puntos de anclaje mágicos que nos permitirán revivir héroes muertos y también se podrán usar para viajar por el mapa teletransportándonos entre dos Piedras de Dios bajo nuestro control.

En cuanto a los NPC, habrá uno en concreto que nos ayudará bastante, este será Zaramak, el herrero. Él podrá desmontar cualquier objeto que no sea útil para nosotros o para la tribu, y al desmontar objetos, obtendremos cierta cantidad de recursos: placas, esencias de creación, esencia pérfida, entre otros. Con estos recursos podremos fabricar otros objetos más adecuados para los trols, ya sea armas, armaduras o pociones, pero teniendo en cuenta que para la creación de cada objeto harán falta recursos diferentes.

De lo que si tendremos que familiarizarnos mucho más es de la interfaz que el propio juego nos presenta, esta será muy completa y nos proporcionará todo tipo de detalles. Tendremos un inventario, también un apartado dónde ver las habilidades, así como un libro de hechizos, de misiones y un glosario con toda la información que vayamos recogiendo en nuestra historia, además de incluir el progreso. Al seleccionar las unidades que queremos manejar, nos aparecerá una información mucho más amplia de cada personaje en la parte inferior (daño, resistencia, salud), e incluso de los objetos que lleva, de algún buffo que le ha sido aplicado y de los controles tácticos. En un principio esta interfaz, con las habilidades en la parte superior junto con la barra de experiencia, los recursos y toda la información de los personajes, puede ser abrumadora, pero a la larga consigue ser bastante sencilla e intuitiva.

Crea tu base sólo o en compañía

Por supuesto, Spellforce 3: Fallen God iba a continuar con las mismas mecánicas que sus antecesores a la hora de construir nuestro propio campamento. Este campamento le corresponderá el papel de ser nuestra principal base, así como de ayudarnos a la hora de gestionar los recursos. El elemento fundamental será el capitolio, ya que es el corazón de nuestra base, y es que si un enemigo consigue destruirlo habremos perdido. El capitolio y los puestos de avanzada del sector también mostrarán los trabajadores disponibles para poder ser asignados a diversos trabajos. No obstante, la mayoría de edificios necesitarán trabajadores para su funcionamiento, y hay que tener en cuenta que pueden matarlos, aunque estos reaparezcan.

En estas bases tendremos la oportunidad de construir una diversidad de edificios que tendremos que desbloquear encontrando los planos, algunos son: chozas de sabiduría, torres de batalla, campos de tiro o parcelas de caza. Sin embargo, los trols tendrán dos unidades de combate básicas: los aplastadores y los pikoférreos, que se podrán crear en la choza de combate. Ambas unidades pueden luchar, aunque no tendrán experiencia suficiente y desarrollarán todo su potencial tras ser mejorado en un campo, teniendo en cuenta que ciertas unidades trols tienen habilidades especiales que se pueden activar, además de sus ataques normales. Eso sí, será primordial para nuestra victoria siempre y cuando conquistemos nuevos sectores, de esta manera aumentaremos el límite de población y se nos otorgará la posibilidad de recoger nuevos recursos. Pero está claro que si hacer todo esto te cansa en solitario, podrá interesarte el hacerlo en compañía, y es que Spellforce 3: Fallen God presenta un modo cooperativo de tres jugadores y te ayuda a aventurarte en esta campaña con una experiencia compartida.

Casi la esencia de un verdadero trol

El sistema de combate que presenta esta nueva expansión de Spellforce 3, tiene una aplicación RTS bastante buena que nos permite un combate a tiempo real dinámico y divertido e incluso podremos notar esa esencia de un verdadero trol con su fuerza y su genio tan fuerte. Sin embargo, en alguna ocasión el combate será algo torpe con respecto al manejo de nuestros personajes, ya que estos se guiarán solos para defenderse y se moverán hacia el enemigo más cercano sin dejar realizar una mejor estrategia. Además, tendremos oleadas interminables de enemigos en nuestras bases que hacen que las estrategias defensivas y exploratorias sean muy complicadas de llevar a cabo. En algunas ocasiones cuando sale el aviso de que nos atacan, nos obligará a retroceder para ayudar, fragmentando el juego de forma menos divertida.

Puede que por ello el combate no sea tan frenético como puede ofrecernos otros juegos del mismo género, pero si es cierto que la barra de habilidades termina siendo de ayuda y la subida de nivel se convierte el algo muy necesario. El sistema de subida de nivel nos permitirá ampliar el árbol de talentos que explicábamos anteriormente y este nos dará habilidades de todo tipo y, a su vez, mejorar el equipo. Lo que si podrá otorgarnos una experiencia mucho más comprometedora y a su vez más entretenida, será el modo multijugador. Esta versión nos ofrecerá partidas clasificatorias contra todos los demás jugadores en varios mapas y en diferentes modalidad de juego, o incluso poner a prueba nuestras habilidades en alguna escaramuza contra la IA.

Un mundo de fantasía con una arrebatadora banda sonora

Sumergirnos en Urgath, significa sumergirnos en un mundo de fantasía, dónde los trols son los protagonistas y dónde el punto de vista técnico para desarrollar un buen escenario ha sido perfecto. No tiene efectos especiales de vanguardia, pero si tiene aquellos últimos gráficos cenitales que permiten tener un mayor detalle en cada mapeado y conseguir que sea un videojuego bastante atractivo. Cada nivel se siente agradable nada más pisarlo, y para el género del que estamos hablando, siempre es importante conocer y entender lo que está sucediendo en el campo de batalla y, en Spellforce 3: Fallen God, no habrá problema para ello. Con respecto a la banda sonora, la música es más que agradable, nos sabe situar perfectamente en una batalla épica y dónde nos acompañará en todo momento. Sin embargo, hay que destacar particularmente el doblaje de las voces de los trols, ya que han hecho un gran trabajo, tanto en filtros como en efectos, y sobre todo, en la forma de hablar en sus numerosos diálogos. Claramente te pone en la piel de un ser fantástico y maléfico de cuatro metros de altura.

CONCLUSIÓN

Spellforce 3: Fallen God se convierte en una expansión que merece la pena jugar, suma muchas horas de juego, con una campaña interesante y larga junto con una narración muy buena, además de incluir la novedad de los trols. Visualmente se convierte en un juego de su género bastante atractivo, pese a la falta de innovación, aunque sin duda logra una buena experiencia con su jugabilidad. Tanto si eres fanático de la saga como si la acabas de conocer, te recomendamos que pruebes este juego y pongas en práctica las habilidades entre rol y estrategia en tiempo real.

LO MEJOR

  • Campaña interesante con una narración emocionante
  • Combate dinámico y divertido
  • Visualmente muy atractivo
  • Un doblaje de voz excelente

LO PEOR

  • Falta de innovación
  • Constantes y molestos ataques a la base
  • Control torpe en los personajes
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.