Batbarian: Testament of the Primordials
Batbarian: Testament of the Primordials
Carátula de Batbarian: Testament of the Primordials

Batbarian: Testament of the Primordials, análisis Steam

Un bárbaro y un murciélago dan nombre a Batbarian: Testament of the Primordials, un metroidvania desenfadado con puzles, acción y mucho humor.

Existen parejas muy extrañas en los videojuegos, pero la de Batbarian: Testament of the Primordials se lleva la palma. De la mano de Unspeakable Pixels, un murciélago y un bárbaro se unen para resolver el misterio que desentrañan unas cavernas oscuras. Disfruta de puzles, acción y un humor que no te dejará indiferente en este metroidvania desenfadado con ganas de sorprender a todo aquel que lo juegue. Cientos de rumores hablan de estas cuevas y son muchos los que se han adentrado en ellas, pero solo nosotros seremos capaces de descubrir su secreto.

Batbarian, una pareja extraña

No tenemos nombre ni origen. Somos una bárbara que, sin querer, acaba en un foso por culpa de unos ogros. Pero poco tiempo pasa para darnos cuenta de que el humor va estar muy presente en este metroidvania. Al caer nos encontramos con nuestro inseparable Pip, un murciélago que nos acompañará durante toda nuestra aventura.

Este mamífero tiene la peculiaridad de que cuenta con luz propia, por lo que nuestra única manera de ver será usando al propio murciélago. Una idea original, pero que puede llegar a resultar molesto. El uso de Pip es el pilar sobre el que se sustenta todo el juego y eso pesa en la visión del escenario y la única manera de iluminarlo es lanzar frutos para que PIp corra a comérselos e ilumine su trayectoria.

Algunos objetos son simples piedras para activar palancas o aturdir enemigos, pero el resto son frutos con distintas funciones. Algunos los odia y atacará allá donde se enganche, mientras que otros los adora y se tomará su tiempo para comérselo. Unspeakable Pixels utiliza con gran ingenio estos objetos para que nunca sintamos la sensación de repetición en la grandísima cantidad de puzles que nos encontraremos.

La creatividad en los puzles

Los rompecabezas son tan originales que asustan. Estos son el gran reclamo de Batbarian y notamos un gran mimo en ellos por la variedad que hay y su excelente curva de aprendizaje. Físicas, uso de elementos, guiar a los enemigos para que aprieten interruptores, la combinación entre Pip y la bárbara… Hay infinidad y no nos cansamos nunca de ellos. Sin duda alguna, es su punto más fuerte.

Prácticamente cada habitación es un puzle que resolver. Algunos más simples para seguir avanzando en la historia, mientras que otros son algo más complejos al ofrecernos objetos que aumentaran nuestra percepción, fuerza o defensa. Estos atributos también los aumentaremos aleatoriamente (una ruleta) cada vez que subamos de nivel, una decisión un tanto discutible al necesitar una cantidad equitativa de los 3.

A medida que avancemos en la historia tendremos nuevos compañeros de aventuras que nos ayudarán en los combates o iremos desbloqueando tiendas. Estas tienen un uso bastante limitado, porque hay poca cantidad y las que hay venden consumibles o un objeto limitado que nos costará un ojo de la cara.

Afortunadamente no las necesitamos demasiado, ya que los principales extras se encuentran esparcidos por toda la mazmorra en pasadizos secretos y paredes falsas. Menos mal que más adelante podemos conseguir un objeto para facilitarnos su localización, porque hay algunas muy enrevesadas… ¡suerte que la recompensa siempre vale la pena!

¡Descubre su punto débil!

Nuestro protagonista solo tiene un ataque que repite constantemente, sin apenas modificaciones a lo largo del juego. Esto limita bastante el combate y la variedad de enemigos se resiente por ello. No obstante, gracias a Pip esto cambia ligeramente en ciertas zonas que requieren de cambios elementales en nuestro compañero para hacer vulnerable al enemigo.

Eso sí, aunque el combate es algo simplón en el trayecto, cuando te enfrentas a uno de los enemigos finales tienes faena para rato. Obviando su dificultad, la cual es algo exigente, hay enemigos que necesitas descubrir qué elemento del escenario puede dejarle vulnerable o qué objeto puede facilitarte el combate.

El escenario, al igual que el combate, se puede volver repetitivo visualmente hablando. Entendemos que los tonos y variedad no debería ser muy amplia al tratarse de una cueva, pero tanto texturas como fauna es la misma casi siempre. En este aspecto nos ha faltado variedad más allá del color de la estructura y el cambio de música, los únicos indicadores claros que nos informaban del cambio de zona.

De hecho, las zonas más importantes de la trama tampoco están demasiado inspiradas, aunque se agradece el cambio en estructuras y diseños comparado con el 80% del mapeado restante. Afortunadamente, la banda sonora que nos acompaña nos ha recordado a las aventuras más clásicas de los metroidvania.

La leyendas eran ciertas...

Durante nuestra aventura, nos iremos encontrando fragmentos de diarios esparcidos por las cuevas. Todo ello forma parte de la historia que nosotros, como jugadores, debemos ser capaz de estructurar y crear conexiones entre diarios. Lamentablemente, peca de ser demasiado misteriosa, dejando responsabilidad al jugador para que saque sus propias conclusiones y sin acabar de explicarse del todo bien.

Por suerte no todo es así, ya que tenemos la opción de hablar con nuestros compañeros en los campamentos de descanso donde guardaremos partida. En ellos, podremos elegir qué compañero nos seguirá en la aventura o entablar conversación para averiguar sus orígenes o descubrir algo más sobre estas cuevas.

Mucho de lo que dirá nuestra protagonista lo podemos elegir nosotros. No llega al nivel de un género como el Rol, pero sí que podemos ser bordes o amables en nuestras respuestas. Da igual lo que elijas porque, o no influye o lo hace de forma mínima. El hecho de escoger el diálogo solo da lugar a conversaciones alternativas que pueden resultarte más o menos graciosas, un humor que nos ha resultado bastante atractivo.

Este tipo de humor nos ha amenizado gran parte del juego. El ritmo es correcto y no ha resultado pesado en sus 10 horas de duración, algo que puede alargarse a las 15 si quisiéramos completar el 100% y desbloquear los finales del juego, algo totalmente necesario si queremos descubrir la verdad de las cuevas y enterarnos con claridad de la historia del juego.

CONCLUSIÓN

Nunca pensábamos que una pareja tan extraña tuviera tanto que dar. Los puzles con Pip rebosan genialidad por todos los costados y no te cansas de ellos. Batbarian: Testament of the Primordials nos maravilla por el uso que le han dado a la luz a la par que nos disgusta la poca iluminación de los escenarios, algo visualmente pobre por culpa de un estilo artístico repetitivo y soso en gran parte del mapa.

LO MEJOR

  • Los puzles rebosan creatividad y son muy variados
  • El uso que le dan a la luz como elemento jugable
  • Pip, como compañero de aventuras, está muy bien aprovechado.

LO PEOR

  • Escenarios muy pobres visualmente
  • Combate simplón
  • La falta de iluminación puede resultar molesto
7.6

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.