Silent Hill

La historia de P.T, el deseado y maldito juego de Hideo Kojima

Nos adentramos en la historia del que podría haber sido el gran juego de terror del creador de Metal Gear Solid

Acababa ya el verano de 2012 cuando Kojima publicó un tweet en el que el creativo se disponía a ver la película de Silent Hill. Este largometraje incluyó monstruos diseñados por el propio Masahiro Ito, algo que fascinó al propio Kojima.

De hecho, en sus tweets recuerda que jugó a Silent Hill en su momento y que fue incapaz de pasárselo. A Kojima le despertaron tantos recuerdos que no pudo evitar pensar en un juego desarrollado con el Fox Engine, el motor que dio vida a Metal Gear Solid: Ground Zeroes y Phantom Pain.Todo quedó en una mera anécdota hasta la Eurogamer expo del 2012. Apenas un mes después, entrevistaron a Kojima y una de las preguntas fue esa alusión a Silent Hill en sus tweets: “He estado mencionando Silent Hill en otras entrevistas y por ello el presidente de Konami contactó conmigo para decirme que le gustaría que me encargase del próximo Silent Hill. (...) Dicho esto, creo que tiene una atmósfera especial. Esta saga debe continuar y me encantaría ayudar a que se consiga. Y, si además puedo echar una mano con la tecnología del Fox Engine, me encantaría poder participar en él.”Desde este momento, la maquinaria se puso en marcha y nadie lo sabía. Konami había expresado su deseo de continuar la saga y la última palabra la tenía Kojima. Bueno, él y su deseo de capturar el movimiento de actores como Norman Reedus y Ryan Gosling.

Ni siquiera Masahiro Ito, diseñador de los monstruos de Silent Hill, negó su ilusión por hacer un nuevo juego .Con todo, tweets y entrevistas no generaron demasiada polémica y siempre quedaron como una anécdota más. Nadie alimentó los rumores de un nuevo Silent Hill y ni siquiera se teorizaba demasiado con él más que cuatro locos obsesionados con Kojima-san. Algo impensable hoy en día, ¿verdad?Pasó el tiempo y no fue hasta la Gamescom de 2014 que se presentó un breve teaser de PT. Kojima reveló que estas siglas significaban Playable Teaser, y no era más que un teaser interactivo en el que teníamos que descubrir qué escondía y también reveló a los socios de lujo de Kojima: Guillermo del Toro y Normal Reedus.Las conversaciones para que el director de películas como el Laberinto del Fauno o La forma del Agua se uniera al proyecto llegaron muy pronto, antes incluso de que se presentara el teaser: “Conocí a Kojima hace muchos años cuando me visitó en la Bleak House, mi museo del terror. Comimos y tuvimos una conversación muy interesante sobre como contar historias en el género de la Colaborar con un maestro como Kojima fue irresistible. Hablamos sobre conceptos, ideas y herramientas en sus oficinas de Tokyo y me envió una demo del juego, una totalmente distinta a la que habéis jugado.”Ambos querían conseguir un juego de terror invasivo y que trascendiera la pantalla, algo similar a lo que logró Psyco Mantis en Metal Gear Solid. 

Además, también se pensó en la idea de jugarlo en tercera persona por lo que iba a ser muy distinto a lo que vimos en PT. De hecho, ya se prepararon diseños para los enemigos y personajes que nos íbamos a encontrar. Muchos de ellos iban a estar diseñador por Junji Ito, un creador de manga de terror japonés que Del Toro admiraba desde hace mucho tiempo y que se unió al poco tiempo de estar él .Norman Reedus llegó más tarde, pero las relaciones entre el equipode Kojima y él fueron fáciles. El conocido actor por participar en series como The Walking Dead conocía a Del Toro por Mimic, y la idea de desarrollar un juego con Kojima le fascinó. Como curiosidad, PT siempre ha estado acompañado de una imagen de un bosque junto a 7780s, el nombre de la desarrolladora.La imagen del bosque es el jardín trasero de uno de los desarrolladores, mientras que la desarrolladora nunca ha llegado a existir. La idea de Kojima era inventarse un nombre para no poner Konami y que la gente supiese que Silent Hills regresaba sin antes pasarse el teaser.