New Super Lucky's Tale
New Super Lucky's Tale
Carátula de New Super Lucky's Tale

New Super Lucky's Tale, análisis

Lucky regresa en una aventura de plataformas 3D totalmente renovada y en formato multiplataforma; lo analizamos en PC, PS4, Xbox One y Switch.

La historia de Lucky's Tale resulta tan curiosa como ajetreada. Tanto es así, que el estudio de desarrollo Playful presentaba a principios de 2016 una primera versión del juego para PC especialmente diseñada para la VR de Oculus Rift, como uno de los primeros títulos de lanzamiento del, por aquel entonces, novedoso dispositivo de realidad virtual. No sería hasta finales de 2017 cuando el juego dejaría atrás su exclusividad con Oculus para llegar a PC y Xbox One, adaptando así su propuesta de juego a un formato más tradicional. No obstante, a finales de 2019 Playful sorprendía con una nueva versión de su colorido título para Nintendo Switch como parte de una serie de ports compartidos entre Microsoft y Nintendo, ahora bautizado como New Super Lucky's Tale. Y el añadido “New”, lejos de parecer un simple movimiento de marketing, delata una profunda revisión de la obra original, completando una aventura que puede considerarse casi un juego completamente nuevo. Ahora, tras su celebrado debut en Nintendo Switch, New Super Lucky's Tale llega al resto de plataformas actuales, es decir, PC, PS4 y Xbox One. Veamos qué tal le ha sentado este profundo lavado de cara a la aventura de Lucky y compañía en nuestro análisis.

Tras las páginas perdidas del Tomo de las Eras

Una vez repasada la peculiar trayectoria de tan colorida aventura plataformera, veamos qué tiene por ofrecer a los aficionados a un género que últimamente han recibido títulos más que interesantes, desde las remasterizaciones de clásicos como Crash Bandicoot o Spyro a nuevas franquicias como Yooka-Laylee o A Hat in Time, por citar solo algunos ejemplos. En este caso, New Super Lucky's Tale mantiene buena parte de la estructura original del juego base, pero como decimos y debido al completo rediseño de buena parte de sus características principales, esta versión puede considerarse casi como un plataformas totalmente nuevo, manteniendo eso sí su carácter infantil, un título para todas las edades que resultará especialmente atractivo para los más pequeños de la casa, tanto por su presentación audiovisual como por su accesibilidad a sus mandos. No obstante, conozcamos algo más de su contexto antes de profundizar en sus novedades y propuestas de juego.

A nivel argumental, New Super Lucky's Tale mantiene intacta su esencia y nos presenta una historia sencilla con la figura del clásico villano y un joven héroe que debe devolver la paz a su hogar, rescatando de paso a sus seres queridos. La historia se presenta al inicio de la aventura a través de vistosas ilustraciones mínimamente animadas, todo ello a través de una efectiva banda sonora con voces en inglés bien interpretadas con subtítulos en castellano. A grandes rasgos, el malvado hechicero Jinx y su peculiar familia conocida como la Camada Minina, han derrotado a los guardianes, de los que Lucky y su familia forman parte, enviados así a otros mundos. Por suerte, Lucky cuenta con el Tomo de las Eras, un libro que une los diferentes mundos a través de sus páginas, mediante las cuales puede hacer volver al resto de guardianes. El problema es que las páginas han sido arrancadas por Jinx y será tarea de nuestro simpático protagonista recuperarlas a través de un viaje por diferentes y variados mundos.

Así arranca un plataformas que sigue al pie de la letra las principales características de los grandes clásicos del género, como es la exploración o la recolección de elementos a lo largo y ancho de sus mundos, además de derrotar a los jefes de turno o resolver varios tipos de puzles y desafíos. Así pues, rápidamente emprendemos nuestro viaje con varios objetivos por cumplir, como es la recolección de páginas del famoso libro mágico como principal late motiv junto a otros extras como centenares de monedas repartidas por los mundos (unas visibles y otras más escondidas e incluso invisibles), diamantes que proporcionarán monedas extra, páginas secundarias o las letras que forman el nombre L-U-C-K-Y, entre otros elementos. En realidad, la búsqueda se centra en las páginas del libro, puesto que a medida que acumulamos cierto número, se abrirán las puertas de los diferentes jefes que, una vez derrotados, nos permitirán viajar al siguiente mundo, hasta un total de seis.

El resto de coleccionables sirven únicamente para conseguir el cien por cien de cada nivel, además de adquirir piezas de ropa para Lucky a cambio de monedas en las diferentes tiendas de los mundos o la resolución de sencillos rompecabezas. Un desarrollo clásico típicamente plataformero que recuerda a juegos como Banjo-Kazooie y que funciona a las mil maravillas para mantener el ritmo y el interés. A nivel de jugabilidad apuesta también por la sencillez como vía directa hacia la diversión; y es que Lucky se mueve con bastante soltura, ofreciendo al jugador el típico doble salto, la posibilidad de deslizarse de forma momentánea sobre superficies duras o de escarbar bajo tierra en superficies de arena o hierba y el golpe de cola para noquear a los enemigos, muy a menudo en forma de criaturas poco amenazantes que no opondrán mucha resistencia. La combinación de estos elementos garantiza una jugabilidad amena y entretenida, con un buen nivel de precisión en los saltos y el manejo general del zorrito.

Y es que más allá de los niveles tridimensionales con total libertad de movimientos, New Super Lucky's Tale ofrece también niveles de desplazamiento lateral que aportan variedad a su desarrollo. Niveles a modo de desafío en los que se combinan mecánicas de autorunner con otras más libres al más puro estilo de los plataformas 2D; en este sentido se agradece su intención de alejarse de la monotonía. Pero, ¿qué novedades aporta esta nueva versión apodada “New” respecto al videojuego original? En realidad son muchos los cambios, desde el propio aspecto visual del juego al diseño de los niveles, además de otros aspectos clave como la posibilidad de mover la cámara con total libertad; solo en los niveles principales en 3D, no en los bidimensionales, obviamente. Y es que en el título original no era posible girar la cámara alrededor del protagonista más allá de modificar mínimamente la perspectiva, y que en este caso se agradece enormemente, aunque conlleve un pequeño contratiempo.

Se nota que el juego base no estaba pensado para esta funcionalidad, con lo que al mover la cámara a nuestro antojo podemos llegar a descubrir numerosos secretos de los niveles, ya que se mete, literalmente, en lugares en los que no debería al rotar sobre Lucky, arruinando alguna que otra sorpresa; lo mismo ocurre con algún que otro jefe final, desvelando patrones de ataque u otros elementos que en el original se mantenían “ocultos” gracias a una cámara mucho más estática. Donde sí se nota un salto abismal es en su puesta en escena, ahora mucho más brillante, colorida y con muchos más detalles en pantalla en comparación con la entrega original. Y es que se han enriquecido los escenarios con nuevos elementos, objetos, nuevas texturas y un tratamiento de la iluminación mucho más vistoso; todo ello apoyado por un rediseño de niveles profundo que le da un aspecto más de remake que de simple revisión.

Pero no todo es ideal, ni mucho menos. Debido al salto gráfico, el juego adolece de no pocas bajadas de framerate, en ocasiones molestas y que pueden llegar a arruinar un salto clavo o un combate al límite. Una situación un tanto desconcertante que no debería darse si tenemos en cuenta que el videojuego de Playful no es puntero gráficamente, incluso en hardware sobrado de potencia para mover un título de esta índole. Otro aspecto claramente mejorable son unas pantallas de carga excesivamente largas, tanto al acceder a nuevos niveles, zonas secretas o mundos como al regresar a la partida al perder una vida.

CONCLUSIÓN

New Super Lucky's Tale llega como un soplo de aire fresco a un género que va recuperando su mejor forma con varios lanzamientos de calidad en los últimos tiempos y que pretende ocupar ese hueco especialmente indicado para los más pequeños de la casa; no obstante, los aficionados a los plataformas old school de más edad encontrarán en su propuesta una aventura amena, divertida y que se deja jugar muy fácilmente, gracias en parte a un nivel de dificultad prácticamente testimonial. La exploración y el afán por completar el cien por cien de todos los niveles es una de sus mejores bazas. En definitiva, un regreso a la fórmula clásica de las plataformas tridimensionales que si bien no es muy ambiciosa, cumple con lo que promete; lástima esos pequeños escollos que impiden al juego de Playful brillar más frente a la competencia.

LO MEJOR

  • Ameno, divertido y lleno de simpatía
  • Exploración con incentivos interesantes
  • Jugabilidad y control muy convincentes
  • Numerosas mejoras respecto al original

LO PEOR

  • La cámara libre puede arruinar sorpresas
  • Bajadas de framerate demasiado presentes
  • Tiempos de carga algo largos y pesados
7.5

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.