Super Kickers League Ultimate
Super Kickers League Ultimate
Carátula de Super Kickers League Ultimate

Super Kickers League Ultimate, análisis

Analizamos esta nueva propuesta de fútbol callejero de estilo arcade que se presenta como una interesante alternativa dentro del género deportivo.

Fútbol, deporte rey por antonomasia que cada año capta las miradas del público a través de las diferentes competiciones de cada país y más aún en las competiciones de ámbito internacional, esperando que un nuevo campeón se alce con el trofeo en cada una de ellas. En el ámbito de los videojuegos han sido muchos los títulos que, desde los inicios de este mundillo, han tratado de captar con mayor o peor fortuna las sensaciones de este deporte a través de los diferentes sistemas, tanto doméstico como en salones recreativos, aparecidos a lo largo de los años, siendo a día de hoy juegos como FIFA o Pro Evolution Soccer las propuestas que dominan el panorama.

La otra variante de este deporte, el futbol callejero a tenido algún que otro acercamiento con titulos que han tratado de acercar este deporte a los jugadores de videojuegos como fue en su momento el caso de la serie FIFA Street, con varias entregas en su haber, o Urban Freestyle Soccer. En este caso nos llega Super Kicker League Ultimate, un título que ofrece una variante más arcade del fútbol callejero en la que no hay reglas y el objetivo es marcar el mayor número de goles posible.

En el menú principal del juego se ofrecen varias modalidades de competición, pero a su vez también diferentes modos de juego que varían la experiencia a la hora de jugar. El primero de ellos permite jugar por equipos, pudiendo seleccionar entre un total de diez equipos básicos más otros cuatro extra para esta versión, que se incluían como DLC en la versión normal del juego, los cuales estarán en su mayoría bloqueados de inicio, estando formado cada uno de ellos por tres miembros, dos jugadores regulares y un capitán, este último representando al equipo y apareciendo en la pantalla de selección, además de poseer diferentes habilidades especiales que podrán utilizarse en mitad del partido. A su vez, cada equipo variará su rendimiento en el juego a través de cuatro carácterísticas básicas (fuerza, velocidad, regate y disparo) que determinarán sus ventajas e incovenientes a la hora de elegir.

El siguiente modo, Kickers, ofrece la opción de formar un combinado con los diferentes capitanes de cada formación para poder crear un equipo original a la vez que utilizar las habilidades especiales de cada uno de ellos para conseguir ventajas en cada partido. Finalmente queda el modo Retro, en el cual se juega seleccionando equipos pero cada partido se jugará con un apartado visual pixelado y con perspectiva isométrica, similar a los juegos de la época de las consolas de 16 bits. Cada uno de estos modos requerirán de jugar y completar torneos para tener acceso a ellos, especialmente en el caso del modo retro, contando a su vez cada uno de ellos con diferentes competiciones que, a su vez, necesitarán ser desbloqueados previamente.

Entre las opciones de competición se encuentran tres modalidades diferentes, siendo la primera de ellas la de Jugar que permite disputar encuentros de manera libre eligiendo entre los diferentes equipos y a su vez otras condiciones, como la duración del encuentro, la cancha y también permitir o restringir el uso de habilidades especiales. También se permite jugar con hasta cuatro jugadores en modo local que pueden juntarse en un mismo equipo para jugar contra la máquina o dividirse para enfrentarse entre ellos.

Seguidamente está el modo Copa, el cual ofrece hasta cinco variantes que disputar. El desarrollo de cada una de estas se realiza a través de cuatro partidos, siendo tres de ellos enfrentamientos contra rivales aleatorios mientras que el partido final se disputa con un combinado de los capitanes de los tres rivales vencidos. Al conseguir la victoria en el último partido, se desbloquearán diferentes extras como nuevos equipos, campos de juego, colores adicionales, nuevos torneos y también, en ocasiones, modos de juego. Finalmente queda el modo de Liga en el cual el desarrollo comprende un total de nueve enfrentamientos a un solo partido, sin segunda vuelta, y con un sistema de puntuación estándar competitivo, consiguiendo tres puntos por victoria y uno por empate. Otras opciones que incluye el juego son por un lado la Kickerpedia que vendría a ser un manual de instrucciones con los diferentes pormenores jugables del juego, incluyendo esquema de controles, jugadas especiales, habilidades de cada equipo, características, etc., que serán útiles para poder sacarle mayor jugo al juego y por otro el apartado de Logros, que incluye una tabla de desafíos por cumplir a través de la partida.

Cada partido se desarrolla en un único tiempo de tres minutos de duración en el que el objetivo es, obviamente, marcar más goles que el rival para poder ganar el enfrentamiento y permitiendo cargas y el uso de habilidades especiales contra los rivales sin apercibimientos. Los controles del juego son muy simples en sus dos variantes, ataque y defensa, pudiendo controlar fácilmente a los jugadores de campo sin mucha dificultad con el stick izquierdo del mando. Los tiros a portería se ejecutan pulsando círculo aunque se podrán utilizar dos variantes adicionales: el disparo de energía y el tiro acrobático. El primero requiere de llenar una barra especial, en la parte superior de la pantalla, a través del uso de pases y otras jugadas, que al llegar al máximo, denotado con la palabra Charged, para poder utilizarlo, el cual que tendrá mayor potencia y efectividad cara al gol. El segundo será más simple de ejecutar, requeriendo realizar un pase largo, con el botón cuadrado, hacia uno de los compañeros, el cual realizará un salto acrobático, y al mismo tiempo pulsar en el aire el botón de disparo.

Las habilidades especiales serán uno de los aspectos fundamentales en cada partido ya que permitirá estorbar el progreso del equipo contrario y ganar el control del juego en ciertos momentos, lo cual también sucede a la inversa. Correr con más velocidad, utilizar una vaca en movimiento rotatorio para noquear a los rivales, hacerles bailar o invocar a un ovni para secuestrar a quien tiene el balón serán algunas de estas llegando incluso a afectar de tal manera que los rivales serán noqueados o en otros casos incluso llegarán a invertir los controles. El uso de estas vendrá marcado por el icono del capitán, situado bajo la barra de energía, el cual al brillar marcará el momento en que podrá ser ejecutado, lo cual se realiza pulsando el botón triángulo. Cabe destacar que los porteros no se verán afectados por esto ya que son jugadores controlados por la IA para ambos equipos.

La faceta defensiva incluye movimientos de carga y sesgada en los controles, botones círculo y equis respectivamente, sirviendo el primero de ellos para noquear al rival durante un pequeño lapso de tiempo mientras que la segunda permitirá robar el balón. Para cambiar de jugadores bastará pulsar el botón L1 en esta modalidad para alternar con los otros miembros del equipo en cada situación. En la faceta de ataque, la movilidad puede aumentarse pulsando los botone R1 y R2 para realizar un sprint mientras que los L1 y L2 servirán para utilizar regates que dificulten al rival recuperar el balón, además de poder realizar pases cortos pulsando el botón X.

Jugablemente este título es adictivo de entrada, ofreciendo una buena cantidad de equipos y modos de juego con los que tener una amplia variedad de horas de diversión tanto en solitario como con amigos, permitiendo el juego hasta cuatro jugadores en una partida libre y hasta tres en cada una de las competiciones de liga y copa. Los partidos resultan divertidos por las diferentes habilidades especiales de cada equipo y por las posibilidades de marcar goles de diversas formas. Por desgracia la vida útil del juego se reduce ya que una vez desbloqueado y completados todos los torneos se pierde el interés a la larga.

Gráficamente el juego ofrece un diseño de personajes muy básico, con un estilo que recuerda los personajes de estilo super deformed además de parecer sacados de las producciones animadas norteamericanas. Las diferentes canchas de juego abarcan ubicaciones de lo más variopintas que van desde una granja, un almacén abandonado, una playa u otro en el centro de una ciudad, ofreciendo a su vez variantes nocturnas para cada uno de ellos. Estas carecen de detalles salvo algún que otro punto en movimiento y algún personaje que anima desde la distancia. En cuanto a los menús, son muy simples y no ofrecen ningún atractivo visual.

En el apartado sonoro, el juego ofrece diferentes pistas musicales de estilos variados aunque en general son muy genéricas y pocas de ellas suelen destacar durante la partida. El juego carece de voces, ofreciendo sin embargo samples de sonido para los efectos de disparos, para las habilidades especiales y poco más. No es un apartado que destaque en exceso.

CONCLUSIÓN

Super Kicker League Ultimate resulta ser una interesante propuesta como título de fútbol callejero arcade que llama la atención más por su jugabilidad, adictiva en ciertos momentos, como por las mecánicas de habilidades especiales de cada personaje a la hora de conseguir marcar más goles. A pesar de que posee varios modos de juego, equipos y competiciones, da la sensación de que le falta algo más para mantener el interés para seguir jugando. Eso sumado a su diseño génerico, tanto de menús como de personajes, y a su discreto apartado sonoro, son sus principales defectos.

LO MEJOR

  • Jugablemente resulta adictivo.
  • Opciones de juego cooperativo en modo local con hasta cuatro jugadores.
  • Ofrece una aceptable variedad de modos de juego y competiciones.

LO PEOR

  • Diseño de menús y personajes un tanto genéricos.
  • Carencia de opciones de juego online.
  • Apartado musical discreto.
  • A la larga resulta monótono y pierde el interés.
6

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.