BeTech: noticias de tecnología

ROBÓTICA

Una canasta robótica que te ayuda a encestar: el aro ‘mágico’ con Kinect

Imagina que todas las veces que tiras a la canasta, la pelota entrase. Eso consigue esta creación. Baloncesto para dummies.

Una canasta robótica que te ayuda a encestar: el aro ‘mágico’ con Kinect

Todos/as hemos tirado alguna vez a canasta a lo estrella de la NBA, ya sea en una cancha real, en una canasta de juguete, en un NBA JAM de arcades o una de las entregas de 2K, o haciendo una bola de papel y probando suerte a colarla en la papelera. Y es frustrante cuando no entra, ¿verdad? Eso pensó Shane Wighton, inventor y dueño del canal de Youtube ‘Stuff Made Here’, que ha concebido la canasta de baloncesto soñada: porque no fallas ni un lanzamiento y entran todos.

El Aro Mágico con Kinect de Xbox

Obviamente hay truco, porque ni los grandes como Jordan, Lebron, Bryant o Gasol han acertado siempre. Se trata de un complejo mecanismo que envuelve una canasta con un tablero móvil que ayuda al tiro: cuando tiras a canasta, el tablero puede ‘ver’ hacia dónde va la pelota, con qué ángulo, trayectoria y velocidad.

Y en décimas de segundo mueve el tablero colocándolo en el ángulo idóneo para que rebote justo hacia el aro, y la bola entre. Es como tener un compañero justo colgado del aro para ayudarte palmeándola en el mejor momento posible

Así de ‘sencillo’, aunque toda la tecnología detrás de esto es una suma de componentes robóticos, detección de movimiento, algoritmos matemáticos complejos y cálculos de la parábola elíptica perfecta. Y todo ello usando la tecnología del Kinect de Microsoft, la cámara de la consola Xbox con detección de movimiento. Kinect ayuda al tablero a analizar la trayectoria que tiene la pelota, y también a identificar si hay uno o más tiradores.

NBA 4 Dummies

Lo más impresionante es que desde que la pelota vuela al tablero y es ‘cazada’ por Kinect hasta que se ajusta el ángulo de este y el tiro entra por el aro, todo el proceso de detección, captura, cálculo y ajuste físico sólo tarda 600 milisegundos en llevarse a cabo, unos 0,6 segundos exactos. ¿El problema? Que ahora mismo la canasta de Wighton tiene limitaciones, y sólo calcula bien los tiros desde una distancia exacta y posición.

Pero su creador quiere mejorar esto, y ya va a construir la tercera versión de su canasta robótica. Y lo hace todo desde su casa, con cortadoras de plasma y iPads de 13 pulgadas. ¿Os imagináis las posibilidades de este invento? Lo mismo algún avispado juguetero patenta la idea y crea una canasta para niños con distintos niveles de dificultad para ayudar a entrenar desde peques.