Retro

AmigAtari, 12 horas del mejor sonido ST en un solo disco de Amiga

La escena sigue viva y realizando impresionantes gestas disfrutables por todos. El disco puede ser emulado sin problemas o ejecutado en hardware real

Uno de los duelos reseñables de la historia del videojuego fue el que libraron Atari ST y el Commodore Amiga, los dos grandes ordenadores 16 bits en occidente -en Japón dominaba absolutamente el PC 9800 de Nec-. En los mercados en donde más se extendieron estas máquinas había incontables piques por dilucidar cuál era la mejor máquina, cuál tenía la mejor versión de un juego, cuál tenía mejores gráficos y se escuchaba mejor... (no tan diferente de hoy en día, sólo que en círculos más reducidos y sin un internet accesible desde el bolsillo). Además ambas máquinas tienen una intrahistoria apasionante repleta de puñaladas traperas e inquinas que iban más allá de lo profesional.

Uno de los debates recurrentes giraba alrededor del sonido de ambas plataformas. Amiga tenía un fantástico chip de sonido artesanal creado a la carta llamado "Paula", diseñado para ser la continuación del mítico SID de Commodore 64, mientras que con el ST en cambio se apostó por un genérico Yamaha YM2149F, una de las opciones más extendidas por aquella época. Sobre el papel no debería haber habido discusión posible, aunque la inclusión de un puerto nativo MIDI en el ST lo acabó transformando en toda una potencia de composición musical de cuyo sonido surgieron carreras profesionales y grandes temas (la melodía de Your Woman, de White Town, ahora puesto de moda de nuevo por Dua Lipa, es sonido creado con un ST, al igual que Ray of Light de Madonna o algunos temas de Mike Oldfield, por poner algunos ejemplos). En todo caso esto es una simplificación de la situación porque la situación músical de entonces era bastante compleja con la división entre sonido propio de sintetizador y el creciente uso de los samples, sonido grabado que ya empezaba a ser una realidad posible en el videojuego gracias al aumento de memoria respecto a los 8 bits.

Historia de la demosesce 16 bits

En todo caso, completada la necesaria lección de historia, lo que nos ocupa es algo muy singular. Desde la más que activa demoescene alrededor de estas máquinas, gente que sigue trabajando y produciendo software, demos y música en estas máquinas, nos llega una producción verdaderamente interesante: más de 12 horas de sonido ST demoescene repleto de atractivas melodías, algunas de ellas verdaderamente emblemáticas, emuladas en Amiga, salvando así la rivalidad histórica entre ambas plataformas. Todo un viaje en el tiempo que abarca décadas de producción independiente hasta nuestros días, condensada en un simple disco que nos servirá de memorable acompañamiento para tardes ociosas.

AmigAtari, 12 horas del mejor sonido ST en un solo disco de Amiga
Logo de Oxygene

El disco, producido por Oxygene para el encuentro de la scene en Revision 2020 puede funcionar perfectamente en un Amiga con un 1 Mb de memoria, si tienes uno a mano, o también ser emulado. Está preparado para funcionar sin el rom Kickstart (el componente necesario para poder emular un Amiga de forma legal), así que sólo necesitas descargar un emulador como WinUAE, descomprimir el zip, indicarle la dirección del disco (que acaba en .adf) y asegurarte de que el sistema a emular tenga 1 Mb de Memoria en total (la configuración por defecto son 512 kb en chip y otros 512 de memoria lenta, así que debería funcionar sin tocar nada).

Una vez arrancado, empezará la intro que puedes ver al comienzo de esta noticia y empezará a hacer sonar música de forma aleatoria. Tiene un amplio menú organizado en diferentes temáticas, momentos temporales o grupos que podemos gestionar con el ratón para elegir si queremos algo en concreto, pero no funciona secuencialmente así que una vez termine el tema saltará a otro aleatoriamente, y así durante esas 12 horas si no lo tocamos. Al final del listado encontraremos detalles técnicos y muy interesantes sobre el proceso de emulación

Una gran forma de descubrir una forma de entender la música que perdura en nuestros días.