Banner of the Maid
Banner of the Maid
Carátula de Banner of the Maid

Banner of the Maid, análisis

Analizamos Banner of the Maid, un videojuego de estrategia y rol a cargo del estudio Azure Flame Studio ambientado en una revolución francesa alternativa..

Banner of the maid, desarrollado por Azure Flame Studio, nos ha sorprendido trayendo a nuestros ordenadores un trocito de la revolución francesa. Lo ha hecho dándole un giro fantástico en el que la hermana de Napoleón, Pauline Bonaparte, se une a su hermano en la guerra: conquistando territorios, ganando batallas y frenando los disturbios acaecidos en la ciudad. Un título que a pesar de sus limitaciones, vale la pena descubrir. Os contamos por qué.

El juego nos permite dirigir nuestro ejército en algunas de las batallas más conocidas de la historia napoleónica, nos cuenta, no de manera fiel, sino fantástica, incidentes como el caso del collar o la famosa frase de la reina María Antonieta “Que coman pasteles” refiriéndose al pueblo que se moría de hambre por no tener ni para comprar pan, base de la alimentación del pueblo francés en aquella época.

Nos pondremos en la piel de Pauline Bonaparte, una joven inteligente y con poderes ocultos que pueden cambiar el curso de la batalla, quien además ha de liderar las tropas hacia la gloriosa victoria. En Banner of the Maid hay más de una muchacha con poderes ocultos, todos distintos, pero igualmente útiles, algunas se unirán a nuestras filas y otras sólo serán parte de la trama.

Todo se resuelve en el tablero

Las historias, relatos, anécdotas, e incluso, una obra de teatro, son traídas a la batalla por los protagonistas del juego que no dejan pasar la ocasión de llevarnos a su terreno.

Los enfrentamientos se llevan a cabo en dinámicos combates por turnos. Cada unidad tiene una serie de casillas de movimiento y después algunas acciones que pueden llevar a cabo. A la hora de hacer nuestra estrategia tendremos en cuenta las fortalezas y debilidades de nuestras tropas frente a las del oponente. El tipo de terreno, su altitud, la luz y el clima afectarán también al rendimiento de los efectivos, en plena batalla puede empezar a llover y vernos afectados de forma negativa por las inclemencias meteorológicas. Por supuesto, pensaremos también en otros factores que puedan beneficiarnos como puentes por los que sólo pueda pasar una unidad al mismo tiempo y así poder enfrentarlos de uno en uno, o alguna barrera que podamos derribar para llegar antes a nuestro objetivo.

Las misiones y decisiones que tomamos en el juego nos hacen ganar puntos de favor de una facción u otra, dependiendo de quien la encargue, y una suma de dinero, que nos viene fenomenal para mejorar nuestro equipamiento. Además, en las misiones recogemos documentos que más tarde usaremos en el école militaire para adquirir nuevas habilidades y ventajas para el combate.

El título tiene algunos picos de dificultad que nos llevarán a hacer misiones de subida de nivel, lo ideal hubiese sido poder elegir las tropas queremos enviar al desafío, sobre todo en ocasiones en las que se nos unen personajes con un nivel inferior al requerido para enfrentarnos a una batalla, pero esto queda en manos de la IA.

Banner of the Maid pone mucho énfasis en la historia, las intrigas, las conexiones políticas, los favores… hemos de tener cuidado con las decisiones que tomamos, depende de estas ganarnos el favor de las facciones que compiten por el poder en París. Cada facción controla un tipo de suministros y mejorarán el inventario si nosotros subimos la reputación que tenemos con ellos.

Los militares que se unen a nuestro ejército tendrán diferentes historias de fondo y habilidades especiales, las cuales podremos potenciar si nos ganamos su confianza, algunos de ellos serán conocidos personajes de la historia como Desaix, Lannes o Murat y otros, personajes originales del juego como Charlotte o Paulette, quien perfectamente podría recibir su nombre de un sistema de impuestos abolido tras la revolución francesa.

El secreto está en la mezcla

El juego goza de una estética muy lograda y colorida, mezcla pixel art y escenarios en 2d con perspectiva isométrica para las batallas, con un estilo manga durante los diálogos e interacciones con otros personajes. Los personajes históricos en los que se basa el título salen muy favorecidos en esta versión alternativa en la que, por ejemplo, Napoleón es alto y tiene pelazo. Curiosamente algunos personajes tienen mayor detalle de sombras y sensación de volumen en el cuerpo y la ropa, y un poco menos en la cara, esto se observa de manera muy sutil y sólo si nos paramos a observar con atención. Donde mayor contraste hemos podido notar es en María Antonieta, ya que apenas tiene sombras en el rostro.

Hay algunas misiones especiales que no siguen la estética colorida del título, son las Story of the Maid. El conde de Mirabeau nos cuenta el relato de la primera Maid de Francia, Juana de Arco y nos explica la historia, como todo en este juego, con una batalla. En estos niveles especiales, el terreno carece de color, es completamente gris, se nos presentan los enemigos de color rojo y los aliados de color azul, y tiene la peculiaridad de que sólo hay una forma correcta de conseguir la ansiada victoria.

La música, mezcla estilos consiguiendo crear el ambiente adecuado en cada momento del título. Esta cobra vida en forma de aliados cuya canción nos ayuda en la batalla, e incluso, hay un momento en el que deberemos recrear algunas melodías imitando una secuencia. Esta pequeña quest está englobada en la historia de uno de los personajes, dotando de sentido un toque relajado en el juego.

Nos ha llamado la atención el hecho de estar traducido al inglés, conservando las voces en chino y a la vez utilizando algunas expresiones en francés, sin duda es un juego de lo más cosmopolita.

CONCLUSIÓN

Es un título a tener en cuenta si te gustan los juegos de estrategia, si además te apasiona la historia relacionada con la revolución francesa, no dudes en añadirlo a tu biblioteca de Steam. Banner of the Maid ha sabido aunar el aspecto táctico y el rol. Cada batalla tiene muchas variables a tener en cuenta, las posiciones de las tropas, el clima, la luz, las fortalezas y debilidades frente a las tropas enemigas, las subidas de nivel, las mejoras de equipo… Además, se le une el juego político de las facciones, cada una controlando un tipo de suministros y el hecho de mejorar el inventario a razón de nuestra afinidad con ellos. Por último, cuenta con un apartado artístico digno de mención, desde la banda sonora, al pixel art y la perspectiva isométrica que nos recuerda a Final Fantasy Tactics y de seguro hará las delicias de los amantes del retro.

LO MEJOR

  • Apartado artístico fantástico
  • Una historia fantástica con pinceladas de realidad
  • Los retos extra realmente representan un desafío

LO PEOR

  • Diferencia de nivel entre unidades
  • Solo disponible en chino e inglés
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.