BeTech: noticias de tecnología

ESCANEO FACIAL

El reconocimiento facial público no viola la privacidad de los ciudadanos según Rusia

Un tribunal de Moscú ha dictado sentencia en contra de las quejas sobre la falta de privacidad de las cámaras en las calles rusas.

El reconocimiento facial público no viola la privacidad de los ciudadanos según Rusia

Al pensar en el reconocimiento y en el escaneo facial, solemos dar por sentado y pensar en el Face ID de Apple y por tanto relacionado con móviles. Pero la realidad es que no los aeropuertos de todo el globo ya han empezado a instalarlo. Que vamos a acabar como en el film Minority Report, rodeados de cámaras y sensores que constantemente nos están examinando -de cara a la publicidad personalizada por ejemplo-, es una realidad que hay que asumir, porque ya está empezando a ser esa realidad.

Reconocimiento facial = ¿violación de la privacidad?

En un mundo post 11-S, Estados Unidos y otros aeropuertos del mundo ya usan el escaneo facial para reconocer a los pasajeros que circulan por las terminales. En China, esta tecnología está implementada a nivel de la calle, e incluso alguien que no cruce por un paso de cebra puede ser amonestado en directo por el sistema de la ciudad. ¿Representa esto una clara violación en cuando al derecho a la Privacidad del ciudadano? Según Rusia, no.

Como informa la agencia Reuters, un tribunal de Moscú dictaminó el martes que el sistema de reconocimiento facial de la ciudad no viola la privacidad de sus ciudadanos. Esta decisión es todo un golpe a los activistas que esperaban prohibir el uso de la tecnología.

La abogada y activista Alena Popova y el político de la oposición Vladimir Milov del partido Solidarnost habían presentado una demanda contra el Departamento de Tecnología de Moscú (DIT), que gestiona el programa de vigilancia por vídeo de la capital, con el fin de prohibir el uso de la tecnología en eventos y protestas masivas.

El sistema de escaneo facial de Moscú

Moscú completó su despliegue de reconocimiento facial con la adjudicación de un pequeño contrato de software en diciembre, habiendo gastado ya al menos 3.300 millones de rublos (50 millones de dólares) en hardware, y su sistema cuenta ahora con más de 105.000 cámaras de vigilancia equipadas con la tecnología.

El sistema se mantuvo en funcionamiento mientras se desarrollaban los procedimientos judiciales, y las autoridades utilizaron la tecnología para garantizar que las personas a las que se les había ordenado permanecer en sus casas o en sus hoteles bajo cuarentena por coronavirus lo hicieran.

"Este fallo demuestra que no hay defensas legales para las denuncias por reconocimiento facial", dijo el abogado de Popova, Kirill Koroteev. En su sitio web, la DIT dice que utiliza la vigilancia por vídeo en zonas concurridas para "garantizar la seguridad", y que las grabaciones de vídeo se eliminan en un plazo de cinco días a partir de un incidente, a menos que se haga una petición del público o de las fuerzas del orden.