The Coma 2: Vicious Sisters
The Coma 2: Vicious Sisters
Carátula de The Coma 2: Vicious Sisters

The Coma 2: Vicious Sisters, análisis

The Coma 2 presenta su segunda entrega compartiendo una mecánica y estructura similar a su anterior capítulo, con el que añade una nueva protagonista al lore: Mina Park.

Fue en 2015 cuando el estudio Devespresso Games sacó a la luz The Coma, un título que entonces no pasó desapercibido por su original estética y puesta en escena. Unos años después analizamos su segunda entrega The Coma 2: Vicious Sisters, un survival horror de scroll lateral 2D que nos empujará a sobrevivir y a explorar un aterrador inframundo conocido como el “coma”, un entorno habitado por todo tipo de criaturas provenientes del mismísimo averno.

Como en su primera entrega, el trabajo coreano sigue ofreciéndonos una perspectiva un tanto lúgubre sobre el coma, siendo este un estado que nos conduce a un universo paralelo que atraviesa nuestra joven protagonista mientras tratamos de sobrevivir en un mundo oscuro lleno de criaturas sombrías y terribles. Como si del mismo concepto “Upside Down” se tratase, nosotros seremos quiénes recorreremos su mundo de negrura y de espectros, en vez de que sean estos los que acudan al nuestro.

El despertar de la pesadilla

Nos ponemos en la piel de Mina Park, una estudiante del instituto Sehwa que nos cuenta que su mejor amigo Youngho ha caído repentinamente en un coma de forma inexplicable. Durante lo que se suponía que era una tarde normal en el instituto seremos participes de un extraordinario evento astronómico poco común que hace mella en nuestra protagonista. Mina cae misteriosamente en coma y se despierta en una versión familiar pero algo distorsionada de su instituto, habitado ahora por unas extrañas versiones de sus compañeros y otras criaturas con muy malas intenciones. Sola y asustada, Mina deberá descubrir cómo salir del coma, evitando que las criaturas que lo pueblan se lo impidan.

Jugabilidad de pasillo con una acertada capacidad inmersiva

The Coma 2 hace uso de un desplazamiento lateral presentando elementos de supervivencia y terror; invitándonos a explorar el entorno con cautela. Durante el juego nos moveremos de izquierda a derecha y tendremos la posibilidad de campar libremente por todo el instituto Sewha y sus alrededores. A menudo tropezaremos con obstáculos que no nos permitirán continuar con nuestro recorrido ya sea impidiéndonos cruzar puertas o escaleras, y será entonces el momento de que nos las tengamos que ingeniar para avanzar.

Nuestro personaje dispone de cinco puntos de vida que pueden reducirse de forma progresiva y permanentemente si no se toman ciertas acciones en cada nivel. Sin embargo, llevar a cabo esas acciones también es arriesgado, ya que requiere una mayor exploración a través de los niveles, siendo más fácil toparte con enemigos de forma fortuita. Podremos restablecer nuestra salud comprando tentempiés en las máquinas expendedoras que nos encontraremos a nuestro paso, pero como todo, el dinero también es escaso, y quedarse sin recursos a mitad del juego es una posibilidad real. Por ello deberemos invertir una parte de nuestras monedas a la compra de "fósforos espectrales", ya que nos ayudarán a revelar objetos ocultos, desbloquear notas de la trama y obtener un dinero adicional.

El juego utiliza un sistema en el que cada escenario presenta una criatura que siempre nos estará buscando, hasta que llegue la Sra. Song o la también llamada, Vicious Sister, que tomará la iniciativa para cazarnos.Y no, no podremos derrotar a nuestros enemigos. El objetivo en el juego consistirá en alcanzar los puntos de interés localizados en el mapa, conseguir notas que nos irán revelando datos importantes sobre la historia, evadir ser vistos en el mundo "coma" y resolver algunos puzles. Durante nuestro recorrido nos adentraremos en la oscuridad y nos toparemos con diferentes personajes que nos irán indicando pistas para ayudarnos a avanzar a través del coma.

Un aspecto fundamental del juego es el sigilo, ya que en muchas ocasiones Mina será perseguida por lo que necesitaremos escondernos y ser habilidosos resolviendo quick time events de forma ágil para poder continuar. Del mismo modo, el juego requiere que escuchemos los pasos o mejor dicho, un golpe de taconeo del enemigo para tener una idea sobre dónde está localizado, ya que a simple vista nos costará verlo venir. Uno de los grandes aciertos de The Coma 2, es que consigue crear satisfactoriamente una atmosfera inmersiva durante las persecuciones con el enemigo, que nos podría recordar vagamente a las sensaciones vividas con el obstinado Mr X.

La tensión será palpable en el ambiente, ya que si recibimos un ataque de Vicious Sister, esta prácticamente nos matará de un solo toque sin importar la condición de nuestro personaje, por lo que no nos quedará otra opción que huir, escondernos o llevar siempre equipado con nosotros un spray de pimienta para ahuyentarla. Como elemento nostálgico, contaremos con un viejo confiable Nokia 3310, que nos pondrá en contacto con distintos personajes secundarios que trataran de ayudarnos a avanzar. Según las acciones que tomemos en nuestros diálogos con los NPCs del juego, estas determinarán el transcurso de la trama, ya que el juego tiene dos finales posibles.

Un homenaje a los clásicos del terror japonés

Aunque inicialmente nos pueden hacer creer que "The Coma 2" está lleno de clichés estudiantiles y de los estereotipos clásicos, a medida que avanza el juego nos damos cuenta de que lo que realmente pretende es causar un efecto inmersivo en nosotros, más allá de mostrarnos un título exento otras intenciones. En este caso podemos decir que recrea una adecuada atmosfera acompañada de una buena puesta escena sonora, siendo estos dos factores sus claros ganadores. Con una historia sólida, con un ritmo narrativo in crescendo, y algunos pequeños giros "inesperados", en conjunto el juego funciona. No es perfecto, ya que su jugabilidad es sencilla y predecible, pero si es cierto, que la apuesta coreana consigue acercarnos a su terreno inspirándose con éxito en los mitos clásicos de terror asiático.

Imagen y sonido

La apuesta estética del juego está dibujada a mano por el artista Minho Kim, siendo un estilo visualmente agraciado y que perfectamente podríamos ver plasmado en cualquier anime o manga actual. Como si de un cómic se tratase, los eventos importantes del juego se nos muestran a modo de viñetas y consiguen dejarnos expectantes en numerosas ocasiones. Un aspecto que quedaría por pulir son las animaciones ya que se muestran algo estáticas y en ocasiones pueden alejarnos de la conocida cuarta pantalla y de la inmersión narrativa en general.

Algo que no debemos pasar por alto es del apartado sonoro. Si bien es cierto que el juego se decanta por combinar momentos de silencio sepulcral en los que sólo llegaremos a escuchar nuestros propios pasos o los de nuestros enemigos, también tendremos sonidos estridentes que nos acompañarán durante el juego y que en ciertos momentos nos harán saltar de la silla. The Coma 2 hace un buen uso del sonido, lejos de ser una banda sonora memorable, pero que consigue adentrarnos a la perfección en la inquietante y desconcertante atmósfera del juego.

LO MEJOR

  • Inegablemente, su estética es uno de sus grandes atractivos
  • Su efectiva capacidad de inmersión y logrados efectos sonoros
  • Su historia pese a ser simple, nos invita constantemente a querer saber más
  • Es una versión ampliada y mejorada de su capítulo anterior

LO PEOR

  • Se echa en falta una historia y personajes más complejos
  • A día de hoy no aporta algo nuevo en el género
  • El uso recurrente de clichés lo hace en algunas ocasiones bastante predecible
  • Tiene bastantes fallos de traducción

CONCLUSIÓN

Pese a tener algunos fallos consigue pasarlos por alto, obteniendo en conjunto una experiencia satisfactoria. The Coma 2: Vicious Sisters, es una apuesta recomendable que te hará sentir como en casa si eres amante del lore o del terror asiático.

7.2

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.