Call of Cthulhu
Call of Cthulhu
Carátula de Call of Cthulhu

Call of Cthulhu análisis, Terror cósmico para Switch

  • Cesar Otero

El horror se hace portátil con la versión para Nintendo Switch del último juego sobre el universo Lovecraft. Cthulhu en el bolsillo.

“Los recuerdos y posibilidades son aún más horribles que las realidades”, Howard Philips Lovecraft

Es curioso comprobar cómo uno de los mayores ‘Influencers’ que ha tenido el siglo 20 en la Literatura haya sido tan referente pero tan poco interesante para el ‘Mainstream’. HP Lovecraft ha sido el germen de un tipo de terror cósmico, alienígena, un terror espacial y al mismo tiempo mitológico. Y tan visceral y excelso en detalles en sus obras que hoy día cualquier monstruo tentacular ya se le tilda como ‘deudor del imaginario Lovecraftiano’. Pero, al mismo tiempo, y aunque colosos como Alan Moore le rindan homenaje en sus obras, Lovecraft no parece interesar de cara a crear superproducciones cinematográficas o juegos AAA a su alrededor, basados puramente en su obra.

Por descontado las ha habido, pero siempre rallando esa Serie B, ese ‘juego de bajo presupuesto’. Aquí en España se han hecho films como la 'b-series' Dagon (a ratos muy fiel, a ratos mala) o La Herencia Valdemar, una superproducción española que giraba en torno a Lovecraft tan fallida en algunos aspectos como espectacular y recomendable en otros. Y hace ya 14 años, Headfirst sacó un Call of Cthulhu: Dark Corners of the Earth que, aunque de ‘budget’ realmente ajustado, sigue rondando en el imaginario de los fans del escritor como una de las mejores traslaciones de su universo al formato jugable. El año pasado otro juego salió bajo el mismo nombre de la obra más seminal de Lovecraft, el mismo que ahora hemos visto porteado a Switch.

La Llamada de los Antiguos

En el análisis de hace un año de Call of Cthulhu, un videojuego basado en un juego de tablero que usa a su vez la Llamada de Cthulhu como base, nos hacíamos eco de la mezcolanza de géneros que hacía en su gameplay, que nos tenía investigando, resolviendo puzzles, disparando, usando la infiltración y hasta leveleando al personaje. El problema principal era la poca profundidad en cada mecánica -puzzles fáciles, sección de disparos mínima, decisiones sin variaciones significativas-, y cómo el accidentado desarrollo parecía haberle pasado factura en un título que a nivel jugable intenta ser ambicioso y abarcar mucho y al final se queda en poco.

A esto se le sumaban carencias gráficas y una campaña de 6-7 horas bastante ligera. ¿Qué interés entonces tenía el juego en sí? Su atmósfera, su maldita, puñetera, lúgubre y obsesivamente bien conseguida atmósfera amén de la forma en que enganchaba su historia, por lo que para todo/a fan Lovecraft resultaba en una joya imperfecta ‘rota’ pero hermosa. Ahora la llamada es en Switch, y la duda principal es, ¿ha corregido Cyanide los elementos que lastraban la experiencia Call of Cthulhu? Spoiler: No.

De Innsmouth a Darkwater

Claramente tomando la Sombra sobre Innsmouth como referente, Darkwater es una fantástica recreación de lo que sentiríamos paseando por esa aldea de pescadores opresivamente siniestra, en la que su conexión con el mar va más allá de ganarse la vida. La historia es el punto fuerte de un juego que puede resolverse de una sentada, que engancha para terminarlo y que destila mucha malsanidad -ese prólogo con tiburones descuartizados- en sus escenarios. Y como título de terror no se olvida de soltarnos unos sustos, aunque hay algunos ‘jumpscares’ que son más de cara a la galería que otra cosa, e impropios de la obra Lovecraftiana, que busca más el suspense, el sentimiento del terror sin llegar al susto facilón.

Que una obra enganche siempre es de agradecer, y también que tenga unos diálogos que le ayuden a aportar profundidad a personajes, motivaciones y los secretos que las calles de Darkwater nos van revelando. Jugablemente, como hemos dicho, peca de querer mucho -al inicio era un mapeado abierto, pero el estudio recondujo el juego a un desarrollo lineal-, pero no puede ejecutarlo todo bien. Los puzzles no con complicados, las secciones de infiltración añaden desarrollo, pero no hay muchas, la parte del tiroteo parece metida con calzador, y lo que parece una aventura gráfica en primera persona se va desglosando para intentar abarcar (fallidamente) más.

¿Hay algo nuevo en esta versión Switch? No, Cyanide ha hecho un port sin más, y no ha aprovechado para retocar / corregir / ampliar cosas. De hecho, y como suele pasar, la versión Switch sale peor parada en el tema gráfico.

La cara del Terror

Y es que, como suele pasar, la resolución en Switch es menor. Aún así, elementos como la iluminación se lucen aquí y allá en los juegos de sombras y las luces mortecinas. Y la fabulosa dirección artística sigue salvando el conjunto sin duda, ya que a nivel de texturas estas son muy planas. A nivel sonoro, la BSO oscila entre temas orquestales, otros a piano y otros puramente ambientales que potencian la atmósfera del juego. Sí, voces en inglés, pero muy buena localización de textos al castellano.

 

CONCLUSIÓN

Call of Cthulhu llega a Switch con los mismos aciertos y taras que las versiones de hace un año. Como juego, su margen de mejora es muy grande, peca de ambicioso y las mecánicas lo sufren. Gráficamente suspende en texturas, pero aprueba Cum Laude en dirección artística. Es la ambientación y la trama la que enganchan si las dejas y te tendrán quizás sólo una tarde, pero una buena tarde sin duda. Aunque quien desconozca la obra de Lovecraft o no sea fan, lo tiene más complicado para dejarse encandilar por la propuesta.

LO MEJOR

  • La ambientación, brutal, atmosférica y clavada
  • La mecánica de reconstrucción de escenas añade un poco de variedad
  • La historia, los diálogos y la construcción de personajes
  • Poder jugarlo de forma portátil, el mayor interés de esta versión

LO PEOR

  • Peca de ambiciosa en querer usar varias mecánicas y no las plasma bien, algunas como los disparos son prescindibles.
  • A nivel gráfico tiene muchas carencias, y la fabulosa dirección artística no las tapa todas
  • Las decisiones no tienen tanto peso como parecen
  • La menor resolución con respecto al resto de versiones
6.4

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

¿Está relanzando Switch Lite la Nintendo Switch?

Al salir la versión Lite de Switch pensé muy rápidamente que Nintendo la había cagado otra vez. Digo "otra vez" porque no creo que haga falta recordar episodios pasados como el de la Virtual Boy; o aquel aferramiento demencial al formato ...