BeTech: noticias de tecnología

NASA

La NASA pide ayuda para fabricar un módulo de aterrizaje lunar de 1.000 millones de dólares

La agencia espacial necesita que alguien trabajae en una de las piezas claves para que Artemis sea un éxito.

modulo lunar

Las misiones de la NASA no son baratas que se diga ya que son muchos los recursos destinados a elas. Personal, suministros, energía, combustible… estos son algunos de esos recursos y todos vienen gracias a una inversión de capital destinada a ellos. Pero parece que la NASA necesita algo más que eso para que el proyecto Artemis funcione: una persona capaz de desarrollar un módulo de aterrizaje lunar con 1.000 millones de dólares.

El proyecto Artemis para 2024

En los últimos años no se ha hablado de otra cosa que conquistar el espacio. Salir de las fronteras planetarias es ya una prioridad y los investigadores piensan en lo que tenemos más cerca. Marte es una de las opciones más factibles, pero hay otro sitio mucho antes que el planeta rojo y ese es la Luna. Básicamente en eso consiste la misión Artemis, en la que se pretende que una expedición llegue al satélite y pueda quedarse allí.

Pero para ello se necesita mucha preparación y recursos dedicados, pero lo más importante es que todos los componentes funcionen a la perfección. Se necesita que el vehículo que lleve a la tripulación a la Luna para quedarse sea fiable y que una vez allí los módulos se puedan desplegar y para desarrollar y fabricar todo esto la se ha fijado una fecha: 2024.

1.000 millones para el módulo lunar

Como en muchas otras ocasiones, la NASA pide ayuda a las personas que son ajenas a la agencia. En esta ocasión se trata de algo muy delicado no por su tamaño o fragilidad, sino porque es clave para que todo el complejo que se va a desplegar en la superficie de la Luna sea un éxito. Resulta que se busca a alguien que pueda desarrollar un módulo de aterrizaje para su proyecto. Este es uno de los componentes del proyecto que se compone además de otro módulo de despegue y un remolcador para mover los módulos por el suelo lunar.

El de despegue servirá para conectar con la estación satélite Gateaway en caso de que se necesite. Todo este trabajo tiene un precio y es que se ofrece un presupuesto de 1.000 millones de dólares para quien no solo lance la propuesta, sino que se demuestre que es factible en términos de dinero, tiempo y uso respecto al resto de dispositivos que ya están funcionando. La fecha límite es el uno de octubre, por lo que todavía hay tiempo si quieres intentarlo.