BeTech: noticias de tecnología

ROBÓTICA

Hyundai pondrá exoesqueletos a sus trabajadores para ensamblar coches

La firma japonesa dotará a sus trabajadores de nuevas herramientas robóticas.

hyundai vex

Cada trabajo se aborda de forma diferente. Algunos necesitan fuerza para mover objetos de un lado a otro y otros el intelecto para crear dispositivos que ayuden a otros. Si nos centramos en las fábricas de coches nos encontraremos con la simbiosis de ambas, es decir, máquinas trabajando con personas al mismo tiempo ensamblando piezas para componer un coche. Pero ahora las compañías buscan preservar el físico de sus trabajadores como lo hace Hyundai con el exoesqueleto Wearable Vest Exoskeleton.

El exoesqueleto para fabricar coches

Fabricar coches en cadena es un trabajo mecanizado desde hace años. Los propios robots están programados para realizar su trabajo soldando piezas o ensambladoras, pero a veces los humanos tienen que intervenir en el proceso en persona para que todos los componentes estén correctamente colocados. Para eso Hyundai ha concebido el Wearable Vest Exoskeleton o Vex para los conocidos.

hyundai vex

¿Cuál es la labor de este exoesqueleto? por norma general, estos aparatos se colocan en el cuerpo y las extremidades de un usuario otorgándoles funciones adicionales según las necesidades. Un aumento de fuerza, mejoras de precisión, posibilidad de mantener una posición sin tambalearse… cualquiera puede ser buena, pero en este caso ayuda a garantizar el bienestar de las personas.

Después de una larga sesión de trabajo las extremidades y espaldas de los trabajadores se resienten y mucho a causa de las posturas que realizan. Vex se encarga de facilitar la labor, ayudando a que el personal use menos fuerza y tenga una mejor postura, sobre todo aquellos que se encargan de revisar los bajos del coche.

De momento han sido algunos trabajadores de sus plantas en Estados Unidos los que han probado el proyecto antes que nadie. Dado el éxito y la buena acogida, la compañía se ve fuerte para abordar un nuevo horizonte: la comercialización de este nuevo dispositivo que de producirse en masa costaría cerca de 3.600 euros al cambio.