Gratis en Steam

Undefeated, el juego de Superman que podría ser

Tres estudiantes, Epic engine, un gran diseño y un buen trabajo. Son los ingredientes necesarios para un título que enseña el camino para el hombre de acero.

La academia Vantan en Japón es una escuela multidisciplinar en donde se forman creativos en diferentes áreas, desde diseño de ropa, maquillaje o peluquería a artistas gráficos dedicados al manga, el anime o el videojuego, entre otras disciplinas. A él pertenecen los tres estudiantes que firman este Undefeated, una demostración técnica gratuita recién aterrizada en Steam en la que encarnaremos a un superhéroe al más puro estilo de Superman, moviéndonos libremente para proteger una ciudad usando una versátil gama de poderes muy inspirados en el hombre de acero.

El anónimo superhéroe goza de superfuerza con la que rescatar a transeúntes atrapados en los escombros, o para apagar llamas con una poderosa palmada. Cuenta con la capacidad de volar libremente, así como supervelocidad tanto corriendo como en el aire, lo que le permite llegar raudo a los distintos puntos en donde se necesite. También puede usar sus puños contra sus enemigos y unas poderosas patadas le sirven para generar corrientes cortantes de aire con las que atacar a distancia.

Lo primero que destaca del juego es la fluidez y el dinamismo del personaje, lo que junto a una acertada estética cartoon termina de darle al juego un aire de título comercial con todas las de la ley -ya querrían ese acabado muchas producciones independientes de pago que salen a diario-. Se maneja cómodamente con pad y a los pocos segundos de iniciarlo ya estamos explorando libremente, volando con elegancia por las calles de la ciudad. La velocidad está bien medida para que resulte dinámica y emocionante, pero no ingobernable, por lo que el control es bastante placentero y las sensaciones en el aire están muy conseguida, con pequeños detalles como los restos de cristales cuando chocamos o pasamos muy cerca de un edificio, o el impacto cuando aterrizamos.

Una vez en la ciudad tendremos varias opciones: pruebas de combate y habilidad en vuelo en las que podremos practicar con los controles y competir con nosotros mismos por la puntuación; puntos aleatorios en los que se necesitan nuestros servicios para rescatar a alguien; y misiones que pasan por combatir contra un supervillano en épicos duelos por todo el mapeado.

Protegiendo la ciudad

La dificultad tradicional de crear juegos basados en Superman suele estar en dar respuesta a la pregunta de cómo crear un reto alrededor de un héroe indestructible -un quebradero de cabeza compartido en otros medios, lo que no ha impedido grandes historias con el personaje.- Pero en los videojuegos el resultado es particularmente mediocre en general, incluyendo algunos ejemplos infames de malos títulos como el archifamoso Superman 64. Undefeated ensaya con acierto una fórmula que ya había sido explorada en algunos proyectos: si el personaje es indestructible, que el reto sea salvar la ciudad de la destrucción usando con acierto sus poderes.

En Undefeated, los villanos no se enfrentan directamente con el invencible héroe, sino que tratan de causar el máximo daño posible en la ciudad, representada en una barra de vida que hay que evitar que llegue a cero. Por ello el héroe tiene la doble tarea de ir dañando al villano al mismo tiempo que repara desperfectos; por ejemplo, uno de nuestros oponentes es una antorcha humana que irá dejando incendios a su paso, por lo que no sólo tendremos que ocuparnos de él, sino que también deberemos volar con pericia a supervelocidad cerca de los edificios en llamas para apagarlas y recuperar vida de nuestra protegida. Puede resultar un poco tosco, pero la idea muestra su potencial y hace los combates más interesantes al no limitarse a ser un golpear hasta ganar.

Siendo más una demo técnica que otra cosa, Undefeated tiene obvias carencias como videojuego y tiende a repetirse, por no hablar de un mapeado que se hace pequeño rápidamente- Pero con más variedad, un mapeado más grande y de mayor escala junto algunos toques más, pasaría perfectamente por un título profesional en el que poner dinero. Más allá de lo que podría ser, lo quee hay merece mucho la pena para estar entretenido unas horas.