BeTech: noticias de tecnología

GADGETS

Este chaleco ayudará a entrenar perros para labores de rescate

Este aparato ayudará a que los perros reciban órdenes en casos de alto ruido.

chaleco perro

Domesticar cualquier animal es una labor que exige constancia y trabajo duro. Todo se consigue mediante el ensayo y error, siempre poniendo una recompensa como refuerzo positivo en caso de responder adecuadamente a las instrucciones. Al fin y al cabo, estas directrices son las que permiten la comunicación entre amo y animal, las cuales no tendrán barreras con este chaleco que vibra por control remoto.

Entrenar a un perro sin órdenes de voz es posible

Hay ciertos casos en los que una persona y su amigo perruno se necesitan entender de alguna forma. Por ejemplo que uno de los dos sea ciego o sordo, en cuyo caso ni los gestos o las órdenes son útiles. Sin embargo, los investigadores de la Universidad Ben-Gurion de Israel están trabajando en un proyecto para que ambas partes puedan entenderse sí o sí.

Se trata de un chaleco que vibra por control remoto. En las pruebas, los usuarios acostumbrarán primero al perro a recibir esos estímulos que no son dañinos en ningún caso para el animal. Lo mejor es que el perro no solo reconoce de dónde vienen las vibraciones, ya que la prenda lleva cuatro pequeños motores distribuidos, sino que con la práctica reconocerá las órdenes según el tiempo de vibración.

Se trata de un gran adelanto en muchos campos donde los perros tienen gran presencia. En el video interactúan con órdenes sencillas, pero su aplicación a los campos médicos y de seguridad son de lo más interesantes. La incorporación de este dispositivo a una unidad canina de rescate servirá para ampliar sus capacidades, dando órdenes al can en situaciones de poca visibilidad o mucho ruido.

Por otro lado, también servirá para mejorar la comunicación en el ámbito doméstico. Por ejemplo, una persona muda podrá dar órdenes a su perro con los comandos que le ha enseñado, del mismo modo que un animal sordo también recibirá órdenes por la vibración del chaleco.