El caso de G2A

Los desarrolladores prefieren el pirateo de juegos antes que su compra en G2A

Algunos desarrolladores comparten su desagrado con la página de venta de claves G2A, la cual no les ofrece dinero a las compañías por vender sus juegos.

G2A, la página web que vende claves de juegos con grandes descuentos, ha removido una vez más la ira de los desarrolladores, quienes son los menos interesados en que sus juegos aparezcan y se vendan en G2A. La página ya se ha enfrentado con TinyBuild y Gearbox y debido a un reciente impulso publicitario, se han visto condenados por más desarrolladores. Algunos de ellos incluso aseguran que preferirían que los jugadores se descarguen los juegos pirata antes que comprarlos desde G2A.

Una lucha a dos bandos

En esta ocasión ha sido el editor Mike Rose quien ha publicado en su cuenta de Twitter personal un vídeo y diversos tweets en los que realiza una búsqueda de sus juegos en la web. En ésta aparecen diversos anuncios que G2A ha logrado posicionar para que los usuarios que naveguen encuentren primero su web de claves por encima del propio enlace del editor.

"No ganamos dinero con nuestros juegos si la gente los compra a través de anuncios", aclara Rose.

Por ello, él mismo recomienda que los jugadores que estén considerando comprar un juego a través de G2A simplemente lo pirateen. Además de él, otros se han sumado a la conversación, como el desarrollador de Action Henk, Squid Games, y Rami Ismail de Vlambeer. Éste último ofrece las siguientes declaraciones:

“Si no puedes pagar o no quieres comprar nuestros juegos a precio completo, piratéalos en lugar de comprarlos en una tienda de claves. Estos sitios nos cuestan mucho tiempo de desarrollo potencial en el servicio al cliente: investigando solicitudes de claves falsas, resolviendo devoluciones de cargo de tarjetas de crédito y demás”.

Por ello, el asunto no se limita a que los desarrolladores no reciben el dinero que se paga a G2A, sino que también tienen que proporcionar atención al cliente adicional para aquellos usuarios que adquieren claves falsas o desactivadas.

Durante la última gran oleada de críticas, G2A se ha comprometido públicamente a mejorar, pero no está convencido de los desarrolladores. "Nada ha cambiado", menciona Paul Kilduff-Taylor, de Mode’s 7.