BeTech: noticias de tecnología

TRÁFICO

Semáforos inteligentes, se acabó tener que pulsar un botón

Semáforos inteligentes, se acabó tener que pulsar un botón

Imagina un semáforo que detecta tu presencia y cambia las luces sin tener que esperar ni pulsar un botón.

Los semáforos están divididos en dos tipos: los que están programados con un código y operan de forma automática, y los que incluyen un botón para que el peatón lo pulse pidiendo paso. Estos últimos son a veces un engorro, porque o no tienes una mano libre, o por más que pulse tardan un buen rato en ponerse verde. Estamos en una época en la que la automatización es casi total, y la idea de pulsar un botón y esperar no es compatible con el ritmo actual, sino que parece arcaico. Sí, es cuestión de paciencia, pero también es una tecnología que no ha cambiado en décadas. Y es precisamente lo que han hecho en Austria, aligerarla, adaptarla a los nuevos tiempos.

Semáforos inteligentes con visión artificial

Imagina este escenario: caminas cargado/a, con prisa y necesitas cruzar la carretera. Y en cuanto te acercas al borde y al paso de cebra -regulado por semáforo-, la luz verde salta, los coches se detienen y tu pasas sin tener que apretar botón alguno ni esperar el ciento y la madre. Eso es lo que unos investigadores austriacos han hecho: dotar a un semáforo de de una visión artificial capaz de reconocer a un peatón que entra con la intención de cruzar.

El sistema funciona así: el sistema de visión artificial escanea de forma permanente una zona de 8 x 4,5 metros. Cuando ve a una o varias personas “en la posición correcta“ -suponemos que será cuando están esperando al borde de la acera-, el sistema envía una señal al semáforo para hacerle saber que hay peatones que quieren cruzar, y este cambia las luces para detener el tráfico y permitir el paso. El sistema, según sus creadores, es 3-4 veces más rápido que el sistema clásico - arcaico de pulsar el botón, lo que lo hace más eficiente.

No, no espía a nadie

Otra ventaja importante es que este sistema de detección es flexible, actuando según lo que registre.:Si por ejemplo ve que un peatón se para para cruzar, pero luego echa a andar por la acera de nuevo, mantiene la luz verde para el tráfico. Si ve que en vez de 1 ó 2 peatones hay un grupo numeroso que quiere cruzar, entonces mantendrá la luz roja para el tráfico más tiempo hasta asegurarse que han pasado todos.

Adelantándose a posibles quejas, los creadores señalan que las cámaras de la zona no están diseñadas para reconocer a personas en específico, y que las imágenes que registran no salen de la propia cámara ni van a aparar a ningún tipo de servidor externo. El sistema sigue en desarrollo, pero la compañía Günther Pincher está instalando ya los primeros semáforos en la ciudad de Viena, en Alemania, con la intención de que a finales de 2020 se hayan retirado ya todos los semáforos de botón.