The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel
The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel
Carátula de The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel

The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel, análisis. El comienzo de un grande del JRPG

El último y ya finalizado arco de The Legend of Heroes se deja pasar por PS4 sin grandes mejoras para poder tener la saga en una sola plataforma.

Tras su exitoso paso por PlayStation Vita y PlayStation 3, The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel da el salto a PlayStation 4 la friolera de seis años después de su estreno original en Japón. En gran medida, este cambio de plataforma viene obligado por el declive de las plataformas en las que se inició la franquicia. Nihon Falcom, la desarrolladora de la franquicia The Legend of Heroes, suele crear épicas que se expanden a lo largo de varias entregas. La primera serie fue la historia de Iseruhasa, que se lanzó entre finales de los 80 y principios de los 90. Luego llegaría la trilogía de Gagharv, a finales de los 90. Durante la primera década de este siglo se lanzaría la trilogía de Trails in the Sky, la cual aún terminaría de lanzarse en occidente en 2017. Y en 2013 iniciarían su epopeya más ambiciosa, los cuatro capítulos de Trails of Cold Steel.

El problema es que la franquicia se estrenó en Vita y PS3 el mismo año en que se ponía a la venta PlayStation 4, por lo que los cinco años que tardaron en completar la franquicia provoca que la cuarta entrega se lanzase en Japón cuando ya la industria está con la vista puesta en una previsible nueva generación de consolas y en un momento en el que tanto PlayStation 3 como PlayStation Vita han dejado de ser relevantes en el mercado. Esto provocó que tanto la tercera como la cuarta entrega saliesen directamente en PlayStation 4, lo cual también favoreció que los dos primeros capítulos se adaptasen a la actual plataforma de Sony para facilitar que los usuarios puedan disfrutar de toda la franquicia en una misma plataforma. Es así como nos llega ahora The Legend of Heroes: Trails of Cold Steel para PlayStation 4, un juego que es de otra época pero que, pese a todo, consigue explotar sus grandes virtudes sin problemas.

Una de las grandes virtudes de la franquicia es que cuentan con unos argumentos y unos personajes memorables. En ese aspecto, podría pensarse que hace falta jugar a todas esas entregas que comentábamos antes, pero en absoluto. Más allá de guiños y referencias, cada serie es independiente y esta entrega es el primer capítulo de la historia que se nos quiere narrar, más conocida como el arco argumental de Erebonia. Tal y como ya hemos comentado es la primera entrega de las cuatro de la historia, algo que es importante tener en cuenta porque las 60 horas de juego no son más que una introducción de la historia, la cual va complicándose en las entregas posteriores. Esto, que podría parecer un punto negativo, no lo es en absoluto. La historia que se nos narra es tan profunda, densa, completa e interesante que podría valer incluso como juego independiente. Solo que no es más que un aperitivo de lo que se avecina y, en muchos aspectos, no se ahonda en exceso en muchas cosas.

El comienzo de una historia épica

La historia nos presenta la idea de formar parte de una clase especial de una academia militar (similar a Final Fantasy Type-0, por ejemplo) y lo complementa con un sistema de paso del tiempo similar al de la franquicia Persona (aunque mucho más básico y predeterminado que en la serie de Atlus). Cada uno de los capítulos del juego sigue un esquema bastante similar: pasaremos tiempo en la academia, donde haremos recados e interactuaremos con otros personajes para mejorar nuestra relación con ellos, lo cual potenciará a su vez los ataques conjuntos que podremos usar en combate; nos adentraremos en el edificio abandonado de la academia, donde en cada capítulo exploraremos un piso diferente e iremos viendo cómo se desbloquean nuevas zonas; posteriormente, tendremos un viaje de estudios, donde tendremos varias misiones que cumplir en distintas zonas del mundo; y un epílogo en el que se cerrará la trama específica de ese capítulo y recibiremos nuestra nota.

En esta primera entrega, el juego está pensado para que cada capítulo tenga como protagonistas a uno o dos de nuestros compañeros, de tal modo que los conoceremos mejor y, del mismo modo, nos familiarizaremos con sus regiones, sus costumbres, sus particularidades, etcétera. De este modo, tendremos la trama propia de cada capítulo, la trama conductora del primer juego, las primeras pinceladas de la gran trama de la franquicia, la trama del edificio abandonado y las diversas subtramas del día a día de la academia (mucho más afables y agradecidas). Todo esto consigue que el juego sea muy profundo, con muchas vertientes y, sobre todo, dejando un grandísimo sabor de boca y con ganas de más, incluso a pesar de que hemos pasado ya decenas de horas en su universo.

Aparte de la ingente cantidad de tiempo que pasaremos hablando y viendo secuencias de vídeo, también estaremos mucho rato en mazmorras y combatiendo, como buen juego de rol. En ese aspecto, el sistema de combate es una auténtica maravilla, puesto que es complejo, profundo y ofrece un gran número de posibilidades (ataques normales, golpes especiales, golpes vinculados con otros personajes, magias...), por lo que nos veremos obligados a preparar a fondo cada combate según el tipo de enemigo al que nos enfrentemos. Los combates, por turnos y con orden de ataque de los personajes, son exigentes y, aunque por momentos podamos pensar que los enfrentamientos son sencillos, lo cierto es que es un espejismo. Con el paso de las horas, los combates se irán volviendo cada vez más estratégicos y exigentes, de tal modo que será importante combinar bien las habilidades de los personajes para superar los duelos. En ese aspecto, el juego intenta ser lo más accesible posible y, cuando cuesta mucho un combate, ofrece la posibilidad de bajar la dificultad del mismo, permitiendo que la experiencia se amolde a cada jugador.

Un juego de la pasada generación

Lo más negativo que se le puede sacar a esta entrega es el apartado técnico. Cierto es que son gráficos bonitos y cuidados, bastante entrañables y bien definidos, que dejan un buen sabor de boca. No obstante, ya en su momento estaban por debajo del nivel esperable tanto en PlayStation 3 como en PlayStation Vita, por lo que los problemas se acentúan aún más en PlayStation 4. Animaciones ortopédicas, mazmorras de diseño básico e iluminación irregular pesaban un poco en su momento en el acabado final, pero se notan aún más al tratarse de una consola de potencial superior.

Dentro de eso, esta nueva adaptación ofrece sus mejoras, tales como compatiblidad 4K, 60 fps, gráficos en alta definición, algunas mejoras de optimización en la interfaz o un nuevo modo Turbo para recorrer el mapa más rápido y acelerar los combates. Además, se ofrece audio dual en japonés y en inglés, se han grabado un 50% de diálogos más en inglés y se incluyen todos los contenidos descargables desde el principio. Y por si fuera poco, se puede recuperar la partida guardada de las versiones de PlayStation 3 y PlayStation Vita. Las novedades son abundantes y, aunque no suponen una gran diferencia en lo que es la experiencia de juego, sí que son de agradecer. Eso sí, la mayor novedad que deseaban muchos jugadores, que era la traducción al español, no se ha visto satisfecha, convirtiéndose en un lastre para un juego con tanto texto como este.

CONCLUSIÓN

En general, Trails of Cold Steel es un gran juego, que cumple con todo lo que se puede esperar de un juego de rol japonés. Coge ideas y se inspira en muchos títulos para ofrecer una experiencia muy satisfactoria, en la que sacrifica la excelencia técnica para priorizar un gran sistema de combate y una historia excepcional que nos deja con ganas de más. El hecho de que nos llegue íntegramente en inglés es un lastre para un juego que quiere priorizar la historia, ya que es importante que el usuario pueda disfrutarla plenamente y, por desgracia, este no es el caso en este capítulo, que se queda limitado solo a los mayores aficionados del rol japonés a los que no les importe jugar en inglés. Pese a todo, es el regreso de uno de los mejores juegos de rol nipón de los últimos años y, a la espera del segundo capítulo dentro de un mes, estamos ansiosos por continuar la historia en la tercera entrega, que se ha hecho esperar demasiado.

LO MEJOR

  • Una gran historia, con personajes que merece mucho la pena conocer.
  • Muy largo y profundo.
  • Sistema de combate muy divertido, tan exigente como amoldable al jugador.
  • Incluye mejoras y contenido adicional.

LO PEOR

  • Completamente en inglés.
  • El apartado técnico ya dejaba mucho que desear antes y ahora son aún más patentes las carencias.
  • Al ser tan largo, la fórmula de academia, viajes y misiones puede hacerse repetitiva en algunos momentos.
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

Cosas nuevas

Por fin estoy aquí! Después de casi cinco años viviendo en Berlín, trabajando, aprendiendo inglés y viviendo el sueño europeo termino una etapa y empiezo otra. Una etapa nueva en Madrid que empiezo con ...