BeTech: noticias de tecnología

CONSUMO

España es el 5º país con la electricidad más cara en Europa, según la OCU

España es el 5º país con la electricidad más cara en Europa, según la OCU

La organización advierte que el precio de la electricidad en España durante 2018 ha sido el más caro.

Hemos visto las subidas mes a mes, pero hace falta estadísticas oficiales para darse cuenta de cómo está la cosa en España con respecto al consumo eléctrico y lo que nos cuesta, ya que la OCU (Organización de Consumidores y Usuarios) advierte que el precio de la electricidad en España durante el segundo semestre de 2018 ha sido el más caro desde que la Eurostat, la Oficina Europea de Estadística de la UE, realiza sus mediciones e informes. Para hacernos una idea, nunca los hogares españoles habían pagado la electricidad tan cara: 24.77 céntimos por kWh tal y como confirman los resultados del informe de la Eurostat.

La electricidad está cara en España

De esta manera, España se posiciona como el 5ª país con la electricidad más cara de Europa, tras un incremento de precios del 14% desde el segundo semestre de 2017. Con estos datos, nuestro páis pasa a situarse como el quinto con la electricidad más cara de Europa, tan solo superado por Dinamarca, Alemania, Bélgica e Irlanda.

Eurostat señala que, desde el segundo semestre de 2017, los hogares españoles han visto cómo su factura se ha encarecido en un 14%. Tan solo en 2009, Eurostat señaló una subida similar, aunque en aquel periodo el coste de la factura eléctrica era un 60% inferior a la actual. Eurostat realiza sus estimaciones a partir de las facturas que realmente sufren los clientes, para diferentes escenarios de consumo.

El quinto país de la UE más caro

El más habitual (2500-5000 kWh año) es el que se utiliza como referencia, pero la posición de España empeora cuanto menor es el consumo del hogar, llegando a ser el país más caro de Europa para el escenario de viviendas con consumos inferiores a 1000 kWh de consumo, penalizados por los elevados costes fijos de la factura eléctrica (término potencia).

OCU advierte, además, que la situación de los hogares españoles es peor si cabe, si se tiene en cuenta el poder de compra de cada país, ya que Eurostat sitúa a los hogares españoles como los terceros (tras Portugal y Alemania) en esfuerzo para pagar su factura de electricidad.

Por ello, para la OCU este fuerte incremento de precios no tiene justificación por el incremento de precios en el mercado mayorista de electricidad y recomienda más que nunca a los consumidores con hogares en el mercado libre (60%) que revisen sus actuales contratos y la tarifa que están pagando en la actualidad, ya que existen alternativas diferentes a las habituales -Iberdrola, Endesa, etc- que le suponen un pequeño ahorro en el gasto al consumidor de un hogar o negocio pequeño.