BeTech: noticias de tecnología

MÓVILES

Por qué nos piden que apaguemos el móvil en una gasolinera

Por qué nos piden que apaguemos el móvil en una gasolinera

¿Es un mito o realmente utilizar el smartphone en una gasolinera es algo peligroso? Vamos a ver qué hay de cierto.

Si de algo está el mundo lleno, es de prohibiciones. Raro es el sitio que no nos prohibe algo, ya sea un vado para aparcar, un aviso de no pisar la hierba, no arrojar basura o, como vemos en cines y aviones, apagar el teléfono móvil o al menos ponerlo en modo vuelo durante el vuelo. Pero, ¿qué hay de ese aviso que nos conmina a no utilizar el smartphone mientras repostamos? Que no encendamos un cigarrillo tiene toda la lógica del mundo, pero ¿el móvil también? ¿Es verdad que provocaremos una explosión digna de una peli de Michael Bay por ello? Analicemos el mito y veamos si tiene visos de realidad.

¿Usar el móvil en una gasolinera es peligroso o sólo un mito?

La creencia popular y los carteles que vemos al pararnos a repostar dicen que Móvil + gasolinera = ¡boom!. Y es que los carteles de aviso son una realidad. Y en la época actual, cuando estamos haciendo un viaje largo, parar en la gasolinera es uno de los pocos momentos en que podemos usar el teléfono con la seguridad de que no nos vamos a chocar. La FCC, la Comisión de Comunicaciones de los Estados Unidos, también se preguntó esto mismo y concluyó que provocar una explosión al usar el móvil y enviar un par de WhatsApps o llamar a alguien es quizás una exageración.

La FCC argumenta que provocar un incendio con el móvil es una posibilidad muy remota, ya que la industria de las comunicaciones inalámbricas ha experimentado sin éxito con la posibilidad de crear chispas de esta manera que puedan incendiar materiales inflamables como la gasolina. ¿El resultado? Ni un solo caso confirmado ni un solo incendio documentado que haya sido producido por las señales wireless del teléfono. Pero ojo, que en esto hay elementos reales que debemos tener en cuenta como es la propia electricidad estática.

Explosión por la estática

Si alguna vez os habéis acercado a un dispositivo eléctrico recién apagado y notado cómo se os eriza el vello del brazo, o habéis sentido un chispazo dentro de un centro comercial al rozar otra persona o tocar una superficie metálica, habéis experimentado de primera mano lo que es la electricidad estática. Esta, aunque constituye una posibilidad muy remota, es factible según el Instituto Americano de Petróleos, y más si estamos usando un dispositivo electrónico con batería y componentes metálicos como es un smartphone.

De esta manera es posible que mientras estamos llenando el depósito, cuando la manguera está conectada y bombeando gasolina de la cisterna al depósito haciendo que suban los vapores de la gasolina (el olor característico de toda gasolinera), usar cerca de la boquilla el teléfono o entrar en el coche -que está recubierto de material textil que potencia la electricidad estática- pueden derivar en un accidente. ¿Cómo? Pues saltando una chispa desde nuestras manos a la boquilla de llenado con los vapores alrededor, chispa provocada por haber usado justo antes el móvil. O que la chispa se transmita justo al entrar al coche por la carrocería del vehículo hasta el depósito.

Como vemos, y aunque las posibilidades sean remotas, el mito no es tan mito y puede llegar a suceder, por lo que mejor seguimos las indicaciones. Y si hemos de usar el móvil, que sea después de repostar o alejados del vehículo y la boca del depósito.

0 Comentarios

Normas Mostrar