BeTech: noticias de tecnología

GADGETS

Vuelven los Tamagotchi: ahora pueden casarse, tener hijos y hacernos abuelos

Vuelven los Tamagotchi: ahora pueden casarse, tener hijos y hacernos abuelos

La mítica mascota de los 90 regresa una vez más, esta vez con app pensada para los smartphones.

1996, el año en que Oasis llenaba estadios, Tom Cruise estrenaba la primera película de Misión Imposible, las Spice Girls crearon una fanbase con su Wannabe y en los videojuegos nacieron obras maestras como Resident Evil, Super Mario 64, Metal Slug, Pokémon Rojo y Azul o Tomb Raider. En esa época los teléfonos móviles aún estaban al alcance de unos pocos privilegiados, pero desde Japón llegó algo que hoy día sería una app para smartphones, pero que en ese momento era algo así como una aplicación con su propio dispositivo físico: el Tamagotchi.

La mascota virtual de los 90 que te ponía de los nervios

Con los Pokémon iniciando su reinado, la idea de una criatura virtual que cuidar se convirtió en la base del Tamagotchi, un cruce de una consola Game & Watch y una mascota virtual que pegó tan fuerte en los años 90 como el cubo de Rubik lo hizo en los 80, convirtiéndose en cultura popular y un fenómeno social al estilo de lo que pasó el verano pasado con Pokémon GO en todo el mundo durante sus primeros meses.

Los nuevos Tamagotchi On

En sí un aparato electrónico con la forma y el tamaño de un huevo con una pantalla en blanco y negro pixelada, en ella podemos ver a la mascota virtual que debemos criar, y que como tal necesitaba de darle de comer, llevarlo al baño, jugar con él, curarlo, hacer que durmiera por la noche para dejarnos dormir, etc. Y como buena mascota, si no lo llevábamos al baño a tiempo, debíamos lavarlo después, y tampoco podíamos pasarnos con la comida o los dulces, y había que echarle cuenta ya que corría el peligro de morir.

En la primera versión que salió al mercado sólo podía pararse si conocías el truco de ajustar el reloj, algo que cambiaron en las siguientes versiones. Aún así muchos lo probaron debido al fenómeno y vieron cómo el animal virtual necesitaba tantos cuidados como si fuera uno de verdad, y lo dejaron porque ciertamente podía ponerte de los nervios si sólo lo querías para entretenerte un rato en plan casual -un error de percepción motivado precisamente por el propio fenómeno que alcanzó y que en 1999 estaba en lo más alto.

Tamagotchis embarazos y casados

Pero como hoy día la nostalgia se ha convertido en una poderosa arma de ventas, vuelven los Tamagotchi de Bandai. En realidad han vuelto varias veces, siempre actualizados, y tras varios años fuera del radar, los tenemos de nuevo aquí justo a tiempo para el cambio de década. Con el nombre de Tamagotchi On, la base es la misma: un dispositivo con forma de huevo y tres botones con los que interactuar con una criatura que se mueve por una pantalla que es menos de la mitad del aparato de grande.

Pero lo que de entrada ya llama la atención es el tamaño del huevo en sí. Bandai nos había acostumbrado a Tamagotchis pequeños, con cadena de llavero para llevarlos junto a las llaves. Pero este On, aunque es de bolsillo, no encajaría con el móvil. Otro detalle puramente retro es que la navegación por la interfaz sigue haciéndose mediante botones físicos y no mediante iconos táctiles.

Con app para móviles

Dotado de una (minúscula para la época actual) pantalla a color similar a las que los Tamagotchis han tenido en Japón desde 2008 -por aquí seguía reinando la versión pixelada monocromática-, la nueva versión puede hacerse tediosa de controlar porque On está actualizado con todas las diferentes funciones que Bandai ha ido implementando en su juguete desde 1996. Y aunque la botonadura física era más que suficiente para los Tamagotchis básicos de los 90, con tantos sub-menús y opciones en el nuevo la cosa se complica innecesariamente.

Pero vamos a lo divertido: la capacidad de interactuación. Desde 2004, los tamagotchi pueden comunicarse mediante tecnología de infrarrojos, pero en los nuevos On, hay más interacciones entre mascotas en distintos dispositivos, porque Tamagotchi On viene con funciones como conectividad para móviles también. Ahora podemos enviar a nuestra mascota a que visite a un amigo, que vaya a un hotel, que tenga una cita o que incluso le proponga matrimonio a otro Tamagotchi.

¿Y si acepta? Pues tras la noche de bodas, cada uno recibirá un nuevo huevo que eclosionará y de él saldrá un ‘hijo’ al que también tendremos que cuidar. Y así hasta 16 generaciones a la vez de Tamagotchis viviendo en el dispositivo, una familia numerosa que suena a estrés ya sólo de leerlo. Sí que es cierto que podemos hacer que los papis Tamagotchi se encarguen de cuidad de sus hijos, pero a los padres habrá que cuidarlos también.

Con una fecha de salida para el mercado americano prevista para este mes de julio -se desconoce la europea-, cada Tamagotchi On valdrá 60 dólares, un precio superior a los 15$ habituales que solían costar. Además, vendrán con una app para móviles a la que podremos transferir a la mascota (o mascotas), por lo que a efectos visuales y de control parece que será más cómodo llevarlos en el smartphone. Aunque eso sí: ¿cuánto nos durarán esta vez sin que se mueran y/o nos hartemos? ¿Llegaremos a tener una familia de 16 criaturas simultáneas?