BeTech: noticias de tecnología

MÓVILES

Cómo aprovecha Apple tu viejo iPhone para fabricar baterías con su programa de Reciclaje

Cómo aprovecha Apple tu viejo iPhone para fabricar baterías con su programa de Reciclaje

La clave es su curioso robot Daisy y el uso del cobalto y el estaño como elementos.

En el panorama actual, un smartphone se queda anticuado en un año, y tras 12 meses sale un sucesor que es mejor, más actual, etc. De hecho hay compañías que lanzan 2-3 modelos importantes dentro de un mismo año. Pero incluso con las que son como Apple, que renueva su popular iPhone de forma anual, se sigue creando un enorme stock de móviles que por una u otra razón -están rotos, brickeados, vienen mal- acaban de vuelta en las factorías Apple. ¿Y qué se hace con ellos? ¿Tirarlos? Ni hablar, se reciclan.

El programa de Reciclaje de Apple

Para reciclar un teléfono hace falta desmontarlo y separar cada parte que lo compone. También hay que verificar su estado, ya que de reutilizar un componente defectuoso o dañado no servirá de nada darle una segunda oportunidad. De esto es de lo que se encarga precisamente Daisy, un robot presentado en 2018 con varios brazos y cintas que se encarga de desmontar los iPhones de diferentes generaciones para reciclarlos de la forma más completa, eficiente y ecológica posible.

Y por supuesto tardando menos que un operario humano, ya que Daisy puede ‘machacar’ hasta 200 iPhone a la hora, quitarles los componentes aprovechables y ordenarlos en pilas para transportarlos de forma sencilla. Daisy está compuesta de un conjunto de escáneres, brazos robóticos y cadenas capaz puede desmontar nueve versiones diferentes del iPhone, clasificando todos sus componentes reutilizables en el proceso. Y tan bien ha funcionado la máquina, que Apple ha anunciado hoy una ampliación de sus programas de reciclaje.

Apple Trade In

Con estos programas se multiplican por cuatro el número de lugares a los que los clientes de Estados Unidos pueden enviar su iPhone para que lo desmonte Daisy, que desmontará y reciclará determinados modelos de teléfonos Apple que los clientes devuelvan en tiendas de Best Buy de Estados Unidos, y también en Europa en establecimientos de KPN en los Países Bajos. Además, los clientes pueden entregar sus dispositivos válidos para su reciclaje en cualquier Apple Store o a través de apple.com/es como parte del programa Apple Trade In.

Apple ha recibido casi un millón de dispositivos a través de sus programas, y cada robot Daisy es capaz de desmontar 1,2 millones de dispositivos al año. En 2018, la empresa reacondicionó más de 7,8 millones de dispositivos Apple y ayudó a evitar el desecho de más de 48.000 toneladas de residuos electrónicos en los vertederos.

Daisy, el robot reciclador de Apple

Fabricar baterías nuevas con iPhones viejos

Una vez extraídos de Daisy, estos materiales se reintroducen en el proceso de fabricación. En el caso del cobalto, que es fundamental para las baterías, Apple envía estos componentes del iPhone recuperados con Daisy a su cadena de suministro. A continuación, se combinan con residuos de determinadas fábricas y, por primera vez, el cobalto recuperado mediante este proceso se utiliza para producir baterías de Apple nuevas, un auténtico bucle cerrado para este material precioso.

Apple también usa estaño 100 % reciclado en un componente clave de las placas base de 11 productos. Los ingenieros de la empresa han diseñado una aleación de aluminio compuesta íntegramente de aluminio reciclado que reduce a casi la mitad la huella de carbono de los nuevos MacBook Air y Mac mini con respecto a los modelos anteriores. A partir de este año, el aluminio recuperado a través del programa Apple Trade In se va a refundir para producir las carcasas de los nuevos modelos de MacBook Air.