BeTech: noticias de tecnología

SEGURIDAD

La contraseña más estúpida sigue siendo la más usada para todo

La contraseña más estúpida sigue siendo la más usada para todo

Se trata del password más inseguro que existe, y sigue siendo muy utilizado en todo el mundo.

Passwords, códigos y contraseñas. La vida ‘moderna’ actual nos ofrece el teléfono móvil, las compras online, los correos digitales, los smartphones, Steam, el iPod, las redes sociales. Pero todo eso necesita contraseñas, y al final del día uno/a se da cuenta de que es imposible añadir una palabra clave diferente a cada cuenta, servicio, dispositivo y plataforma que usa, por lo que es normal que a veces recurramos más a la comodidad que a la seguridad. Pero esa comodidad es la que nos puede salir cara.

Contraseñas poco efectivas por comodidad

A veces tendemos a crear contraseñas de muy baja efectividad, aunque otras es directamente para quedarse mirando a los autores... Y es que parece que la gente no aprende tras sucesos como las múltiples brechas de seguridad que sufrimos casi cada mes, y sigue usando a modo de contraseña palabras como su propio nombre, el nombre de una celebridad o el de una autoridad. El año pasado, en Estados Unidos la palabra ‘Donald’ (por el presidente Donald Trump) se convirtió en una de las novedades en cuanto a peores passwords del 2018, seguida de otras como el uso de ‘password1’ o ‘aa123456’.

El problema reside en la cantidad de claves y combinaciones que, como usuario, debemos recordar. Cada nueva cuenta en una web o servicio requiere pensar en una combinación nueva de caracteres, y tendemos a repetir la misma contraseña sencilla de siempre para hacerlo más sencillo. La creación de una nueva contraseña cada vez nos supone una tarea más tediosa, repetitiva y, en muchos casos, una molestia que preferimos evitar lo más rápidamente posible. Las contraseñas dejan de ser una herramienta de seguridad con la que sentirnos a salvo. Al final, los usuarios prefieren recurrir a claves fáciles de recordar, que son precisamente las más vulnerables y las que se siguen usando.

123456, la peor y más usada de las contraseñas

El NCSC o Centro Nacional de Ciberseguridad de Reino Unido ha publicado los resultados de una investigación sobre ciberseguridad en la que ha analizado la información recopilada por el portal ‘Have I Been Pnwed ‘, que recoge datos sobre las credenciales de acceso compartidas por 'hackers' en brechas de datos recientes. El análisis de estos datos ha mostrado que 23,2 millones de usuarios de todo el mundo que han resultado víctimas de una brecha de seguridad utilizaban como contraseña para sus cuentas de servicios en línea contraseñas como '123456’, el primero de este Top 5 del desastre en seguridad online:

  1. 123456, usada por 23,2 millones de personas en el mundo
  2. 123456789, usada por 7,7 millones de personas en el mundo
  3. qwerty, usada por 3,8 millones de personas en el mundo
  4. password, usada por 3,6 millones de personas en el mundo
  5. 1111111, usada por 3,1 millones de personas en el mundo.

Naruto, Superman y el Liverpool



El estudio también ha revelado la alta frecuencia con la que los internautas utilizan como contraseña para sus cuentas nombres propios de personas, como 'michael', 'daniel', 'jessica', 'charlie' y 'ashley', este último empleado como clave de acceso por más de 432.000 personas.

El organismo británico ha advertido también sobre el uso de otras claves inseguras que constan solamente del nombre de equipos de fútbol como 'liverpool' y 'chelsea', los más comunes, así como grupos de música, con 'blink182' y '50cent' a la cabeza -por aquello de ser combinaciones alfanuméricas como recomiendan. E incluso personajes de ficción de comics y manganimes tan populares como 'superman' y 'naruto'.


 Si es tu caso, y por comodidad usas un password así de debil, aquí tienes consejos para crear una contraseña segura difícil de hackear.