Vaporum
Vaporum
Carátula de Vaporum

Vaporum, Análisis: rol de vieja escuela para Switch

Analizamos la obra debut de Fatbot, un Dungeon Crawler deudor de los clásicos del género con atractiva estética steampunk y decenas de puzles que resolver

Los años pasan de forma algo extraña en el medio del videojuego. La nostalgia ha hecho que experimentemos últimamente obras que suponían verdaderas máquinas del tiempo. Lo viejo y lo nuevo se difuminan en esta industria. Géneros que creímos anclados a un periodo concreto, en gran parte por limitaciones tecnológicas, vuelven con la fuerza de una estrella del rock. Y se integran dentro de propuestas mucho más actuales con la naturalidad con la que vemos aparecer un popular título Triple A.

Hay algunos géneros a los que les ha ido mejor que a otros, eso sí. Las plataformas o los metroidvanias se han introducido sin problemas en una industria que sigue aplaudiendo estrenos que recuerden a clásicos como Castlevania o Zelda. Hay otros que no han corrido tanta suerte, y que se han quedado relegados a una audiencia nicho. Es aquí donde entran géneros como el dungeon crawler más clásico, que hasta ahora ha salpicado esporádicamente las librerías de jugadores (generalmente de PC) sin hacer mucho ruido. Títulos como Vaporum llegan para intentar demostrar que el género aún puede crear obras relevantes y moderadamente mainstreams.

Vaporum se construye alrededor de lo viejo, pero tiene una capa de pintura de lo nuevo. Fatbot se estrena con un título que tiene unos valores de producción bastante altos para lo que estamos acostumbrados en un título de este corte. Pero detrás de estos gráficos (que lucen bastante menos en la versión de Nintendo Switch que hemos analizado, aprovechamos para decir) se esconde una jugabilidad que no duda en hacer pasar al jugador por algunas mecánicas muy de la vieja escuela.

Para poner en contexto, Vaporum es un dungeon crawler 3D por casillas con elementos RPG. Para aquellos que no estén versados en el género, esto quiere decir que a pesar de estar en un entorno representado tridimensionalmente, nos movemos exclusivamente en horizontal en cuatro direcciones (adelante, detrás, izquierda y derecha) y de casilla en casilla como si estuviéramos en un tablero. Cómo se podía esperar, de esta limitación inconcebible para los estándares actuales nace un diseño de juego ideado completamente bajo la filosofía de estar jugando en una cuadrícula. Y exploración, puzles y combates le sacan el máximo partido a esto.

En Vaporum volvemos a ponernos en el papel del héroe con amnesia que tan bien funciona en el medio. Nos despertamos en el interior de una robusta y laberíntica torre de metal, y a partir de ahí tendremos que hacer nuestro camino en busca de respuestas. Un protagonista poco hablador para una narrativa que no es que tenga poco que decir, pero lo hace de forma muy cauta y tangente a la experiencia principal. Abusando de las grabaciones y las cartas que la gente deja por el entorno, y convirtiendo parte de la trama del juego casi en un consumible, como podría serlo la munición que cogemos en cofres. Esta narrativa con cuentagotas, aderezada por algunos momentos con algo más de miga en los que nuestro protagonista nos habla para hacer revelaciones, hacen que el juego pueda hacerse un poco cuesta arriba durante los primeros compases, y que cueste entrar en un argumento que no da demasiadas razones para quedarse a corto plazo, pero que sí ofrece incentivos para aquellos que indagan algo más

El juego se estructura en grandes niveles o mazmorras que se suceden una detrás de otra. A pesar de que la dirección de arte se mantiene bastante homogénea durante todo el juego, cada una varía lo suficiente para tener una temática visual propia. Los pilares que comentábamos antes: exploración, combate y puzles son el centro de la experiencia. Cada una de las mazmorras suele tener un puzle central que se nos deja claro desde el principio (como un ascensor que hay que activar) y para poder resolverlo recorreremos el nivel de arriba a abajo resolviendo puzles menores que nos llevarán a esa solución final.

Las mazmorras en Vaporum cambian los goblins y los hechizos por un steampunk que recuerda a títulos como Bioshock, si bien le falta bastante más chispa artística para alcanzar ese nivel. Puertas de metal, engranajes, botones, palancas, y grandes cajas pueblan laberínticos niveles que parecen un mecanismo de locomoción. También lo hacen un buen surtido de enemigos que merodearán la zona esperando dar con nosotros. Desde arañas de metal, torretas y humanoides embutidos en trajes de buzo, hasta otros más rocambolescos que veremos según avanzamos con patrones de combate más avanzados e impredecibles.

El combate de Vaporum se basa en saber explotar bien el sistema de casillas. Los enemigos, al igual que nosotros, realizan sus acciones de una en una, por lo que cuando hagan acciones como avanzar una casilla o girarse noventa grados es buena oportunidad para que “movamos ficha” y nos posicionemos de forma estratégica. El juego cuenta incluso con un sistema de pausa que nos permite ver todo esto de forma más clara. Con la opción activada, el tiempo se congela con cada acción que hacemos, permitiéndonos estudiar nuestro próximo paso con respecto a la posición del enemigo. Este sistema no solo es ideal para ayudarnos a entender el ritmo del combate, sino que nos permite tomarnos un respiro y pensar bien nuestra estrategia en alguno de los enfrentamientos más complicados.

Porque los enfrentamientos pueden complicarse bastante en según qué casos. Una especie de ajedrez en el que saber en qué casilla estar y qué ataque realizar en un momento dado pueden darnos muchos puntos para salir airosos. A pesar de que estos combates son bastante numerosos, el juego consigue mantener un buen nivel de tensión y no caer en la repetición. Cada enfrentamiento es diferente según el número de enemigos y el escenario en el que nos encontremos. Tendremos que cuidar que no nos acorralen, y que no nos dirijan a una trampa o a un hueco por el que nos caigamos. Los enemigos pueden atacarnos cuerpo a cuerpo o a distancia, y es importante conocer los patrones de cada uno para saber cómo posicionarnos en el escenario y minimizar el daño que nos puedan hacer antes de matarlos.

El componente RPG del juego tiene mucho que decir durante el combate. De primeras se nos da a elegir entre diferentes clases que vienen a representar una clase tanque, un “mago” y una más estándar y ágil. A lo largo de todo el juego tendremos numerosas ocasiones de looteo que nos permitirán mejorar nuestro equipo. Podemos mejorar nuestra armadura por piezas y conseguir mejores armas que se adapten a nuestro estilo de juego: armas contundentes a dos manos, una espada en una mano y una pistola en la otra, etc… Se pueden producir en este sentido sinergias interesantes, como por ejemplo, tener equipada una pieza de armadura que mejora la velocidad de un arma concreta de nuestro equipo.

Las estadísticas son importantes. Cada vez que subimos de nivel a través de experiencia, llamada aquí fumio y obtenida derrotando enemigos o consumiendo ciertos items, obtenemos un punto de habilidad con el que podemos mejorar la circuitería de nuestro traje, y trastear con mejoras de habilidades que afectan a nuestra resistencia, la fuerza con ciertos tipos de armas o disminuir la pérdida de precisión que tenemos al blandir un arma por cada mano. El juego se mantiene siempre desafiante, por lo que mejorar nuestro traje es una progresión que debemos llevar con cabeza, mejorando únicamente las cosas que creamos que nos van a servir. De nada sirve mejorar el daño que hacemos con rifles si vemos que a la hora de la verdad solo usamos espada y escudo, por ejemplo.

Las “magias” tradicionales del género toman en Vaporum la forma de gadgets, pero al final cubren el mismo rol. Tendremos un buen número para elegir a lo largo de la aventura, y puesto que la falta de espacio en el inventario es un problema constante, el juego también nos forzará a llevar con nosotros los que más usemos. Podemos usarlos para hacer daño elemental como fuego, ácido o electricidad, pero también para mejorar estadísticas temporalmente como la precisión o la velocidad. Junto con las armas, los gadgets añaden una interesante capa de personalización al arsenal del juego. Explorando las mazmorras encontraremos versiones mejoradas de aquellos que ya usamos, o nuevos tipos que nos soprenderán y nos harán añadir nuevos trucos al estilo de juego que llevemos. Y esto nos vendrá muy bien en un título en el que tendremos que tirar de todos los recursos que podamos. Si el combate se nos complica mucho, siempre podremos reducir la dificultad para tener una experiencia más llevadera, pero donde el juego no hace concesiones es en los puzles.

Mover cajas hacia huecos o para despejar el camino, palancas y botones que abren puertas, objetos que debemos colocar en un orden particular… Los puzles de Vaporum tienen un componente físico esencial, y aunque en su mayoría consisten en “lleva este objeto de aquí a allá sorteando trampas”, o "pulsa estos botones y palancas en este orden" hay muchas variaciones de ello a lo largo del juego. Muchos juegan con la construcción del nivel, obligándote a navegar de forma inteligente por las casillas para alcanzar el camino correcto. Otros nos hacen buscar objetos de misión muy concretos que se necesitan para solucionar un problema particular. Los más complejos requieren una precisión y un timing perfectos, moverse de una casilla a otra en un tiempo y un orden muy específicos.

Es aquí donde el juego muestra su peor cara. Algunos de los puzles pueden cruzar fácilmente la barrera de lo frustrante y tenernos haciendo backtracking sin rumbo durante varios minutos, o quebrándonos la cabeza en busca de una solución única en lo que son puzles que no admiten otra vuelta de hoja que la que está programada. Y teniendo en cuenta lo amplios que son los niveles y las numerosas trampas que tienen, navegar en busca de estas soluciones no es algo inmediato ni falto de peligros. Aquí es donde entra también en juego la importancia del sistema de guardado manual. Se dice que el humano es el único animal que choca varias veces con la misma piedra. Y nosotros nos hemos tropezado varias veces con el fastidio que supone perder la noción del tiempo y morir por un error momentáneo dejando atrás hasta 20 minutos de progreso. Así que los guardados frecuentes son prácticamente obligatorios, porque el juego no lo va a hacer por ti salvo en momentos muy concretos.

Merece la pena dedicar unas líneas para comentar la versión de Nintendo Switch que es la que hemos podido analizar. Como introducimos casi al principio, y cómo es habitual en los ports a la consola, esta versión ha sufrido recortes gráficos notables. En especial en cuanto a texturas e iluminación se refiere. Basta con echar un vistazo a la versión de PC para comprobar que lo que se ha perdido no es poco, y que nos encontramos con una versión visualmente más plana se mire por donde se mire. También es bastante más grave el poco cuidado que se ha tenido con la versión portátil del juego. La interfaz no es un problema cuando la consola está conectada al dock, pero con la consola en las manos leer los numerosos menús no es tarea sencilla para los más miopes, y hará que uno quiera pasarse el mínimo tiempo posible leyendo estos pequeños textos.

Algo también que tarda bastante tiempo en dejar de ser extraño es la traslación de los controles al mando. Es un juego tan eminentemente de PC que incluso tiene que buscar un sustituto para el cursor del ratón en muchas de las mecánicas. Así, acciones como la gestión de inventarios se pueden llegar a hacer bastante aparatosas.

Si puedes llegar a obviar estos problemas, que hacen a uno pensar que probablemente Switch no sea la plataforma ideal para disfrutar este título (no siempre lo va a ser, qué le vamos a hacer) o si directamente no te importa, te encontrarás con un juego que jugado en portátil, consola o PC llega a ser muy disfrutable. A pesar de que haya que poner un poco de tu parte para descubrirlo si no vienes ya de casa siendo fan del género.

Análisis realizado para la versión de Nintendo Switch.

CONCLUSIÓN

Vaporum es un juego nostálgico que pese a la capa de pintura actual que tiene, no puede, ni francamente quiere, ocultar los muchos tics noventeros que arrastra del género y que lo convierten en una experiencia algo aparatosa para el público mainstream actual. El control, su sobria dirección artística que crea niveles laberínticos con zonas muy parecidas entre sí, la obligación de guardado manual y la presencia constante de puzles poco explicativos y algo frustrantes consiguen que sea difícil entrar si no se va predispuesto a ello. Pero una vez dentro es fácil encontrar razones por las que quedarse. Por cada 15 minutos de paseo aparentemente inútil, aparece un momento en el que las mecánicas hacen click y nos permiten avanzar. El título ofrece una mezcla bien medida entre exploración, puzles y combate, que unidos a un robusto componente de RPG hace que el conjunto no sea un camino sencillo, pero sí gratificante.

LO MEJOR

  • Buen equilibrio entre combates, puzles y exploración
  • Completa personalización del estilo de combate y el equipo
  • Diseño de niveles trabajado
  • El modo Pausa permite un respiro y le da un toque estratégico al combate, y es opcional para los que deseen una experiencia sin ayudas

LO PEOR

  • La ambientación no se llega a explotar al máximo, los escenarios podrían ser más variados
  • Muchos puzles pueden ser frustrantes
  • La falta de espacio en el inventario es un problema constante y que limita las opciones
  • La historia es anecdótica y tiene pocos momentos donde brille
  • Los textos son muy pequeños en el modo portátil de Switch, y se hace muy incómodo para sesiones largas
6.5

Correcto

No es lo último ni lo más original, tampoco cuenta con la mejor ejecución, pero puede divertir si te gusta el género. Bien, pero mejorable.

Cosas nuevas

Por fin estoy aquí! Después de casi cinco años viviendo en Berlín, trabajando, aprendiendo inglés y viviendo el sueño europeo termino una etapa y empiezo otra. Una etapa nueva en Madrid que empiezo con ...

A que estais jugando ahora?

Tal y como pongo en el titulo, empiezo este tema nuevo por si quereis comentar a que estais jugando ahora mismo en cualquier plataforma, como vais en el juego y que os esta pareciendo, asi tambien podemos decir si recomendar los juegos para probarlos otros usuarios. Espero que os guste esta...