BeTech: noticias de tecnología

INTERNET

Kiddle, el Google especial y protegido para niños

Se trata de una alternativa al buscador Google que ofrece contenidos apropiados a su edad.

Kiddle, el Google especial y protegido para niños

 En la época del primer iPhone, ver a un niño en Internet era algo que preocupaba al instante, porque todos sabemos los contenidos que un infante se puede encontrar en la Red incluso aunque buscase cosas de la forma más inocente. Pero hoy día no solo es normal, sino tan necesario como enseñarles a manejar un móvil, un PC o una tablet, herramientas que ya no son accesorias sino esenciales en nuestro día a día y para el desarrollo de las nuevas generaciones. Pero también hay que protegerles de los peligros de lnternet, motivo por el que ha nacido el buscador Kiddle.

Kiddle, el Google para niños 



Como leemos en Europa Press, Kiddle es un Google para niños diseñado específicamente para que los menores naveguen de forma segura en Internet, que muestra contenidos apropiados para su edad y que ofrece contenidos educativos fáciles de comprender. Visualmente se trata de una interfaz de uso sencillo con una barra de búsqueda.

El buscador se ha construido siguiendo el modelo de Google, si bien sus responsables explican que no están adheridos a él, y además de la barra, ofrece distintas opciones por si lo que se quiere buscar son vídeos, noticias o imágenes. La supervisión y el filtrado de los contenidos son la clave de este buscador. Y aunque emplea los filtros de Google para bloquear la aparición de contenidos no apropiados, Kiddle también cuenta con un equipo de editores que supervisa y selecciona los resultados que se muestran en las búsquedas.


Proteger al público infantil


De esta forma, se aseguran de que los resultados ofrecen contenidos y enlaces a páginas enfocados a los niños, pero también aquellos que, pese a estar dirigidos a un público adulto, son sitios seguros y de fiar, muchos de ellos escritos de una forma sencilla y fácil de entender, si bien pueden aparecer contenidos algo más complejos, pero siempre de fuentes expertas.



En principio, los contenidos se muestran siguiendo un esquema determinado. Cuando un niño realiza una búsqueda, en los primeros puestos (1 a 3) aparecerán las páginas escritas para un público infantil. Después (4 a 7), mostrará los contenidos de páginas seguras y de fiar que, pese a estar dirigidas a adultos, son fáciles de comprender para los más pequeños. Posteriormente, aparecerán los resultados de sitios web seguros y populares con contenido experto más complejo.  Eso sí, antes de los resultados, y recogidos en un recuadro con fondo en color gris, aparecen los contenidos publicitarios relacionados con las búsquedas.

¿Y si el niño busca contenido inapropiado?

 ¿Qué pasa si un niño intenta buscar algo que no es apropiado para su edad? Si Kiddle detecta que el menor ha introducido una palabra clave referente a un contenido inapropiado, simplemente no mostrará resultados e instará a realizar una nueva búsqueda.



Cabe tener en cuenta que Kiddle está en inglés, y los resultados de las búsquedas también se muestran en este idioma. Aunque permite realizar búsquedas con palabras clave en otros idiomas, los resultados igualmente están en inglés.

CONTENIDOS EDUCATIVOS

Las búsquedas se complementan con contenidos educativos que ofrece el propio buscador, en un aparado denominado Kpedia, que da acceso a una enciclopedia 'online' para niños, cuyo diseño recuerda al de Wikipedia.



Kpedia contiene más de 700.000 artículos de consulta sobre multitud de temas. Se pueden buscar mediante palabras clave desde la barra de la parte superior, o a través del índice de categorías que despliega los distintos contenidos. Se trata de textos no muy extensos, escritos con un lenguaje sencillo para que los niños puedan entenderlos, y que están acompañados de ilustraciones y fotografías, y de hipervínculos que llevan a otras entradas de la Kpedia.