EVO 2019

De pesadilla a sueño: el camino de Arslan para ser campeón de Tekken 7

De no poder volar y verse fuera del torneo, este jugador pakistaní no solo logró llegar a la cita sino que arrasó en las eliminatorias hasta vencer en la gran final.

El nombre de Arslan_Ash posiblemente no nos suene de nada, pero desde ahora este jugador de Pakistán es el campeón de Tekken 7 en EVO Japan 2019. La historia, vista bajo un mero titular, puede parecer normal hasta que te das cuenta de las innumerables dificultades que tuvo que pasar no solo para ganar el prestigioso torneo sino para simplemente sentarse en un avión desde su país. Conozcamos cómo fue todo.

Diario de abordo: destino Fukuoka

Después de meses jugando al título de lucha de Bandai Namco y acumular los suficientes puntos como para ingresar en EVO Japan 2019, Arslan estaba a punto de cumplir un sueño: salir durante unos días de su ciudad para ir —nada menos— que al país por antonomasia de los juegos de lucha y probar suerte en este campeonato con los mejores jugadores del mundo.

Maleta hecha y visado aprobado para viajar al país del Sol Naciente, el miembro del equipo vSlash se dispuso a comprar los billetes de avión, tarea complicada desde el aeropuerto de su país porque los vuelos directos escasean, más aún si es a ciudades distintas a Tokio. En este caso, Fukuoka. Pero todo parecía ir sobre ruedas cuando compró su vuelo para el día 14 de febrero dirección Tailandia, donde haría escala hasta poner los pies en Fukuoka.

Pero todo se torció.

De pesadilla a sueño: el camino de Arslan para ser campeón de Tekken 7
Kazumi, personaje main de Arslan.

El primer problema es que era un vuelo con 12 horas de intervalo, por lo que esta opción quedaba descartada. La solución fue un incómodo y largo viaje con tres paradas… a cambio de llegar allí el 15 de febrero, día en que arrancaba el torneo. Cualquier tipo de retraso en una de las escalas implicaba convertir el el viaje en una mera visita turística… o ver el torneo desde la grada.

Por suerte, el campeonato de Tekken 7 no comenzó hasta el día 16, así que Arslan pudo respirar algo más tranquilo, de forma muy entrecomillada. El siguiente problema llegó en la parada en Malasia para partir a Corea del Sur. El aeropuerto no le permitió ir a Corea porque necesitaba también el visado coreano.

Con tanta presión como en el primer día en un nuevo trabajo, el de vSlash tuvo que buscar otra solución: un vuelo que le llevase directamente de Malasia a Fukuoka (es decir, sin pisar Corea). ¿El problema? No había vuelos para Fukuoka… por lo que tuvo que comprar un billete que le llevase desde el aeropuerto de Malasia hasta Haneda (Tokio) y, una vez allí, otro vuelo más hasta Fukuoka. Perder la cuenta del número de vuelos es lo más normal en este punto de la historia.

(Recordamos que todo tenía que suceder antes del día 16 de febrero).

La historia continúa. Una vez llegó al Aeropuerto Internacional de Tokio-Haneda, situado a 20 kilómetros al sur de la estación ferroviaria de Tokio, se encontró otro problema más: no tenía yenes. Lo único que le quedaba en la maleta eran unos ahorros de reserva de rupias pakistanís, pero no las podía cambiar en las oficinas del aeropuerto porque no contaban con esa divisa. Si todo podía salir mal, salía mal.

Aeropuerto Internacional de Tokio-Haneda
Aeropuerto Internacional de Tokio-Haneda

El jugador de vSlash mira entonces su reloj y se da cuenta que son las 2 de la mañana del 16 de febrero. La empresa eSport para la que trabaja no pudo contratarle ningún servicio porque a esas horas, en plena noche, no había trenes ni autobuses disponibles. Arslan ya estaba en Japón, pero todavía le quedaba un largo viaje hasta Fukuoka.

Pero tal como relata su compañero Albanna, dieron en último momento con un vuelo de Haneda a Fukuoka para las 9 de la mañana de ese mismo día. Si no había retrasos, el jugador pakistaní llegaría a las 10:00 horario local nipón, justo a tiempo para conocer los encuadres de la eliminatoria… ¡y llegó! En total, tres días naturales viajando. Ahora solo quedaba una cosa: levantar el trofeo en EVO Japan 2019.

Comienza el torneo: el camino hasta la gran final

Sin tiempo para dejar la maleta en un hotel que nunca llegó a visitar antes del torneo, este experto en el manejo de Kazumi hizo gala de su talento desde el primer momento. Su experiencia en la escena competitiva de la última entrega de la saga de Bandai Namco es de tan solo un año, pero su irrupción ha sido meteórica. De hecho, su nombre empezó a sonar con fuerza cuando en 2018 logró vencer a Knee, para muchos el mejor jugador de Tekken del planeta.

La esperada revancha del Arslan vs Knee

Debido a su distancia con Norteamérica y otros emplazamientos clave de la temporada, su participación ha sido siempre muy escasa; así que este pasado fin de semana en EVO 2019 tenía que desquitarse, aunque las cosas no empezaron bien. Arslan comenzó perdiendo y se quedó en los brackets de losers a las primeras de cambio, por lo que tuvo que esperar a la repesca para ir remontando. En el camino se encontró de nuevo a Knee en una revancha que muchos estaban esperando. La victoria, una vez más, fue para nuestro protagonista, que comienza a ser la bestia negra del mejor del mundo. Ganó con un contundente 2-0.

De pesadilla a sueño: el camino de Arslan para ser campeón de Tekken 7
imagen de la gran final.

Ya en el Top-32 su moral estaba muy alta y, literalmente, arrasó en la eliminatoria hasta las rondas finales. Su camino a la gran final fue un visto y no visto, dejando en el proceso a grandes como Chanel (número uno de Corea del Sur y compañero de equipo de Knee); y Rickstah, un hueso duro de roer con su Akuma. Ambos con un 2-0.

La siguiente ronda era posiblemente la más importante: tenía que enfrentarse al ganador de la edición de 2018, el vigente campeón de EVO Japan en Tekken, LowHigh. El resultado fue el de siempre: 2-0.

Pikohan_Kouki fue su siguiente víctima, después Book, mejor jugador de Tailandia. No nos preguntéis el resultado: los dos con un 2-0. Llegados a las rondas donde los espectadores en los streamings se cuentan por miles, el siguiente rival era el considerado mejor jugador norteamericano, jimmyjtran, implacable para muchos con Bryan. En este caso fue un 2-1. Solo quedaban dos victorias para la gran final, pero en este punto no eran pocos los que ya le daban por favorito por el despliegue técnico que estaba demostrando en las rondas previas.

Su siguiente rival, chikurin, no tuvo nada que hacer e hincó la rodilla con un 0-2 en favor de Arslan. El último escollo para meterse en la gran final fue CherryBerryMango, otro grande de Corea del Sur. El resultado fue 3-2, billete para la final en mano y con nada que perder. Lo que comenzó siendo una pesadilla podía terminar como un dulce sueño.

Y ahí estaba. Unas horas antes, Arslan se encontraba lidiando con visados, yenes y la duda de si iba a llegar a tiempo para el torneo. Pero su mirada reflejaba ahora determinación sobre esa silla negra de AKRacing. A su lado estaba AK, un jugador de Filipinas que muchos tildan como brillante. Su camino a la final no fue tan duro al clasificarse desde el principio desde el winner side. Sin embargo, ahí estaba el jugador pakistaní para romper toda estadística: 3-0 y 3-1 en el segundo set.

Con 1.500.000 yenes de premio (algo menos de 12.000 euros al cambio) y el trofeo en sus manos, termina una historia digna de un libro, pero que deja el panorama competitivo de Tekken 7 con un interés superlativo de cara al Tekken World Tour, donde —si no hay problemas aeroportuarios de por medio— conoceremos al próximo campeón del mundo.

Quién sabe cómo fue ese viaje de vuelta a casa…

De pesadilla a sueño: el camino de Arslan para ser campeón de Tekken 7
Recogiendo el premio acompañado de todo un Katsuhiro Harada.

Tekken 7

Tekken 7 es la nueva entrega de la popular saga de acción y lucha, que en esta ocasión está desarrollada bajo el motor Unreal Engine 4 a cargo de Bandai Namco para PCPlayStation 4 y Xbox One. Descubre el épico final de la prolongada contienda entre miembros del clan Mishima. La legendaria saga de juegos de lucha vuelve a la carga con este título que ofrece espectaculares batallas con cinemáticas narrativas e intensos duelos para disfrutar con amigos y rivales.

Tekken 7