BeTech: noticias de tecnología

IOS

Hackean apps muy conocidas del iPhone para ofrecerlas gratis, no las bajes

Hackean apps muy conocidas del iPhone para ofrecerlas gratis, no las bajes

Varios piratas secuestran certificados oficiales Apple de desarrollador para alterar apps muy conocidas.

Dice el refrán que ‘lo barato sale caro’. Y en este caso la perspectiva de tener gratis aplicaciones que suelen ser de pago no merece la pena a cambio del riesgo en potencia que puede correr nuestro iPhone. Como leemos en Reuters, piratas de software han conseguido echarle mano a una tecnología propietaria de Apple, con la que han conseguido no sólo acceder a apps de éxito muy conocidas como Spotify, Angry Birds, Pokemon GO o Minecraft, sino lograr distribuir de forma oficial en la App Store versiones hackeadas de estas a través de distribuidores ilícitos de software.

Apps modificadas no-oficiales

Estas compañías de distribución de programas falsos, que incluye a TutuApp, Panda Helper, AppValley y TweakBox, se han aprovechado de un programa para empresas de Apple para permitir a las compañías conseguir 'software' oficial sin intermediarios. A través del certificado de Apple, los desarrolladores ilícitos han creado versiones modificadas de aplicaciones populares para iOS para las que utilizan unas tarifas diferentes a las de los servicios oficiales, desviando así beneficios que según las políticas de Apple deben corresponder a los creadores del 'software'. Estas normas también prohíben la publicación de versiones alteradas de otras aplicaciones, por lo que se trata de una violación de las normas de Apple en toda regla, algo perseguido y castigado por la Ley.

¿Qué consiguen con esas modificaciones? Pues al igual que si usamos un programa de ‘cheats’ en un juego de PC, se trata de tener las apps originales pero con supuestas mejoras y ventajas. Por ejemplo, podemos bajarnos la app de Spotify modificada por TuTuApp sin anuncios y con la opción de descargar toda la música que queramos sin pagar nada al mes, por la cara. También podemos instalar un Minecraft gratis (que vale 7,99€) o un Angry Birds falso que mantienen el juego original pero con una serie de ‘cheats’ para que tengamos elementos y contenido DLC de pago de forma gratuita, o una tabla de trucos para jugar haciendo trampas.

Apple en pie de guerra


En la mayor parte de los casos, estas aplicaciones fraudulentas proporcionaban de manera gratuita o sin publicidad servicios que originalmente son de pago, para atraer así a los clientes y posteriormente establecer precios más altos para las tarifas 'premium', asegurando que ofrecían características adicionales. O sea, que al final tampoco sale la cosa del todo gratis, ya que se trata de pagar lo que pagaríamos por el juego, pero para acceder a otras cosas que el desarrollador original no implementó. 



Por descontado Apple se ha puesto manos a la obra para eliminar este contenido de su App Store, además de unirse a las compañías originales autoras de las apps como Rovio, Spotify, Niantic Labs o Microsoft para perseguir a los desarrolladores ilegales. Aunque a primera vista parezca una opción atractiva, os recomendamos que no las descarguéis, porque al no ser oficiales y al estar manipuladas, cualquiera sabe qué posible elemento malware le han añadido al código base de cada app, además del riesgo de por sí de que te baneen la cuenta de la App Store por usar software modificado sin permiso.