Fitness Boxing
Fitness Boxing
Carátula de Fitness Boxing

Fitness Boxing, análisis

Fitness Boxing para Nintendo Switch, más que un juego, es una app que se inspira en el boxeo y que sirve mantener un estado físico óptimo.

Para todos aquellos que han iniciado el año con el buen propósito de mejorar su estado físico, Nintendo ofrece una solución sencilla y divertida: Fitness Boxing.

El nuevo título de la Switch no es un juego al uso sino más bien una aplicación que permite, mediante una serie de ejercicios diarios, conseguir una forma física óptima sin tener que salir de casa. Esto exige disciplina y los resultados, evidentemente, no son inmediatos. Vamos, como si realizara una actividad física de cualquier índole.

Rutina personalizada

Nada más comenzar, Fitness Boxing pedirá al usuario su altura y peso, de esta manera calculará su Índice de Masa Corporal y determinará cuál es el mejor plan. Se agradece que los chicos de Nintendo no den la tabarra con mensajes tipo: "estás muy gordo" o "deberías hacer más ejercicio". Simplemente recuerdan que estos datos son orientativos y que para asuntos serios se debe recurrir a un médico. Para aquellos que compartan consola y no deseen que los demás usuarios puedan ver sus datos, estos pueden bloquearse mediante código.

Todos los ejercicios están inspirados en el boxeo, por lo que la mayoría se basa en ejecutar determinadas combinaciones de golpes al ritmo indicado por el entrenador virtual. Para ello el jugador debe coger ambos Joy-Con con sus manos, con los pulgares cerrados sobre los botones superiores, y los sensores de los mandos determinarán si la intensidad, velocidad y precisión son los indicados. Un sistema muy similar al que ya han empleado con bastante éxito juegos de baile como Just Dance o musicales como Guitar Hero. A veces la precisión de los mandos no es todo lo fina que debiera por lo que la mejor estrategia es optar por anticipar un poco el golpe.

Cada día se propone una rutina de trabajo, que comienza con unos ejercicios de estiramiento y calentamiento, para pasar en un par de minutos a la faena. Las primeras sesiones son bastante sencillas, combinando golpes de derecha e izquierda al ritmo de la música, a la vez que se mueve el cuerpo siguiendo las indicaciones de nuestro entrenador personal. Al final de cada serie se recibe información sobre cómo ha ido el ejercicio, el porcentaje de golpes buenos y malos y si se debe mejorar algún aspecto en concreto.

A medida que se avanza en los días y se cumplen rutinas se van desbloqueando nuevas series, cada vez más complejas, y que harán sudar la gota gorda si se toman en serio. También se indica el número de calorías gastadas en función de los objetivos que cada uno se ha marcado. Normalmente una sesión suele durar unos quince minutos, pero se pueden variar los objetivos, ampliar el tiempo o incluso parar a mitad de un ejercicio sin mayor problema.

Si estás pensando en Fitness Boxing como un juego para aprender boxeo, este no es el camino. Aquí no hay saco, ni comba, ni flexiones... Ni si quiera es capaz de discernir entre golpes ejecutados correctamente y no; sí te indica cómo hay que hacerlos, pero luego es incapaz de corregir defectos. Si tu objetivo es emular a Rocky Balboa, más te vale acudir a un gimnasio. Es cierto que se llega a sudar, si se toma la cosa en serio, pero funciona más como un app de tonificación física que como un simulador de boxeo.

Trampas en el solitario.

Además de los movimientos de brazos, la pantalla muestra también qué hacer con otras partes del cuerpo, pero como no se emplea cámara para controlarlos o un periférico estilo Balance Board, el jugador puede optar por hacer caso a su entrenador o bien por 'ejercitarse' sentado en el sillón, sin que la máquina sea capaz de descubrir el engaño. También pueden ejecutarse los golpes con un simple movimiento de muñeca y en la mayoría de los casos cuela, pero vamos, que ponerse una aplicación de estas características y no hacerlo en serio no tiene mucho sentido. Hay formas más divertidas de emplear el tiempo con la Switch.

Gráficamente, sencillo.

Fitness Boxing es un juego gráficamente simple con un diseño de entrenadores marcadamente manga pero que tampoco necesita mucho más. Hay disponibles cinco animadores: dos chicos y tres chicas, pero ninguno está especialmente trabajado. Si se toma como referencia el Wii Fit, la cosa ha mejorado mucho, pero si el listón lo marcan los últimos juegos publicados en la Switch, el aprobado queda lejos. Las barras de impacto, que son lo realmente importante, se ven a kilómetros y cada uno de los golpes tiene su propio icono que es fácilmente reconocible. En el caso de dos jugadores en la misma pantalla, todo funciona exactamente igual. Los menús son muy limpios, presentan la información de manera sencilla y con estadísticas de fácil lectura que ayudan a comprender cómo han ido los ejercicios.

Música de fondo

Para hacer más llevaderas las sesiones, que pueden regularse tanto en tiempo como en intensidad, hay varios temas musicales de fondo como Party Rock Anthem de LMFAO, Bad Romance de Lady Gaga... Además las canciones tienen como misión marcar el ritmo de los golpes o el movimiento del cuerpo. Al principio hay pocos temas disponibles, pero a medida que se vayan superando retos se irán desbloqueando más melodías. Si bien se echa en falta una mayor variedad e incluso la posibilidad de elegir tu propia música.

De fondo se escucha siempre la voz (en inglés) de tu entrenador marcando el ritmo o advirtiendo de que llega una determinada serie de golpes. Todo muy al estilo de una clase de fitness.

Más divertido con dos jugadores

El juego permite que dos usuarios compartan ejercicio en la misma consola y "compitan" para ver quién es el que mejor ejecuta los golpes. En este caso es recomendable dejar cierto espacio entre ambos y sujetar los Joy-Con con correas a las muñecas, no vaya a ser que en pleno frenesí aeróbico salga disparado el mando contra la pantalla.

CONCLUSIÓN

Fitness Boxing más que un juego es una app de acondicionamiento físico cuyo éxito depende más de la buena voluntad del usuario que de los controles que impone la Switch. Si se es constante los resultos son evidentes. Destaca por su sencillez, el juego es sobrio tanto en su manejo como en su aspecto gráfico y sonoro. Para aquellos que busquen un simulador para aprender a boxear este no es el camino.

LO MEJOR

  • Sencillo de manejar
  • Menús claros y con mucha información
  • Barras de impacto bien conseguidas
  • Los iconos de los golpes son fácilmente identificables

LO PEOR

  • Controles no son todo lo precisos que deberían
  • Se puede trolear a la máquina
  • La música es escasa y no admite incorporaciones personalizadas
7

Bueno

Cumple con las expectativas de lo que es un buen juego, tiene calidad y no presenta fallos graves, aunque le faltan elementos que podrían haberlo llevado a cotas más altas.