New Super Mario Bros. U Deluxe
New Super Mario Bros. U Deluxe
  • Plataforma NSW 8
  • Género Plataformas
  • Lanzamiento 11/01/2019
  • Desarrollador Nintendo
  • Texto Español
  • Editor Nintendo
  • +3
Carátula de New Super Mario Bros. U Deluxe

New Super Mario Bros. U Deluxe, análisis

El gran juego de lanzamiento de Wii U llega como primer título destacado de Switch. Con la expansión de Luigi y las mismas virtudes y defectos de antaño.

New Super Mario Bros. U Deluxe es el enésimo port que Nintendo Switch recibe de Wii U, algo que tiene su sentido si nos fijamos en las ventas de las revisiones que han salido en la nueva consola de la compañía japonesa en los últimos tiempos. En este caso, la elección del juego puede sorprender, sobre todo si tenemos en cuenta que 3D World y Mario Maker son dos entregas mejor valoradas. Pero más allá de esto, el juego de lanzamiento de Wii U llega este primer mes de enero de 2019 a su nueva casa, Switch, en una versión definitiva y repleta de contenido que, eso sí, mantiene las virtudes y defectos ya conocidos.

La serie New no es de las que más ha calado entre los jugadores dentro del universo Super Mario. Cuando apareció la primera entrega en Nintendo DS, pareció un soplo de aire fresco en forma de ‘revival’, que llegaba para contraponerse a las enormes entregas tridimensionales. Pero el camino de New se fue desdibujando poco a poco. En Wii apostó por un multijugador local a cuatro que aportaba un punto de vista distinto, aunque ya en la segunda entrega portátil quedó muy por debajo de lo esperado. Y llegó este U, penalizado a primera vista por un estilo visual que no enganchaba y por una fórmula que a veces pecaba de perezosa y algo conservadora. Para ser justos, ya en Wii U se mostró como un juego de dificultad creciente y con un diseño de niveles, sobre todo en el último tercio, más que interesante para el amante de los plataformas. Eso sí, en global quedaba lejos del nivel mostrado por otros gigantes del género como Rayman Legends o Donkey Kong Country Tropical Freeze. Y eso, naturalmente, se mantiene también presente más de seis años después.

¿Qué es New Super Mario Bros. U?

Con esta entrega nos encontramos con la fórmula clásica de la serie Super Mario en 2D, lejos de la grandeza de la época de los 16 bits pero con unos mimbres sólidos para divertir y entretener desde la primera partida. A lo largo de nueve mundos vamos superando todo tipo de niveles en los que las plataformas, los enemigos y algunos jefes finales nos intentan complicar nuestro avance. Todo ello bajo un diseño de niveles creciente, que empieza apostando por varias rutas y secretos que invitan a ser rejugados y que aumentan su dificultad sobre todo a partir de las Cumbres Granizadas, donde el diseño ofrece muchos más bloques volátiles, exige saltos más precisos y el hecho de jugar en compañía acaba siendo un desafío más (por el estorbo a la hora de moverse y saltar) que superar.

Navegando por el mundo desde un mapa exterior como si fuera Super Mario Bros 3, pudiendo abrir distintas rutas y fases opcionales, así como niveles de bonus y otros extras, vamos avanzando hasta llegar a castillos intermedios y sobre todo castillos finales donde están los secuaces de Bowser. Dichos castillos, así como otras fases como las casas encantadas, nos brindan una experiencia más desafiante respecto a la media del juego. Y compensan, en parte, los encuentros algo decepcionantes con los jefes finales y sus sencillas rutinas.

New Super Mario Bros. U era un juego capaz de lo mejor y de lo peor en su momento, y eso sigue sucediendo en esta entrega. Tan punto podías sentir cierto desazón en el primer mundo, casi introductorio y sin alma -ahí el diseño visual tampoco ayuda a la hora de ofrecer una personalidad propia como en otras sub-sagas de Mario- como sentirte reconfortado de superar un castillo en el que Bowsy te va persiguiendo constantemente mientras las plataformas se mueven sin cesar entre bolas de fuego y los bloques por los que tenemos que avanzar se caen en la lava tan solo con pisarlos.

Goza de grandes momentos, sobre todo en cooperativo. Avanzar por un nivel glaciar -y por lo tanto resbaladizo- mientras hay en pantalla varios billy balas, saltando entre amigos que nos pueden impulsar hacia arriba -o hundirnos- y que pueden ser nuestra perdición si se quedan en una plataforma que cae al vacío, dejándonos sin camino para proseguir, tiene su gracia. Porque el cooperativo acaba siendo algo competitivo, y el pique sano tan habitual en el juego local se multiplica. Y sirve para maquillar otros elementos que palidecen más sobre todo en solitario.

El título se ameniza entre saltos, enemigos conocidos y diseños familiares mediante una selección de objetos variada, aunque conservadora. Al champiñón, flor de fuego, Yoshi o los champiñones para crecer o empequeñecer, se añaden otros como la flor de hielo, que tira bolas que congelan a enemigos, y sobre todo la Super Bellota, el objeto estrella. Convierte al personaje en una ardilla voladora que puede saltar algo más alto y planear. Eso sí, tiene una incidencia bastante menor en funcionalidad respecto a otros power up estrella de la franquicia (comparado con el disfraz de gato de 3D World, por ejemplo, y ya no hablamos de Odyssey). De hecho, los ítems de mayor interés son los yoshi bebés y sus funciones (hacer de globo, dar luz en la oscuridad, atrapar enemigos en burbujas). También contamos con otros objetos que vuelven, como en champicóptero o el traje polar, aunque su uso se limita a ciertos momentos y modos del juego. En definitiva, son pocas las sorpresas que aportan los objetos en esta entrega, y la incidencia del ítem estrella es bastante relativa a lo largo del juego.

Todo es tal y como lo recordábamos en Wii U, y aunque no se puede decir que no sea entretenido y solvente en casi todo lo que propone, cierto es que si ya en la anterior consola de Nintendo no era el mejor plataformas 2D de todos, ahora que tiene la misma competencia en forma de ports que antaño y se han añadido nuevos contendientes desde el sector indie, no se convierte en un imprescindible como cabría esperar de Mario como protagonista. Eso sí, altamente recomendable para quienes no lo jugaran en su momento, sobre todo por un cooperativo accesible (solo necesitas un joy-con por jugador) y adaptable a todo tipo de jugadores.

La hora de Luigi

Por si las decenas de niveles de Mario no fueran suficientes, en el pack llegan más de 60 fases de New Super Luigi U., en forma de expansión y de propuesta algo distinta en su desarrollo. Básicamente nos encontramos con niveles mucho más cortos (100 segundos para terminarlos) e intensos, no tanto por la limitación del reloj si no por el tipo de desafío a superar. Se usa bastante el juego de plataformas efímeras, saltos combinados entre paredes para llegar a un lugar concreto sin opción de fallar y un diseño que rompe con lo tradicional de New Super Mario, como por ejemplo fases totalmente verticales.

A esto se le suman muchos enemigos invencibles, que provocan que tengamos que esquivar más que vencer, y una sensación de estar en fases mucho más vivas y dinámicas.Todo ello, claro está, con la presencia de tres monedas gigantes por recoger en cada fase y un elenco de objetos que se mantiene intacto respecto al título base principal. Una propuesta fresca, con sus propias reglas (el salto de Luigi es superior al de Mario pero a su vez también es un personaje más resbaladizo). La expansión de Luigi transmite una experiencia más corta, intensa y compacta que no acaba de dar el golpe precisamente por la reutilización de elementos y herramientas que le impiden desmarcarse definitivamente, aunque se convierta en un complemento ideal.

Si a todo esto le añadimos la presencia de varios modos extras que ya conocimos en el juego original de New Mario, como son los desafíos para conseguir vencer al cronómetro o superar pruebas de todo tipo, las partidas turbo donde el ritmo de juego aumenta a medida que vamos recogiendo más monedas y la Caza de monedas que nos invita a combatir para conseguir el mayor oro posible respecto a otros jugadores, el resultado final es el de un juego para horas.

Deluxe es, en resumen, una compilación del original New Super Mario Bros. U y su expansión New Super Luigi, con los mismos extras conocidos en forma de desafíos y con algunos añadidos menores, que se centran sobre todo en la presencia de dos nuevos personajes controlables en el juego base: Caco Gazapo -presente en la expansión- y Toadette. Por un lado, el Caco es inmune a cualquier enemigo o elemento dañino de la pantalla, aunque no puede recoger objetos ni transformarse. Por el otro, Toadette recibe más vidas cuando golpea un bloque con un champiñón de vida extra, se transforma en Peachette con una supercorona y puede planear y, en el caso de los dos personajes, cuentan con más tiempo para superar un nivel y se controlan libremente en las fases acuáticas solo con el stick analógico. Son personajes pensados para los menos hábiles de la casa, y son el único añadido destacado de esta nueva versión.

A nivel técnico, el juego luce especialmente bien en modo portátil, y se mantiene igual de sólido en dock. La resolución y el framerate no son problemas para un juego que no aporta nada nuevo a nivel visual pero que mantiene el tipo, como lo hace también la banda sonora repleta de melodías, sonidos y efectos que conocemos de esta y otras entregas.

CONCLUSIÓN

New Super Mario Bros. U Deluxe es un juego completo en contenido, notable en ejecución pero sin novedades de peso tantos años después. Un título que confirma su voluntad de versión definitiva para una entrega que no está entre las mejores protagonizadas por el fontanero, tampoco entre lo más destacado de Nintendo Switch pero que tiene un acabado sólido, que es muy disfrutable en cooperativo y cuenta con una enorme cantidad de fases por superar. La inclusión de la expansión de Luigi, muy entretenida por ritmo y propuesta, así como el notable acabado técnico general –también en portátil- hacen de esta revisión Deluxe una entrega interesante, sobre todo, para quienes no la conocieran en su momento.

LO MEJOR

  • El desafío de buscar el 100% y el diseño general del último tercio de juego
  • Muy disfrutable y divertido en cooperativo
  • Un pack repleto de contenido y modos
  • En general, New Luigi U es fresco, rápido y diferente
  • Luce muy bien en portátil

LO PEOR

  • Mejoras o añadidos inapreciables respecto la versión original
  • Los jefes, objetos y ciertos mundos están lejos de los mejores Mario 2D
  • La fórmula tenía síntomas de agotamiento y exceso de conservadurismo cuando salió, y ahora se pone más de relieve
8

Muy bueno

Juego de notable acabado que disfrutaremos y recordaremos. Una buena compra, muy recomendable para amantes del género. Está bien cuidado a todos los niveles.

The Boys, la serie y el cómic

Al contrario de lo habitual, comencé The Boys por la serie de Amazon y creo que ha sido una suerte porque la he disfrutado muchísimo. Me ha gustado tanto que después me he lanzado a por el cómic y en una semana he leído más de cincu...