BeTech: noticias de tecnología

VENTA ONLINE

Comprar en Amazon será más caro por culpa de la tasa Google

Comprar en Amazon será más caro por culpa de la tasa Google

El aumento viene motivado por los cambios tributarios presentados por el gobierno.

La semana pasada, el Consejo de Ministros aprobó los anteproyectos del impuesto a las transacciones financieras, el impuesto sobre servicios digitales - la llamada tasa Google - y la ley contra el fraude fiscal. En el caso de la tasa Google, esta supondrá un gravamen del 3% sobre los ingresos generados por servicios de publicidad online, por los servicios de intermediación entre empresas y clientes a través de internet y la venta de datos de usuarios, que afectará a compañías con una facturación global de 750 millones e ingresos en España de al menos 3 millones”.

O sea: el gobierno le pone un impuesto a las grandes tecnológicas de la Red. El Ejecutivo prevé recaudar con estas medidas unos 2.900 millones de euros, de los cuales 1.200 millones serían solo de la tasa Google según el PSOE (la cifra cambia según el partido, ya que el PP estima esta cantidad 1.500 millones). Cifras muy altas no compartidas por Europa. Pero la considerada primera tasa Google de Europa traerá consecuencias directas para todos.

Comprar en Amazon será más caro

Como leemos en ADSLZone, los expertos consideran la previsión de ese beneficio de 1.200 millones que el gobierno espera recaudar como irreal, ya que la estimación de la Unión Europea es más baja -de 5.000 millones de euros pero aplicado a toda la extensión de la Comunidad Europea, no sólo a España. El problema es que, como dice una fuente, “alguien tendrá que pagar por el impuesto”. Gigantes como la propia Google, la popular Amazon o Facebook no van a querer pagar ese sobrecoste impuesto por el gobierno, lo que repercutirá en teoría en una subida de precio de sus servicios que, como siempre, derivará directamente en los consumidores. En el caso de Amazon, la tasa Google repercutirá en el precio de los productos, tanto los que compramos directamente como los vendidos por las compañías que operan desde Amazon Marketplace.

Hagamos números: En 2017, Amazon España tuvo 53,01 millones de pedidos. Suponiendo que un tercio de lo recaudado por la tasa Google lo pagaría directamente Amazon, nos saldría que de media pagaríamos casi 8 céntimos más una vez la tasa Google entrase en vigor -aún faltan meses para eso. 8 céntimos más no parece nada, y además Amazon suele redondear a la baja sus precios para hacerlos lo más competitivos posible, pero si la división española de Jeff Bezos no quiere pagar de sus beneficios lo que el gobierno va a reclamarle con la tasa Google, está claro que el dinero tendrá que salir de alguna parte.

Pérdida de competitividad

No hay duda que la tasa Google es una manera que tendría Europa de obligar a las grandes tecnológicas a pagar los impuestos que no pagan en realidad, por tributar fuera de los países donde generan los ingresos. Pero según las fuentes, esta tasa y las nuevas planteadas para entrar en vigor podrían representar un problema en España para atraer nuevos clientes, por aquello de que habrá quienes se lo piensen y no quieran venir a importar / exportas cosas de España.

De momento no sabemos qué pasará ciertamente, pero sí es una realidad que las grandes tecnológicas como Amazon y Google ya se están preparando para reaccionar cuando la tasa Google entre en vigor.