Vigésimo aniversario MGS

David Hayter: cómo se convirtió en Solid Snake

El actor que dio vida a Solid y Naked Snake recuerda el camino que recorrió para interpretar al famoso personaje de la saga Metal Gear Solid.

Hace veinte años se publicó un videojuego que pasó a los anales de la historia, Metal Gear Solid. Fue la semilla del éxito de Kojima, el título que lo elevó, no sin parafernalia, al estatus que hoy detenta. El personaje de su historia, Solid Snake, el rudo exsoldado de Foxhound, se infiltra en el complejo Shadow Mosses para derrotar al grupo de élite, ahora rebelde. El hardware de PlayStation permitió que los personajes adquirieran voz. Eso, unido al estilo cinematográfico de Hideo Kojima, nos proporcionó una experiencia única que quedó grabada en la mente de muchos de los jugadores de la época.

Metal Gear Solid V supuso un final un tanto abrupto, no solo por las implicaciones que tuvo la salida de Hideo Kojima, sino también por el adiós de David Hayter, el actor que encarnó tanto a Solid Snake como a Naked Snake, y que fue sustituido por Kiefer Sutherland en esta quinta entrega. Sin embargo, ahora que se cumple el vigésimo aniversario de la franquicia, el propio David Hayter ha explicado cómo fue el proceso que le permitió encarnar a Snake durante casi dos décadas.

David Hayter en primera persona

En un artículo publicado en Escapist Magazine, el actor y guionista ha escrito un artículo en primera persona en el que relata cómo se hizo con el papel. En el año 1997, Hayter produjo y protagonizó su primera película indie, Burn. Ganaron algunos premios y se pasearon por festivales, pero no llegaron a un acuerdo de distribución y un año después se encontró “deprimido” y sin dinero. “Llegué a Hollywood a la edad de 20 años lleno de sueños de gloria. Tenía la intención de ser una estrella de la acción como Harrison Ford o Tom Cruise”. En medio de una crisis existencial, recibió una llamada de su agente. Kris Zimmerman, director de casting con el que ya había trabajado en Captain Planet, quería que hiciera una prueba para un videojuego secreto.

“Conduje hacia una extraña casita en Orange Avenue, justo en el centro de Hollywood. La casa había sido transformada en oficinas de casting y el salón en un estudio de grabación. Kris me recibió con los brazos abiertos y la directora japonesa del casting, Keiko, me enseñó el arte que colgaba en las paredes, dibujado por un hombre llamado Yoji Shinkawa”. Según Hayter, que había presenciado audiciones raras antaño, esta en concreto la sintió “diferente desde el principio”.

David Hayter estaba familiarizado con Japón, pues pasó parte de la adolescencia en el país del sol naciente e incluso acudió al instituto allí. De hecho, trabajó como actor de doblaje en varios proyectos de anime. Recuerda cómo fue la audición para Metal Gear Solid: “Estaba haciendo el casting para encarnar a Snake, un soldado de la fuerzas especiales en una misión de infiltración en solitario. Era exactamente el tipo de héroe que siempre había querido interpretar, lo di todo y me sentí bien con lo que había hecho en la audición. Sin embargo, pasada una semana, no me dijeron nada. Pensé que había sido otra oportunidad perdida, otra audición más en el océano”.

Pasó los siguientes días visitando a su amigo Adam Duritz, que tenía una banda que se disponía a grabar su tercer álbum: “Estaba allí casi todos los días, principalmente porque siempre tenían comida gratis, así que habitualmente pillaba cerveza del frigorífico del grupo. Estaba comiendo y charlando con los miembros de la banda cuando mi teléfono Motorola Star-Tac empezó a sonar”.

-¿Hola?-“contesté como solían hacerlo los chicos de entonces. Era Jennifer Hale, mi amiga desde hace cinco años. Jennifer era también una conocida actriz de doblaje, mi mentora y en ocasiones hasta mi madre”. La conversación pronto derivó en algo muy esperanzador. “Adivina quién va a ganar algo de dinero”, le dijo la muchacha. Efectivamente, esta vez iba a ser él. También Jennifer consiguió un papel, nada más y nada menos que el de Naomi Hunter.

“Me mandaron el guion, que tenía más de mil páginas (…). Empecé a leer y mis sospechas se confirmaron. Era genial y mi parte también...excepto que Snake era mayor que yo. Ya era una leyenda militar y estaba retirado cuando el coronel Campbell volvió a Alaska con el fin de reclutarle para una última misión. Empecé a preocuparme, mi voz no encajaba con ese tío. Mi voz natural era joven y prepotente, como la un piloto de guerra irresponsable que no sabe cuándo cerrar la bocaza. A medida que iba leyendo las líneas, la voz empezó a baja de tono y a sonar rasgada, más cansada”. Fue con ese cambio de tono cuando Solid Snake nació, se convirtió en el personaje que todos conocemos hoy día.

El personaje estaba “cansado de volver al campo de batalla, cansado de la responsabilidad y harto de que le llamaran leyenda”, relata Hayter. “Este hombre no era yo, pero era alguien, una persona propia, habilidosa y dura. Era más que yo, mejor que todos nosotros”. Según el actor, Snake era el papel ideal para cualquiera. Cuenta que la grabación de las voces del primer juego se completó en tan solo 10 días, mientras que la de Metal Gear Solid 4: Guns of the Patriots se grabó en 9 meses. “Y aquí estoy, veinte años después He estado presente en 8 ferias del cómic en este 2018. He firmado un montón de autógrafos, hablado con miles de personas solo este año acerca de su amor por Snake y de cómo sus aventuras cambiaron sus vidas”.

Hayter lo sabe. Ha trabajado mucho durante estas dos décadas, pero le debe un montón a la saga de Kojima: “Fue Snake el que me hizo famoso (…). La gente me llama leyenda todo el rato (ocurrió la pasada noche), y francamente, no sé cómo Snake se cansó de esto.

Puede que en España la voz de Alfonso Vallés sea la que haya quedado en el imaginario colectivo como la verdadera voz de Snake; puede incluso que Hayter y Vallés tengan en común varias cosas, como por ejemplo, formar parte del recuerdo de la gente. No importa lo que hagan, siempre serán recordados por haber encarnado a un personaje tan amado como Solid Snake. "¿Pero qué coño?" Diría Snake frente a Psico Mantis.Y así fue, una voz inolvidable para un protagonista único.

Metal Gear Solid

El argumento de MGS permite al jugador tomar el papel de Solid Snake, un veterano retirado de las fuerzas especiales.
Metal Gear Solid