Actualidad

Razones para jugar The Council

Un título artístico, visualmente bello y con una trama profunda que te convertirá en el mejor detective. Left Alive confirma fecha de llegada Atención fans de Fortnite, que llega edición física

El arte y los videojuegos van de la mano con The Council

The Council estrenó recientemente el penúltimo capítulo de la serie que conforma al título dramático desarrollado por Big Bad Wolf.  Ambientado en el siglo XVIII, nos pondremos en la piel de un detective pertenciente a una orden secreta, la cual se conforma de personajes de gran relevancia como Napoleón Bonaparte o George Washington ¿Podrá el investigador Louis De Riche conseguir inmortalizar a The Council en nuestras consolas?


Tan real que casi puedo tocarlo. Gráficas y apartado visual.

The Council posee un nivel de detalle muy bueno en prácticamente todo, es espectacular, y no es para menos, pues es un juego donde la observación es crucial para conseguir tus objetivos.

Los personajes conservan un nivel puntual de definición visual, rasgos faciales, gestos, accesorios y movimientos con el cuerpo, estas características hacen que cada participante del juego tenga un nivel genial de realismo, pues es a través de estas que se muestra la personalidad de cada uno.


Big Bad Wolf desarrolló hasta el más mínimo detalle de las cosas, por lo que pequeños objetos como un tintero, una pluma de ave, un candelabro e inclusive la comida, tienen un peso visual importante, pues al igual que los personajes, si no somos lo suficientemente observadores no podremos conseguir cumplir nuestras metas.

El arte real también es arte en The Council; las pinturas y esculturas tienen una definición espectacular, pues si se es meticuloso con la vista, es posible ver las pequeñas pinceladas en las pinturas, inclusive el reflejo de las luces que apuntan hacia las obras. Lo relevante de esto, es que no solamente están bien recreadas, sino que el nivel de detalle es fundamental, pues en ocasiones será requerimiento observar cada píxel de las esculturas y de los lienzos para resolver algún puzle.

Narrativa visual y espacio de juego

Los escenarios no pasan desapercibidos, pues tienen una importancia en el arco argumental. Complementan la búsqueda al ambientar correctamente al jugador, pues ninguna sala ni salón es igual a otro. A lo largo de todos los capítulos, los diálogos y enfrentamientos suceden en lugares donde te toman por sorpresa, como las escaleras o el balcón, por lo que hay que estar atentos casi siempre.

Un aspecto que brinda de una gran narrativa a The Council, y que Big Bad Wolf supo manejar muy bien, es el juego de cámaras y encuadres que suceden durante una deducción de pistas, análisis de algún contenido y sobre todo en las confrontaciones. Esta dinámica de cámara enfatiza las emociones de los personajes y aumenta la tensión y drama de las escenas.


¡Soy un gran detective! Puzles y acertijos

Tendremos momentos de exploración con capacidad de movernos por el escenario, aunque todavía está la limitante de no poder desplazarse por todo el escenario a nuestro gusto, las misiones nos limitan a varios cuartos para movernos con libertad; pero con esto nos bastará para tener un puzle que nos destruya la cabeza durante un buen rato.

Los puzles son complicados, requieren de una ardua exploración y de consultar a menudo el diario del personaje para retomar pistas. Un aspecto que resalta, es que no basta con tener todas las pistas y todas las habilidades, necesitaremos de una reflexión muy profunda para atar todos los cabos, es decir, la actividad detectivesca correrá de nuestra parte. Esto resulta muy intenso y le otorga un dote realista a The Council.

Estoy seguro que me está mintiendo... Personajes y diálogos

Los diálogos y las confrontaciones son la característica más importante en The Council, pues con base en ellas, es como cada jugador vivirá la trama; es decir, tendremos más de dos caminos para concretar los episodios, y lo mejor de todo es que una decisión en el episodio uno, podrá repercutir hasta el tercer o cuarto capítulo.

Durante cada interacción con los personajes, obrendremos infomación de ellos, debilidades y fortalezas emocionales, las cuales deberemos tener en cuenta al momento de tener una confrontación con ellos, pues las mismas técnicas de diálogo no funcionaran con todos, sino que a cada  tendremos que acercarnos de diferente manera.


Las consecuencias nos traen cosas buenas... a veces. Un toque de rol.

Los ítems en The Council tienen una relevancia considerable durante el desarrollo de un conflicto dialógico y pueden usarse en cualquier momento, incluso durante las conversaciones, pues nos ayudarán si nos faltan puntos de habilidad para encaminar la interacción con alguien, o de curarnos de estados que influyan negativamente en nuestras relaciones.


Posee una ligera dinámica de rol, dónde desarrollamos habilidades dependiendo de hacia donde queramos invertir nuestros puntos, aspecto que se vuelve importante porque de esta forma, cada jugador vivirá una experiencia distinta tanto en su personaje como en la historia.

No olvides seguir a The Council en Twitter

The Council: The Mad Ones

The Council, desarrollado por Big Bad Wolf y editado por Focus Home Interactive para PC, PlayStation 4 y Xbox One, es una aventura de corte narrativo en formato episódico en la que debemos investigar una sociedad secreta reunida a manos del enigmático Lord Mortimer en el año 1793 y donde nos encontraremos con personajes como Napoleón Bonaparte o George Washington. The Council es un juego episódico diferente al resto. Aporta un soplo de aire fresco al género de la aventura narrativa, en el que tus elecciones y tu personaje importan de verdad. Toma decisiones complicadas y desarrolla diversas habilidades para impactar directamente en el devenir de la historia. Las consecuencias son permanentes y no hay vuelta atrás. Sumérgete en una historia de intrigas y manipulación al estilo de las clásicas historias de crímenes, con un grupo de personajes carismáticos que esconden oscuros secretos. No confíes en nadie y descubre funestas verdades, sin importar los daños físicos y mentales.

The Council: The Mad Ones